#Entrevistas

Lee Gamble: La música como medio de transformación

09.11.16
Frankie Pizá

Texto y entrevista de Antton Iturbe. 

Lee Gamble presentará Foldings, su colaboración con el artista visual Dave Kasgarth, en el próximo festival MIRA que se celebra los próximos 10, 11 y 12 de noviembre.

Se trata de un nuevo capítulo de un fascinante trabajo de exploración musical, visual, filosófica e incluso política de amplísimas ramificaciones.

De la obra de Gilles Deleuze a conceptos como el de observar la geología de la Tierra como una forma de creatividad natural o el continuum electrónico y musical como una constante deformación y posterior reconstrucción.

Lee nos deja en esta entrevista algunas interesantes claves sobre su propia obra para que cada uno arme su propio puzzle, además de detallar las diferentes temáticas que convergen en el espectáculo que ofrecerá en exclusiva este fin de semana en Barcelona.

¿Qué podemos esperar de tu show en MIRA? Entiendo que la parte visual creada por Dave Kasgarth tendrá una fuerte presencia, pero ¿puedes contarnos un poco más sobre el concepto básico que se esconde detrás y más allá de la mera mezcla de música e imagen?

Lee: La idea general de Foldings se basa en varias cosas, pero en esencia y por definición, es un proyecto maleable, en flujo constante…“folding” (que podríamos traducir por “plegable”).

Personalmente, empecé a pensar en ello al leer The Fold del filósofo francés Gilles Deleuze. He comentado en otras entrevistas que estoy interesado en el proceso, el proceso como método de composición: como una manera de buscar modos de organizar sonidos e ideas. Así que la idea “plegable” me pareció lógica como forma de deconstrucción y simultáneamente de reconstrucción. Esto es algo que en el fondo ha sido evidente en mi forma de componer desde mis primeros discos de “computer music”.

Folding es una manera de desarrollar una idea. Así que, al compartirlo con Dave, nos pusimos ambos a pensar en la forma en que podíamos llevar esta idea nuestros shows de AV.

Folding es también una forma de arquitectura y una forma de composición, es una manera de mantener la continuidad aunque el punto de vista varíe constantemente. Creo que la música electrónica puede considerarse un tipo de “folding”, si piensas en el término acuñado por Simon Reynolds de “hardcore continuum”, es decir, el modo en el que la música de baile se reinventa a sí misma constantemente.

Se mueve, por ejemplo, en la dirección Disco>House>Techno>Rave>Jungle>Garage>Grime>Dubstep, etc… Para que después esos géneros se plieguen sobre sí mismos y se desplieguen de nuevo convertidos en diferentes amalgamas.

Así que, pensamos en reordenar tanto el sonido como la imagen. El Hardcore Continuum, el movimiento de los límites de la tierra, el tiempo como una red matemática y colonial que cubre y une todo el globo, paisajes acumulados desde el catastrofismo de la belleza de las islas desiertas que se forman a base de violentas erupciones volcánicas o de inundaciones a gran escala.

La manera en la que el movimiento de las personas, la inmigración y las estructuras geopolíticas actuales afectan nuestra percepción de los bordes, el mapamundi como una serie de líneas que interactúan entre ellas, permanentes pero en flujo constante.

Damos forma a preguntas sobre el modo en que imaginamos hoy la Tierra, del existencialismo de la canica azul del Voyager 1 a la increíblemente detallada imaginería desarrollada por “satélites centinela” de la ESA, semejante a cuadros abstractos.

¿Cuánta deconstrucción puede soportar un objeto sin que se vea destruido o simplemente transformado en otro objeto diferente? ¿Qué ocurre visualmente cuando el Sahara argelino se superpone sobre el norte de China.



Foldings ha sido descrito como “la exploración audiovisual de un espacio hiperreal y extraño… en el que el tiempo, el espacio y el sonido se reestructuran para dibujar la cartografía de un planeta Tierra virtual”.

La música posee la capacidad de estimular nuestra imaginación y crear nuevos mundos en nuestras mentes. Al mostrar unas imágenes concretas a los espectadores, ¿no reducimos su capacidad de imaginar? O es posible que sea al contrario, ¿y la estemos excitando?

