#Entrevistas

SAFT: La ideología es la propia música

El entorno editorial fundado por Patrick Luca en las Islas Canarias concibe un sello como una familia: ellos ya tienen en la suya a DâM-FunK, Chris Gray o MOON B.

26.09.16
Frankie Pizá

Hace muy poco que llegaba hasta nosotros la noticia de que DâM-FunK había preparado un EP en solitario para un sello canario; una conexión transatlántica que además iba a albergar el lado más cercano a la pista de baile del californiano.

SAFT es una marca vinculada a la escena House/Deep House a la que está prestando atención público de todo el mundo: a su catálogo ha llegado el de Pasadena, pero antes también firmó material Chris Gray. En tiempos en los que el éxito de un sello discográfico se persigue incluso antes de empezar a editar, desde las Islas Canarias demuestran que un trabajo bien hecho trae recompensa.

Tras la charla con Patrick Luca, me queda claro que su principal virtud tanto en el plano editorial como vital es la constancia. Para el DJ y productor canario hay que armarse de esta propiedad para prosperar en un ecosistema superpoblado de sellos musicales. Fue en 2010 cuando comenzó su aventura al frente de SAFT, por consejo directo de Jeremy Underground.

Para Luca, independientemente del lugar donde mandes o fabriques tus discos, lo que cuenta es la selección musical y fidelizar a tu público. Desde su primera referencia, el entorno que también incluye al subsello PULP se mueve con perseverancia tras esta creencia. «Una línea definida pero con curvas» dice el propietario en referencia al criterio estilístico, sin cerrar la puerta a nada.

Ante la llegada de «Arquitecture», con una tirada única de 500 copias, profundizamos en la ideología del sello y los factores que influyen en su carácter inalterable.

¿Cómo comienza la idea de SAFT y PULP? Cuál fue la idea inicial y cómo se llevó a cabo?

La idea de SAFT comienza en 2010 cuando aparece el sello My Love Is Underground. Me llama la atención la irrupción de ese sello en cuanto a contenido y filosofía y en seguida me puse en contacto con su dueño Jeremy Underground.

Lo traje a pinchar a Las Palmas y me impregné de lo que supone llevar un sello. Me animó a hacerlo y me puse manos a la obra. A partir de ahí es fundamental la ayuda de mi amigo Mario (Kastil) que ya tenía su sello Soul Notes por el 2011: SAFT es lo que es gracias en gran parte a su asesoramiento. En 2012 se publica la primera referencia.

PULP nace en 2013 para dar salida a música menos enfocada a la pista de baile y poder ampliar el abanico de géneros. Es un proyecto más personal, de lo que me gusta pinchar en mi casa.

La idea inicial era (y sigue siendo) sacar deep house en vinilo: empezar con jóvenes talentos y de a pocos ir incorporando artistas contrastados que admiro.

Me siento muy identificado con la filosofía de Soul Notes de crear una familia de artistas en torno a la que gira el material que se publica (si te fijas muchos artistas han repetido en distintas referencias y sellos). Partiendo de esa idea ya tenía en mente una serie de tracks que quería editar en vinilo y empecé a contactar con los artistas. Tuve suerte de que les gustó el proyecto y el resto es historia.

En cuanto a todo lo que supone editar en vinilo, me puse en contacto con Ernie (Minuendo) que me orientó respecto al proceso de planchar las copias pero finalmente opté por trabajar con la distribuidora de Soul Notes (Triple Vision).

Estando en Canarias era complicado distribuir las copias desde aquí por los impuestos y altos costes de envío: el proyecto sólo era viable si se distribuía desde fuera de España.

Hay muchos sellos discográficos en España, y en Europa. Vosotros que estáis más familiarizados con el ecosistema: ¿sobran o faltan sellos de este tipo en las Islas Canarias?

Hasta donde yo sé en Canarias no hay muchos sellos de este tipo (por género y formato), y menos cuando yo empecé. Por suerte cada vez más canarios se atreven a editar en vinilo pese a todos los obstáculos que nos encontramos en el camino. Es difícil crear si no tienes una escena viva que motive a contar historias al resto del mundo a través de la música.

Para mi siempre faltarán sellos si tienen una buena historia que contar. Hay mucho talento en Canarias y muchos colectivos con ganas de contar algo. El ser un mercado global te permite manejar un sello desde cualquier punto del planeta, pero es importante la escena local para potenciar e importar talento.

Una característica fija en vuestra editorial es la apuesta por el formato vinilo. Lo veis indisociable del tipo de música y el público para el que editáis?

Desde que empecé a pinchar en los 90 me quedó claro que el tipo de música que me gustaba sólo se conseguía en vinilo. Hoy en día las cosas han cambiado mucho y me parece absurdo cerrarte a un solo público. Mario (Kastil) me abrió los ojos y a partir de las 4a referencia del sello decidí sacar SAFT en digital también, siempre dando prioridad al vinilo en cuanto a la fecha de lanzamiento (como guiño a los que apuestan por el formato vinilo y han hecho que SAFT siga vivo a día de hoy).

