#Noticias

Diego Navarro explora los límites entre la tecnología y la naturaleza

31.01.17
Frankie Pizá

«Un futuro no muy lejano donde naturaleza y tecnología inevitablemente se unen». Escenarios en los que los adelantos tecnológicos combinarán de forma homogénea con los procesos biológicos que nos envuelven.

Para Diego Navarro, restulta una «obsesión»; ya en su mix para Classical Trax manejó un concepto similar, imaginando «un bosque sintético enorme lleno de criaturas y cajas negras guardando memorias de la humanidad».

El artista, relacionado con el colectivo CU)LO, explora esta conexión cada vez más cercana en su primer título para Sweat Taste: «NURTURE»

«La progresiva caída de las fronteras entre lo que consideramos orgánico y lo que consideramos tecnológico, con los nuevos avances en técnicas y materiales, las posibilidades de integración de carne y cuerpo cyborg, y nuestro mayor entendimiento de las estructuras de funcionamiento de la vida inteligente hasta niveles neuronales, creo que nos encontramos en un punto clave previo a un potencial salto evolutivo para el ser humano y para todo aquello que se introduzca en este juego de alquimia, algo que encierra tanto potencial de belleza como de peligro».

El interés por la biotecnología y por recrear fantasías de este tipo en el terreno de la música de club contemporánea ha crecido recientemente; editoriales como Salviatek ejemplifican otro punto de vista similar, imaginando piezas de tecnología que se integran en el organismo humano, algo que ellos llaman «biobots».

El primer single de este undécima referencia de Sweat Taste se titula «First Light», y ellos la definen como «una exquisitez tan hipnótica como detallista; una ejecución precisa que define perfectamente el espíritu del álbum y del futuro que está creciendo ante nuestros propios ojos».

El jueves 2 de febrero estará disponible todo el paquete.