#Noticias

Pauline Oliveros: La reverberación será eterna

28.11.16
Frankie Pizá

«Cómo escuchamos es la base de la creatividad y la cultura» dijo en 2003 Pauline Oliveros, una de las compositoras y vanguardistas más importantes del Siglo XX. La americana ha contribuido durante más de 5 décadas a cuestionar e imaginar nuevos enfoques musicales y teorías; las más importantes y reconocidas fueron la noción de «conciencia sónica» y la de «escucha profunda».

Nacida en Houston (Texas), comenzó su relación con la música a través del acordeón y la influencia de su madre, pianista; tan solo con 16, ya en California, se sumergió en la experimentación a través de cinta y magnetófono. Oliveros supuso la siguiente generación de la mujer en el mundo de la experimentación electrónica tras pioneras como Daphne Oram o Delia Derbyshare.

La única mujer en el revolucionario San Francisco Tape Music Center (fundado por Morton Subotnick y Ramon Sender), Oliveros estuvo presente en la llegada de los primeros Buchla y en la construcción de la ética de la música electrónica en la década de los 60, coincidiendo en el tiempo con Suzanne Ciani, Terry Riley, Loren Rush o Steve Reich, entre otros.

Ya en la Universidad de San Diego, Oliveros empezó su largo estudio de la «experiencia de la escucha»; en la década de los 70 publicó artículos como The Poetics of Environmental Sound alrededor de la ausencia real de silencio y varios reflexionando sobre el papel de la mujer en el terreno de la composición y experimentación musical. Algunos de sus ensayos más famosos fueron reunidos en el documento Software for People.

tiu-noticias-pauline-oliveros-reverberacion-eterna-2016-2

Algunas de las técnicas electrónicas y teorías de la acordeonista y pensadora estuvieron directamente influenciadas por sus estudios sobre las culturas nativo-americanas y religiones orientales, incluyendo prácticas ritualistas y meditativas.

A medida que avanzaban los años sus estudios y filosofía adquirieron más profundidad: en los 80 definió su trabajo Expanded Instrument System, sobre la relación del humano y los avances tecnológicos, así como la mencionada «deep listening» a partir de un concierto en una gran cisterna de uso militar con una reverberación de 45 segundos.

Aquella actuación inmortalizada en 1989 Oliveros dio forma a la «disciplina de interpretar y grabar en espacios atmosféricos y resonantes», además de comenzar su campaña por la diferenciación entre «oír y escuchar».

En una entrevista, la teórica comentó:

“In hearing, the ears take in all the sound waves and particles and deliver them to the audio cortex where the listening takes place. We cannot turn off our ears–the ears are always taking in sound information–but we can turn off our listening. I feel that listening is the basis of creativity and culture. How you’re listening, is how you develop a culture and how a community of people listens, is what creates their culture.”

«Reverberations: Tape and Electronic Music (1961-1970)», edición de lujo formulada por Important Records en la que se recogieron parte de sus primeros trabajos experimentales es uno de los títulos fundamentales de la última década.

Olveros murió el pasado 24 de noviembre a la edad de 84 años; su última aparición pública tuvo lugar en el festival Le Guess Who? En sus últimos años continuó dando clases y seminarios en el Rensselaer Polytechnic Institute y el Mills College.

Desde músicos cercanos a compañías han honrado este pasado fin de semana a Oliveros; The Bug, Ben UFO, Moog Inc., el festival Unsound, Oneohtrix Point Never o Danny L Harle son algunos de los diversos artistas y empresas que han dado las gracias por su influencia.

tiu-noticias-pauline-oliveros-reverberacion-eterna-2016-3

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.