A medida que el sello evoluciona hay que adaptarse a la demanda: hay muchos seguidores de SAFT en Sudáfrica por ejemplo que no tienen acceso a los vinilos y me parecía egoísta que no pudieran escuchar o pinchar las referencias. Pese a empezar con la idea de editar sólo en vinilo decidí ampliar la oferta para poder llegar a más público. PULP sin embargo sigue siendo editado sólo en vinilo ya que quería ser fiel a los inicios y no desvirtuar el concepto inicial.

De entrada, cuando se funda un sello de música electrónica en España se topa con una idea muy común: la preconcebida de que será difícil llegar al extranjero. Vosotros lo habéis conseguido, y mucho antes de DâM-FunK…

Esa idea preconcebida murió desde que nació internet. Llegar al extranjero no es difícil, lo difícil es mantenerse y ser constante. Al final que el sello esté en un lugar exótico es una anécdota: los que compran la música que publicas determinan la longevidad de tu sello, da igual en qué punto del globo estén (y desde dónde opere tu sello).

Evidentemente estar en una ciudad como Berlín, París o Londres te da la posibilidad de crear más impacto y estar más cerca de escenas sólidas que puedan apoyar tu sello y hacerlo crecer, pero no me puedo quejar.

¿Cómo os ponéis en contacto con el californiano? De lejos, y supongo que de cerca, es un tipo muy auténtico, y por tanto lo que creo que más le importa es la «forma» en la que se trata su música…

En realidad tengo poco mérito en este logro ya que fue su agente el que se puso en contacto con el sello. Simplemente les gustó lo que habíamos sacado y la estética y filosofía del sello y me propusieron editar su material. Cuando leí el correo no me lo podía creer: la decisión más rápida y fácil de mi vida para dar un SÍ.

Desde los inicios del sello tenía claro que la parte estética era fundamental y fue una suerte conocer al que a día de hoy se encarga de la parte gráfica: Jorge García. Es el 50% del sello: Música + Estética.

Curiosamente conocí a Jorge cuando traje a pinchar a Jeremy Underground a Gran Canaria: vino desde el extremo opuesto de la isla a la fiesta y era el único que sabía quién era Jeremy por aquel entonces. Una vez vi su trabajo no tuve duda de que tenía que ser él el que llevara la parte estética.

Sin duda DâM es un tipo muy auténtico pero a la vez muy cercano. Y por suerte (como bien apuntas) se interesa mucho por la forma en la que su música llega al público. Es muy satisfactorio comprobar que hay artistas que valoran el esfuerzo y amor dedicado al sello.

Por lo que se puede predecir, el sello dará un salto a nivel de popularidad con esta referencia. Qué expectativas tenéis? Habrá más material de figuras internacionales?

No me gusta tener expectativas, prefiero seguir trabajando y el tiempo dirá si esto sirve de empujón al sello para seguir creciendo. La idea no cambia: seguir sacando la música que me gusta, sean figuras internacionales o no. Probablemente se abran más puertas, esperemos que sean interesantes.

Qué es lo más importante para que hoy en día, con la superpoblación y exceso de demanda en el mercado, funcione bien un sello discográfico?

Para mi lo más importante es la selección, la música. Pero es evidente que hay muchos factores controlables e incontrolables que ayudan a que un sello funcione.

Los controlables pasan por invertir dinero en una agencia que promocione tu sello. Los incontrolables pasan porque un DJ como MCDE o Move D pinche uno de tus temas y se haga viral. Ninguno de los factores te garantiza el éxito, ni siquiera una buena selección musical. Si me preguntas la fórmula mágica te diría: selección + trabajo serio y constante + suerte.

Al ver cómo se expresan vuestros sellos en notas de prensa y escuchando el productor, es inevitable pensar en Downbeat. Qué nivel de influencia ha tenido en vuestra trayectoria? Qué otras influencias o referentes han sido cruciales para el crecimiento del sello?

Respeto mucho a sellos como Downbeat (y sus subsellos), Deep Explorer o Minuendo que abrieron la veda a la hora de sacar a artistas que admiro como Mike Huckaby, Ron Trent, Marcellus Pittman, Larry Heard, Peven Everett. Más que una influencia son una motivación para seguir trabajando por mejorar.

No me gustaría cerrarme a una única influencia pero tiene gran peso el deep house americano: el sello Deep4Life de Chris Gray (que me descubrió a DaRand Land), el sello Inner Sunset Recordings (qué vuelve a editar este año), My Love Is Underground (siguió la estela de Inner Sunset y fue un incentivo en el inicio de SAFT), Soul Notes (por ayudarme en el parto).

A nivel estilístico, pensáis en algún momento desmarcaros de los patrones más club y cercanos al House/Deep House o es una línea definida?

SAFT y PULP siempre abrazarán el Deep House, pero abiertos a la música que me llegue al alma: ya hemos publicado Funk gracias a Moon B y ahora con DâM, Downtempo gracias a DaRand Land y en próximas referencias de SAFT saldrá un track de Hip Hop. Es una línea definida pero con curvas.


TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.