#Artículos

Desde Siria, el Rey del sintetizador

El músico sirio habla de su relación con el folclore tradicional y de la permanente inseguridad en el país de Oriente Próximo.

02.02.17
Frankie Pizá

Texto y entrevista por Hoçâ Cové-Mbede.
Traducción: Eliz Murad y Hoçâ Cové-Mbede.

Pocos son los músicos que han podido traspasar las fronteras culturales y lingüísticas que impone el statement dominante de los circuitos musicales en occidente.

Este es el caso de Rizan Sa’id, reconocido por hacer posible la colisión entre ritmos tradicionales kurdos y el eclecticismo del uso experto del sintetizador. Su influencia en el esparcimiento global de la música siria es rastreable desde 1990; evidencia de ello es su papel de interprete del teclado en el sonido de Omar Souleyman.

Si bien las composiciones de Sa’id no son familiares para el oído acostumbrado a lo convencional, su amplio conocimiento del folklore regional que hace a Siria diversa y la riqueza de ritmos electrónicos que es capaz de ejecutar han conseguido por igual el reconocimiento de la crítica y del público internacional.

Contacté a Rizan a mediados de septiembre para discutir su álbum más reciente «King of Keyboard» (en Discrepant Records), su trayectoria musical como compositor y productor, el origen de su experiencia junto a Omar Souleyman, la importancia de unirse a proyectos de músicos occidentales y su vida en la agudización de la guerra en Siria.

Al momento de realizar esta entrevista, Sa’id tuvo que abandonar Damasco, en medio de una guerra civil que ha destruido ciudades completas y que ha obligado a más de cuatro millones de personas a abandonar Siria, el mayor número de refugiados que el mundo ha visto en tiempos recientes.

Después de algunas dificultades de comunicación, tuve la fortuna de contar con la ayuda de Eliz Murad para traducir las respuestas de Rizan. Eliz, de origen libanés, es parte de Teleferik, un grupo de rock localizado en París.

Tengo entendido que solías vivir en Damasco. ¿La situación actual es peligrosa para tus amigos y familiares?

RS: Por ahora, vivo en Suecia, pero mis familiares y amigos viven en Siria. Es muy peligroso. Por el momento, es muy estresante vivir ahí.

Los medios de comunicación internacionales han cubierto las dificultades que Siria está viviendo en medio de una guerra civil muy violenta. ¿Cuál es el estado en que los ciudadanos sirios se encuentran?

RS: En Siria, extrañamos cosas esenciales como sentirnos a salvo; nos sentimos inseguros todo el tiempo. Nunca sabemos cuándo va a explotar una bomba o si
estaremos en amenaza de ataque. Actualmente, comer, dormir y tener un techo en Siria es una suerte.

Hablemos de música. ¿Cómo comenzaste a interesarte por la combinación de sintetizadores y música tradicional siria?

RS: En 1996, comencé a usar el teclado y a reproducir los sonidos de instrumentos tradicionales que solía tocar: el ney, el buzuki y ritmos orientales. El teclado es el instrumento perfecto para mí porque soy capaz de reproducir todos los instrumentos que quiero. Es por eso que comencé a usar el sintetizador, el cual se volvió famoso en los años noventa y nunca ha dejado de evolucionar desde entonces.

¿Cuál es la importancia de la música kurda y el dabke en la formación de tu identidad?

RS: En primer lugar, provengo de la parte siria de Kurdistán, por lo que ha sido natural para mí estar interesado en el folklore kurdo, aunque también estoy interesado en el folklore asirio, siríaco y turcomano; esto es lo que me diferencia.

Crecí en el noreste de Siria, es una mezcla de minorías que siempre me ha inspirado. Gracias a eso, he sido capaz de adaptarme a cualquier celebración.

Por ejemplo, una vez toqué música para la fiesta de una boda siria con Omar [Souleyman] y, debido a que tiene el mismo origen que yo, pudo cantar en árabe, asirio, sirio y turco.

En las primeras etapas de tu carrera realizaste eventos para bodas. ¿Qué aprendiste sobre música bajo estas experiencias?

RS: Las bodas construyeron mi reputación y notoriedad, comencé mi carrera haciendo eso. Las celebraciones nupciales han tenido una gran influencia en mi vida. Gracias a las bodas, empezamos a tener demanda a nivel local y paso a paso en toda Siria.

¿Podrías hablar sobre la forma en la que comenzaste a distribuir tu música y a colaborar con cantantes sirios y turcos? ¿Cómo es que la llegada del internet a la industria musical cambió tu carrera?

RS: Solía ser dueño de un estudio que fue destruido por la guerra; era más fácil trabajar y grabar con artistas. Colaboré mucho con artistas sirios en lugar de artistas turcos, aunque a veces utilizaba instrumentos turcos como el clarinete.

