#Noticias

Una oda a tu propia carrera

El nuevo álbum de Snoop Dogg es tanto un tributo que él mismo se profesa como un lúcido resumen de todas sus virtudes.

23.05.17
Frankie Pizá

Fotografía original del álbum «Neva Left», tomada por Chi Modu en 1993.

No podemos imaginar sonar mejor a Snoop Dogg que en un resumen de su extensa carrera. Uno de esos documentos perdidos en YouTube que sinteticen toda la trayectoria del G original en unos 20 minutos de metraje. Solo la sustancia.

Una cápsula que recoge todo lo mejor de Snoop Dogg; de su afinación única a los artistas contemporáneos que de alguna forma generaron su propio contexto, dentro y fuera de la West Coast. Eso parece a corto y largo plazo «Neva Left».

Solo un rapper que lleva más de dos décadas en el juego puede hacer un disco así; cada track del álbum cubre un perfil, una parte del carisma y momentos del californiano desde su esencial debut, «Doggystyle», en 1993.

«Promise You This» recoge la influencia de antepasados como King Tee y pone a la TR-808 de nuevo en el papel principal; «Bacc In Da Dayz» samplea a A Tribe Called Quest; el track principal o «Big Mouth» llevan consigo el espíritu del G-Funk clásico, lo llevan en los graves, en el ritmo, en la forma en la que se integran los samples.

Este es su decimoquinto trabajo en largo, un homenaje propio a una figura de indiscutible resonancia en el Rap contemporáneo: «Lo que he buscado con este disco, y ha sido un movimiento espontáneo, ha sido hacer un disco que recoja cada uno de los momentos y fases de Snoop Dogg en los últimos 25 años».

Él mismo lo publica a través de Doggystyle Records. Cuenta en las tareas de producción con nombres como Mike and Keys, BADBADNOTGOOD, Rick Rock o KAYTRANADA; para las colaboraciones, se une a antiguos y nuevos colaboradores, como K. Camp, Wiz Khalifa, KRS-One, Too $hort, Charlie Wilson, Redman, Method Man o Nef The Pharaoh.

Precisamente Nef The Pharaoh comparte con Too $hort acción en uno de los mejores cortes, «Toss It»; inmediatamente después aparece «420 (Blaze Up)», otro de los cortes más simbólicos por consonancias con el sonido G-Funk.

«Solo he querido publicar música que represente a la generación de Hip Hop de la que vengo» ha añadido Snoop. Y no hay mejor momento, cuando artistas como Kamaiyah, YG o G Perico están volviendo a dar sentido a un sonido que ya tuvo su ocaso.

Un desvío consciente y totalmente introspectivo de Snoop Dogg, un rapper que es una indiosincrasia en sí misma.