#Noticias

Dax J y la fragilidad de lo sagrado

Su inclusión en Túnez de un corte que samplea un llamamiento a la oración musulmana ha provocado el cierre del club y valido repetidas amenazas de muerte.

04.04.17
Pau Cristòful

El DJ británico Dax J poco podía imaginar lo desencadenaría cuando hizo un guiño pinchando un corte que samplea un el llamamiento a la oración musulmana.

Lo había estado poniendo en sus recientes actuaciones por Europa, por lo que no llegó a pensar que ofendiera al público tunecino.

Todo eso pasó el viernes 31 de marzo en Nabeul (Túnez), cuyo club El Guitone ha tenido que cerrar después del suceso, que pasó durante el transcurso del festival Orbit.

Los vídeos que emergieron en las redes con gente bailando bajo el llamamiento alertaron las autoridades de este país de mayoría musulmana.

El gobernante de la ciudad de Nabeul fue quien ordenó el cierre del local, además de arrestar el manager de la sala por «violación de los buenos modales», considerando que los hechos atentan contra sentimientos religiosos y sagrados.

Este lunes, el festival Orbit compartió un comunicado en su Facebook pidiendo disculpas y clamando por «la paz y el perdón» que para ellos define su idea del Islam.

Por su parte, Dax J también pidió perdón vía Facebook, aunque finalmente ha tenido que cerrar su página debido a las amenazas de muerte que estaba recibiendo.

Actualización (07/4/2017): El gobierno tunecino ha condenado a Dax J a un año de prisión por los hechos, mientras que el propietario y el responsable del festival han quedado libres de cargos.

Este es el comunicado oficial del artista en su página de Facebook.

«I wish to express my deepest apologies to anyone who has been offended by the music that I played at the Orbit Festival in Tunisia last Friday. I am incredibly saddened that anyone would believe that I played a track, featuring a 20 second vocal of the “Call To Prayer / Adhan”, for any reason other than its musicality and the beauty of the vocal.

As a result of this unfortunate and unintentional incident, yesterday in my absence and without notice, I was convicted in the Tunisian courts and sentenced to 1 year in prison. I am currently back in Europe and this conviction in place will expire in 5 years.

I hold the upmost respect for all religions across the globe and I can now understand how my recent actions could have been perceived in the wrong way. We must all take time to truly respect and appreciate everybody’s beliefs in this world to move forward as a global society.

Through this experience, I have gained a greater and deeper insight into the world that we live in. I will continue to create art through music, and I look forward to sharing this with you.»

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.
Etiquetas: ,