Lee: Estoy de acuerdo en que tener un elemento visual agregado a la música puede ser contraproducente en este sentido. Pero yo trabajo también actuaciones en directo con música exclusivamente, en los que el espacio se mantiene prácticamente a oscuras.

Foldings es un proyecto particular pero también es muy ambiguo. Creo que en él pueden caber muchos puntos de vista diferentes, y realmente espero que también haya espacio para el tuyo.

Digo esto, porque la libertad de interpretación de cada oyente/espectador es algo que tú impulsas al tratar de no ser demasiado “analítico” sobre tu propia obra y evitar “dictar” lo que el público debe sentir o pensar cuando escucha tu música. Hay tantas versiones de la música de Lee Gamble como oyentes de la misma, y todas son válidas ¿no es cierto?

Lee: Totalmente de acuerdo. Definitivamente, he dicho que las interpretaciones múltiples de lo que hago son más importantes que mi opinión particular sobre lo que la gente debería escuchar.

Con Foldings, creo que hemos mantenido ese sentimiento intacto. La imaginería es muy ambigua. Puede parecer “real” en el sentido de que tiene una determinada geometría, color y apariencia de “sitio”.

Pero, como Dave ha dicho “Los espacios generan conexiones personales diferentes entre aquellos que los habitan y aquellos que simplemente pasan por allí. Foldings explora todo el espectro posible de conexiones”.

Por otro lado, me pareció realmente interesante lo que dijiste en FACT Mag sobre tu actividad en NTS: “Me gusta la idea de que no sea realmente nada concreto, es como poner un germen en una placa de Petri, añadirle alguna sustancia y ver lo que pasa. Las cosas cambian constantemente, ¿verdad? Nuevos objetos, nuevos medios, nuevas formas de representación – quiero mantenerme abierto a todas estas nuevas posibilidades, en lugar de presentar mi trabajo como algo finito sin haberle dejado crecer.”

Esta actitud abierta y valiente hacia la creatividad musical me parece muy excitante. En ese sentido, ¿Cuánto hay de controlado y cuánto de aleatorio en Foldings?

Lee: ¡Genial! Me alegro de que te gustaran mis palabras. En ese momento hablaba en concreto de mi sello UIQ, pero la idea de germinación y de dejar que las cosas emerjan por sí mismas en lugar de tratar de controlar absolutamente el proceso es algo que mantengo en todas las actividades que desarrollo.

Mi show mensual para NTS es bastante fluido, no preparo los sets previamente, simplemente aparezco allí con un cargamento de música y espero a ver qué es lo que pasa. Obviamente tiene sus limitaciones (es una emisión de radio, a mitad de semana de 1-3 PM etc.), pero en esencia, soy un DJ en plena improvisación.

Cuando pincho en clubes es exactamente igual, llevo una colección de música y espero a ver cómo se desarrollan las cosas en función del contexto, de lo que hagan otros DJs, del tipo de club, mi humor, el tiempo del que dispongo, el público…

En Foldings, el pliegue se refiere al aspecto fluido del show. Dave trabaja su imaginería en su mente. Su interpretación del concepto será siempre diferente de la mía. Hasta ahora, la manera en que hemos representado Foldings no ha sido aleatoria, pero a medida que desarrollamos el proyecto, a medida que este cambie y se transforme, la aleatoriedad es un aspecto con el que me gustaría trabajar, así que ya veremos…

Tu música me parece realmente intrigante y fascinante. Escuché “Diversions 1994-1996” en primer lugar y me emocionó de una manera muy especial. Era difícil de explicar, la música parecía áspera y experimental en un inicio pero a medida que avanzaba se tornaba cálida, bailable y luminosa. Lo mismo me ocurrió, yo diría que incluso de forma ampliada, con “Koch”. Ambos mantienen un extraordinario equilibrio entre ambos mundos. Pero ¿cómo lo percibes tú y cómo manejas este equilibrio? ¿Se mueve la música de Foldings también en esta línea fronteriza?

Lee: El contraste de emociones se da de manera totalmente natural en mi trabajo. Pero crear discos de esa manera no es siempre tarea fácil, quiero decir con esto que sé que la gente desea que le hagan sentirse bien, como si el artista tuviera que decir siempre algo agradable. Pero yo no me siento así. No creo que la labor de un artista sea hacernos sentir bien. Para mí es algo mucho más reflexivo.

