#Entrevistas

Pauk: esperanza melancólica desde la tormenta

"Melancholic Anger" (Discontinu, 2016) consta de ocho temas en los que la emoción y la épica conviven con tornados de beats

10.11.16
Pau Cristòful

El productor catalán Pauk es uno de nuestros máximos referentes por lo que se refiere a la IDM enrevesada, aquella que subyuga la característica melancolía a glitches y beats triturados y reorganizados en espiral: Javier Blánquez no anda muy equivocado cuando le etiqueta como «el µ-Ziq catalán».

Su nuevo disco es una nueva prueba de ello: «Melancholic Anger» (Discontinu, 2016) consta de ocho temas en los que la emoción y la épica conviven con tornados de beats que, a mi parecer, no expresan rabia sino que consiguen que el efecto final sea el de una música esperanzadora vista desde la tormenta, el de la luz al final del túnel.

Cortes como «Tusk» añaden samples de cuerdas orquestales y de una vocalista de ópera que aportan un conseguido efecto de épica mal rollera.

«Helianthus» cuenta con breaks y Acid old school en un segundo plano y los 10 minutos «Tenshi» (que significa «ángel» en japonés) son el corte más emotivo y delicado del disco, en el que la intensidad da paso a un frágil piano inspirado por el fallecimiento de la abuela del autor.

El penúltimo track es «A Significant Spot«, que agrega sonidos orgánicos que aportan un agradable regusto jazzy.

Cierra el disco la caja de música de «Kintsugi«.

Estrenamos este «Melancholic Anger» (Discontinu, 2016) en exclusiva como anticipo de la actuación que Pauk realizará este jueves por la tarde en el festival MIRA: será a las 20.35h y con la entrada gratuita. Le acompañarán las visuales 360º que el estudio Eyesberg ha diseñado para la ocasión.

¿Con qué hardware y qué software has compuesto este EP?

Siempre compongo en Ableton utilizando un arsenal de plugins: para las líneas de beats suelo usar instrumentos del Reaktor y samples con subcapas de beats analógicos que enriquecen las freqüencias.

En este álbum hay muchas líneas de bajo, melodías y blips creados en el modular y algunos patches de Reaktor que que ya son característicos de mis tracks.

También suelo descomponer grabaciones de campo que aportan un sentido y un significado muy personal.

¿Cómo enfocas la conversión al directo?

En directo uso el Monome como controlador principal para Ableton y secuenciación del modular.

Además utilizo dos cajas de modular para multiplicar líneas de beats y añadir ruido y bajos.

También es mediante el Monome que destrozo los breaks con una larga cadena de plugins programados para mi uso y disfrute (Finger, Artillery, Dblue Glitch, etc.)

¿Cómo ha cambiado tu método de producción desde tu última referencia?

El gran cambio desde mi última referencia ha sido la inclusión de la síntesis modular: empecé en 2011 con un sistema básico y ahora el modular me ocupa ya un armario de casi dos metros. Con él he aprendido casi todo lo que se de síntesis.

¿Cuánto hace que utilizas Monome? ¿Podrías resumir el funcionamiento de este invento?

Uso Monome desde 2008, año en el que me hice con mi primer 128. Desde entonces, y gracias a la ayuda de la comunidad Monome, he ido perfeccionando mi configuración para tenerlo como superficie de control absoluto de mis directos.

El Monome es una parrilla de botones retroiluminados que se comunica con el ordenador mediante OSC.

Hay gran variedad de aplicaciones creadas por los usuarios que convierten el Monome desde un simple piano a intrincados sistemas de secuenciación probabilística o a un sampler de loop.

En mi caso uso una aplicación Java llamada Pages. El programador de esta me ha ayudado mucho a cuadrar mi configuración actual, que se compone de varias “páginas”: un clip launcher para live, faders, secuenciadores, teclados controladores, etc. Todo en feedback visual.

Tú trabajo encajaría a la perfección en sellos como Planet Mu. ¿Has probado alguna vez de editar en una discográfica internacional de estas características?

Sí, de hecho mi segundo LP fué editado en Enpeg, un sello californiano al que respeto y que cuenta con artistas como Midimode o Enabl.ed.

A pesar de esto, para mí resulta mucho más satisfactorio editar en un sello local como Discontinu Records, de mi gran amigo Enric Masgrau.

El submundo en el que nos movemos ya no busca rentabilidad y la promoción local y el cariño con el que me tratan en Discontinu seguro que no lo voy a encontrar en ninguna parte.

¿Qué puedes avanzarnos de la actuación que ofrecerás en el MIRA? ¿Se limitará a tu último trabajo?

Para la actuación del Mira todo será material nuevo, de hecho hice un test del Live sin anunciarlo en mi último concierto en Toulouse, aunque hasta ahora no he dicho nada.

De todos modos me parece que lo mas impresionante de este directo van a ser las visuales: se trata de un show creado especialmente para el escenario Dome, con proyecciones 360º creadas por Eyesberg Studio, con los que hemos trabajado mano a mano para conceptualizarlo dotando de más significado al conjunto.