#Noticias

La aplicación AWAL quiere que los artistas mantengan su independencia

30.03.17
Frankie Pizá

La gran mayoría de artistas y grupos musicales están ya convencidos de las ventajas del streaming; la normalización de este modelo de consumo viene tras el aumento notable de la popularidad de empresas como Spotify y los ajustes en la regulación de las regalías que progresivamente han ido llevando a cabo las propias discográficas.

Queda mucho trabajo hasta conseguir que la industria musical sea equitativa y de a todos los actores lo que realmente merecen, ya sea con intermediarios discográficos o con una relación directa entre servicio y artista.

Hay además otros matices que generan dudas: uno de los más determinantes es la poca transparencia del diseño de la industria musical actual, tanto a nivel de los datos que se ofrecen a los artistas como la «contabilidad» real de las ganancias de cada obra (y todos sus beneficiarios).

Ante esa necesidad cada vez más recurrente para los «nuevos» artistas independientes, aparecen proyectos como el de la aplicación AWAL, un recurso que pretende «ofrecer herramientas de grado profesional a los artistas independientes».

Son palabras del presidente de Kobalt Music Recordings, Paul Hitchman, al frente de una iniciativa que ofrecería a los «artistas seleccionados» toda una lista de opciones como el volumen detallado de sus escuchas en los diferentes servicios (Apple Music y Spotify), datos demográficos y un exhaustivo resultado de sus beneficios por regalías.

Decimos «artistas seleccionados» porque no cualquier proyecto musical tendría acceso al servicio, al menos por ahora: AWAL seleccionaría a los beneficiarios de sus herramientas en función de su propio criterio.

AWAL tan solo le quitaría a los artistas un 15% de sus regalías, un retorno por la distribución digital, características de la aplicación y su «equipo de promoción». Los artistas ganan «conservar el 100% de los derechos sobre su obra».

AWAL da acceso a un análisis depurado del propio artista y se lo entrega en sus propias manos: los grupos pueden saber qué canciones están teniendo más repercusión entre sus fans para así poder tomar decisiones de cara a sus directos, sus próximas grabaciones, colaboraciones, etc.

El CEO de Kobalt, Willard Ahdritz, se refiere a que el principal objetivo de AWAL es «acelerar el proceso de éxito» en tiempos del streaming. «Los artistas de hoy en día necesitan entender las señales que impulsarán su éxito en el futuro y ser capaces de actuar con rapidez» ha comentado en la nota de prensa oficial.

La llegada de algo como AWAL plantea diferentes cuestiones: al parecer, la propia empresa Kobalt tiene su propio equipo de A&R, y a los artistas que estén dentro de su programa se les ofrecerían «adelantos en metálico» para «acelerar su carrera».

Una aplicación que parece esconder una estrategia parecida a la de una discográfica a la antigua usanza. Lo hace ofreciendo unas herramientas útiles para que una carrera artística e independiente sea «supuestamente sostenible».

AWAL se fundó en 2004 para ayudar a los artistas independientes a nivel global; hoy por hoy en su lista de 20.000 miembros encontramos a Moby, Passenger, Ray BLK, R3HAB, Tom Misch, VERITE, Yung Lean, etc.

Aunque AWAL propone algo innovador, ofreciendo opciones reales para que los artistas puedan gestionar sus propias decisiones sin contar con una discográfica, su filtro de entrada y porcentaje de beneficio indican que existe otro tipo de estrategia a largo plazo.

Para los miembros de AWAL, la aplicación está disponible en iOS y Android desde el 29 de marzo.