#Noticias

Steely Dan definieron un sonido y a una generación por sí solos

Walter Becker, 50% del influyente proyecto norteamericano, ha muerto a los 67 años de edad.

05.09.17
Frankie Pizá

«Has oído su música y la voz de Fagen en todos sitios: en el supermercado, en salas de espera, en oficinas, en coches, en el dentista, en eventos deportivos…»

Así comienza su homenaje a la figura de Walter Becker, Questlove, intentando simplificar la influencia que un músico desconocido para el gran público ha tenido en la música contemporánea.

Becker, guitarrista, bajista, saxofonista y co-fundador de Steely Dan, Becker está a la altura de músicos como Michael McDonald o Jeff Porcaro si analizamos la dirección de la música norteamericana en la década de los 70.

Un sonido que combinaba Rock, Soul y Pop invadió la FM y las listas de éxitos a través de los Doobie Brothers, Hall & Oates, Bobby Caldwell, Toto y Steely Dan, proyecto que se convirtió en el principal exponente.

Su nombre se basó en la icónica novela hip de William S. Burroughs, El almuerzo desnudo; debutaron en 1972 tras algunos años como músicos y escritores de canciones con su primer álbum para ABC Records, «Can’t Buy A Thrill».

Su sonido se puede simplificar en piezas como «Do It Again», su mayor clásico y primera canción de su primer LP: una forma de Rock que de forma natural abrazó la diversidad musical que en aquellos momentos se estaba gestando orgánicamente en Estados Unidos.

La influencia de Steely Dan se puede percibir desde el Rock más clásico hasta el Hip Hop contemporáneo; tracks como «Black Cow» o «Peg» (o su álbum más vendido, «Aja») han sido sampleados en infinidad de ocasiones por diferentes productores a lo largo de las últimas décadas.

A través de la página oficial de Becker se confirmó su muerte a los 67 años de edad por razones relativas a una enfermedad no especificada; hacía unos meses que tuvo que cancelar una gira por Estados Unidos.

Mac DeMarco, John Darnielle (the Mountain Goats), Bethany Cosentino (Best Coast), Nile Rodgers, Jason Isbell, Talib Kweli o Just Blaze indican con sus diferentes homenajes en las últimas horas la amplitud del legado de Becker y Steely Dan.

Donald Fagen, inconfundible voz de Steely Dan, ha escrito el recuerdo más emotivo para su compañero musical desde 1967:

«Walter Becker was my friend, my writing partner and my bandmate since we met as students at Bard College in 1967. We started writing nutty little tunes on an upright piano in a small sitting room in the lobby of Ward Manor, a mouldering old mansion on the Hudson River that the college used as a dorm.

We liked a lot of the same things: jazz (from the twenties through the mid-sixties), W.C. Fields, the Marx Brothers, science fiction, Nabokov, Kurt Vonnegut, Thomas Berger, and Robert Altman films come to mind. Also soul music and Chicago blues.

Walter had a very rough childhood – I’ll spare you the details. Luckily, he was smart as a whip, an excellent guitarist and a great songwriter. He was cynical about human nature, including his own, and hysterically funny. Like a lot of kids from fractured families, he had the knack of creative mimicry, reading people’s hidden psychology and transforming what he saw into bubbly, incisive art. He used to write letters (never meant to be sent) in my wife Libby’s singular voice that made the three of us collapse with laughter.

His habits got the best of him by the end of the seventies, and we lost touch for a while. In the eighties, when I was putting together the NY Rock and Soul Review with Libby, we hooked up again, revived the Steely Dan concept and developed another terrific band.

I intend to keep the music we created together alive as long as I can with the Steely Dan band.

Donald Fagen
September 3 2017.»