Esto es lo que atrajo a gente de todas partes a mi música. También los videoclips y los éxitos locales que llegué a tener hicieron la reputación de mis proyectos aún más grande gracias al internet, el cual me permitió comunicarme con personas fuera de Siria. Es así como Eliz [Murad] de Teleferik me contactó para trabajar juntos.

¿Cómo y cuándo comenzaste a colaborar con Omar Souleyman? ¿Puedes hablar sobre tu experiencia actuando en vivo, componiendo, produciendo alrededor del mundo con Omar? ¿La música kurda es bien recibida en países occidentales?

RS: En los noventa, aproximadamente de 1996 a 1997, Omar Souleyman solía cantar en celebraciones sirias; yo también hacía actuaciones en vivo por separado. Decidimos trabajar juntos porque podíamos mezclar nuestros orígenes con la música, nuestro proyecto inició así. Tuvimos notoriedad y atención en EE.UU. y comenzamos a viajar por el mundo juntos.

El estilo y el carisma de Omar, combinados con mi técnica e ideas para mezclar ritmos kurdos y otros sonidos, sedujeron al público occidental. Los ritmos kurdos son muy rápidos, es una música de velocidad. La forma en la que utilizo el sintetizador puede atraer a los países occidentales, ya que les recuerda la música dance, o cualquier beat electrónico actual.

¿Puedes hablar de la inspiración que hay detrás de tu más reciente álbum King of Keyboard y de los títulos de las canciones? ¿Cuál es tu canción preferida de King of Keyboard y por qué?

RS: Sí, mi álbum está realmente inspirado en la mejor etapa de mi vida. En tiempos de felicidad, cuando había paz en Siria. Decidí dedicar un álbum a este período.

La canción que prefiero es “The Imposible Arab Kurd”; me encanta mezclar el folklore árabe y el kurdo, colocarlo todo junto. Realmente disfruto hacer eso.

En este momento, la situación política en Siria es muy diferente y aguda comparada con otros momentos de tensión que ha vivido el país, y es evidente que es muy complicado para los refugiados sirios entrar a países occidentales. ¿Es difícil obtener visas para realizar una gira promocional?

RS: Es muy difícil salir de Siria, incluso haciendo una demanda de reagrupación familiar. Y salir por la frontera turca o libanesa es muy complicado. Cada frontera está bajo control y cada movimiento hacia adentro o hacia fuera es muy costoso, tampoco son muchos los servicios de transporte facilitados. ¡Es un infierno!

Pedir visas para asuntos que tienen que ver con música o cualquier proyecto que requiere que visite países occidentales no ha sido fácil para mí, pero han sido posibles de todos modos.

Considero que tu actuación en vivo en el concierto del Premio Nobel con Omar Souleyman en 2013 fue un momento muy especial, sobre todo por la recepción de la audiencia. ¿Cuáles son tus reflexiones sobre este momento?

RS: La ceremonia del Premio Nobel fue maravillosa. No hay palabras para describir ese momento y ese sentimiento. Interpretamos música en vivo por la paz y deseé que la paz en Siria volviera después de nuestra actuación. ‘Paz’ es una palabra mágica y tratamos de compartir esto en el escenario.

Has colaborado con personas como Björk y Acid Arab, ¿por qué crees que estos músicos decidieron añadir elementos de tu producción a sus proyectos? ¿Cuál fue tu experiencia trabajando con ellos?

RS: Björk y Acid Arab quisieron colaborar conmigo porque esto es lo que todos hacemos en la música: compartir nuestras habilidades y talentos entre nosotros cuando lo deseamos y lo sentimos. Probablemente esto es lo que hago cuando siento que alguien es interesante para integrarse a mis proyectos, quiero trabajar con ellos también.

¿Has estado trabajando en algún proyecto actualmente? ¿Puedes revelar más detalles al respecto?

RS: Este año tengo un proyecto conjunto con la banda francesa Teleferik. Se trata de una colaboración en su álbum y me siento muy honrado por haber sido incluido para participar en el festival de música electrónica Nuits Sonores en mayo del 2017.

Tengo muchas ideas todo el tiempo, nunca dejo de trabajar. Por el momento, estoy en el proceso de producción de mi nuevo álbum, pero esta vez agregaré una voz humana que mezcle todo el folklore de la región siria.

¿Existe la posibilidad de una futura colaboración o un nuevo álbum con Omar Souleyman?

RS: ¡No hay problema! Una actuación en vivo o producir un nuevo álbum con Omar son dos cosas muy diferentes que puedo hacer de nuevo con él en el futuro.