Foldings se mueve, definitivamente, en este “eje” emocional. No nos limitamos al aspecto musical, nos interesa que este concepto de “pliegue” nos fuerce (a nosotros y esperamos que a nuestro público también) a pensar en cosas como la disolución y la creación de fronteras; en aquello que ocurre cuando desaparecen, incluso aunque sea de manera metafórica; en la manera en la que percibimos visualmente nuestro planeta, u otros lugares y en la manera en la que podemos contar estas historias.

Me parecen temas especialmente significativos en la sociedad actual y no todos son agradables. Estamos todos encima de esta roca, de esta “nave espacial” increíblemente bella, llena de fascinantes procesos evolutivos y de una geología que posee su propia creatividad.

A la Tierra geológica no le preocupan nuestras fronteras, se han pintado de forma artificial sobre ella. El tiempo también está impuesto de manera artificial sobre ella. Visualmente, Dave ha sido capaz de distorsionar estados nacionales, tiempo, geología, etc. Así que es esperanzador…

En una línea similar, hay otra cita tuya que me gusta mucho: “La gente parece estar más abierta a la idea de que la música de baile no sea exclusivamente música de baile y a que la experimental no se limite tampoco a eso”, porque yo también opino que este “camino del medio” está lleno de prometedoras posibilidades y no hemos hecho más que empezar a explorarlo. Pienso que un festival como MIRA trabaja precisamente en esta línea, y es por tanto un entorno muy adecuado para tu propuesta. Personalmente, noto que en festivales como MUGAKO por ejemplo, al que recientemente he asistido, esta mezcla de “experimentales” y “technoheads” puede funcionar perfectamente y encontrar tierra común e inexplorada. ¿Lo percibes también de esta manera?

Lee: Absolutamente. Yo también pienso que esas fronteras se están diluyendo con el tiempo. Y me parece estupendo, porque va a permitir que la gente explore nuevas posibilidades. La música dance en particular ha estado siempre muy abierta a adoptar influencias externas, reordenarlas y transformarlas en nuevas versiones de sí misma.

Últimamente pareces más centrado en tu vertiente de “curator” más que en la de productor o compositor. Como hemos comentado, has lanzado un nuevo sello bajo el nombre de UIQ y tienes tu programa de radio en NTS, pero ¿hasta qué punto dirías que ambas vertientes están realmente separadas o son en el fondo dos caras de una misma actividad?

Lee: Está claro que he dedicado mucho tiempo a UIQ este año. Pero ha sido muy agradable poder establecer una plataforma que permita florecer a otros intereses míos y al trabajo de otros artistas. Dicho lo cual, he de añadir que no he dejado de trabajar en la producción de nueva música. Toda la música en Foldings es totalmente nueva. También he escrito algunos textos que se publicarán el año que viene. Pero, en cualquier caso y sin abandonar otras actividades, lo cierto es que durante el 2017 pondré una mayor atención sobre mi propia música.

La actividad de DJ, la radio, el sello y la música se alimentan unos a otros de forma inevitable pero son elementos diferentes. Me encanta trabajar para NTS, es una emisora fantástica, algo de lo que todos sus responsables deben sentirse realmente orgullosos. Ofrece un espectro enorme de música a diario y gratis. Honestamente, preparar una sesión de 2 horas de nueva música cada mes se convierte en un pequeño reto para mí.

¡Es básicamente como hacer un podcast/mix online cada 4 semanas durante 3 años! Así que sí, tengo que escuchar, seleccionar y filtrar un montón de nueva música constantemente. Y eso puede resultar un poco abrumador a veces, pero también me mantiene muy vivo y alerta con lo que sucede a mi alrededor. Además pincho de forma regular por todo el mundo, así que ambas actividades están interrelacionadas.

Es además una de las razones por las que fundé UIQ. Ahmed (ZULI) por ejemplo, era un tipo que me mandaba cosas para que las pinchara en los shows y ha acabado publicando en UIQ. Existe, sin duda, un feedback continuo con mi entorno…