#Artículos

Detrás de un DJ siempre hay un concepto

Vladimir Ivkovic, Young Marco, Huerco S., Ben UFO y otros selectores de relevancia internacional inaugurarán Primavera Bits en Barcelona este próximo fin de semana.

29.05.17
Frankie Pizá

La nueva zona que propone un festival como Primavera Sound, con más de 200.000 asistentes en su última edición en 2016, tan solo ha hecho que confirmar lo que ya sabíamos.

El proyecto se expande y con él las posibilidades y la envergadura logística; el macrofestival de fama internacional abarca cada vez más y este año Primavera Bits se enfoca casi como un apéndice del propio festival, un satélite donde una programación 100% electrónica reunirá al público apasionado de la música de club.

12.000 metros cuadrados y un aforo para 10.000 personas esperan los días jueves 1 de junio, el viernes 2 de junio y el sábado 3 de junio. Allí, un contenedor con los mejores discursos de DJs y actuaciones en directo nacionales e internacionales se encadenarán los tres días desde las 12 del mediodía a las 6 de la madrugada.

De entre todas las propuestas y programación existen nombres que destacan por sí mismos: ya sea por mitología, por hechos o por crédito consagrado durante años de carrera.

Son conceptos de selección y djing muy marcados: desde la diversidad como principal baza en artistas como Sinkane o Huerco S. a DJs de culto como Vladimir Ivkovic o Ben UFO.

Huerco S.

Por alguna razón sin peso determinado, recordaré siempre la primera vez que escuché «Mälaren».

Previamente conocía el sample original, ya que el disco de Donna McGhee producida por Patrick Adams es una de los pináculos de la música Disco independiente a finales de los 70.

Pero la magia está en la forma, en el proceso; al igual que Omar S consiguió con el «Come See About Me» de las Supremes en «Day», uno de sus primeros bootlegs, la elección de la muestra y su puesta en contexto lo es todo.

El trabajo de Huerco S. era completamente distinto al formulado como Royal Crown Of Sweden antes, y su discurso reciente también lo es: el año pasado el norteamericano Brian Leeds formuló uno de los discos de Ambient mejor considerados, elaborado desde la ausencia de expectativas y utilizando la insinuación como algo primordial.

Cambió el rumbo de un proyecto electrónico hasta el momento relacionado con el Deep House de tono poco convencional y no al 100% alineado con la pista de baile. Huerco S. ofrecerá sus dos perfiles en el próximo Primavera Sound, un directo y una selección detrás de la cabina.

Si pienso en él como un DJ espero justo lo que él se ha encargado de cultivar en los últimos años: una selección que delimite su carácter como músico y sorprenda por diversidad y buen gusto.

Es posible que aparezca el «Do As I Do», o eso esperaría yo como parte de la audiencia.

Avalon Emerson

Aunque es norteamericana, su identidad como DJ va ya ligada a Berlín de forma inevitable. Algunas de sus apariciones en Panorama Bar el pasado año fueron las más destacadas dentro del club de culto alemán.

Lo de Avalon Emerson apenas sale de los márgenes del 4×4, pero no por ello esta joven selectora se encuentra limitada.

En su edición para la serie de podcast de la publicación Groove está la mejor muestra de su vitalidad y forma de integrar clásicos desconocidos con nuevo material.

En sus sets hay intensidad y momentos de abstracción; la potencia es constante y sostenida, y la sensación de monotonía no aparece jamás, algo al alcance de pocos DJs.

Sinkane

Con el movimiento Afrobeats dominando la música urbana en Londres, sobrepasando en atención a las nuevas estrellas del Grime, un artista como Sinkane gana incluso más contexto con el tiempo.

Su proyecto musical en solitario ha hecho homogénea una mezcla de Rock progresivo, Funk, psicodelia e influencias africanas, concretamente mirando a Sudán y Nigeria (Ahmed Gallab, su nombre real, es el líder de la formación Atomic Bomb! Band que interpreta los éxitos de William Onyeabor junto a, entre otros, Damon Albarn, Dev Hynes o David Byrne).

Enfrentándose a una selección musical podemos esperar una rica aventura sonora que represente todas las influencias y estética que confluye en dentro del artista.

Su último álbum para City Slang, «Life & Livin’ It», lanzado este 2017, incluye singles como «U Huh», que llevan su discurso al punto más festivo hasta el momento.

Discos Paradiso Crew

A estas alturas no requieren presentación, ni siquiera concretar quién representará a Discos Paradiso, porque la tienda ya existe como identidad en sí misma. Un carisma que es sinónimo de fidelidad, de buen gusto y de pasión por la música.

Esos tres atributos esperan cuando cualquiera de los miembros de la familia comience a seleccionar discos; casi un paseo por las cubetas de contrachapado en la entrada del establecimiento en el Raval, además de algún disco mucho menos conocido extraído de su colección personal, la que a menudo aguarda tras las cortinas.

Un ejemplo de su amplitud de miras es nuestra sección periódica en la que Discos Paradiso como ente selecciona algunas de las novedades más interesantes disponibles en la tienda. Echa un vistazo aquí al DISCOTECA más reciente.

Pender Street Steppers

Son capaces de incluir en el mismo set a Supertramp, Sheila E, Janet Jackson o Soul II Soul, incluso uno de los proyectos menos conocidos de Serge Ponsar, Andy Nelson. Se toman la selección de discos al mismo tiempo como un arte y un proceso natural e informal en el que la calidad es la prioridad.

En este sentido su enfoque es similar al de los fundadores de Future Times u otros miembros de la crew Mood Hut. Los Pender Street Steppers conciben el rol del DJ como ventana al descubrimiento y la experiencia más que como un escaparate para su proyecto musical.

Lo que producen se basa en una revisión de la música de club clásica con desviaciones experimentales y sobre todo un profundo amor por los antepasados, pero sus sets pueden llenarse de Afrobeat, Soca, música Disco poco convencional o R&B con todo el sabor de los 80.

Ben UFO

Sea como sea, Ben UFO es capaz de todo. Por eso es el mejor DJ británico de los últimos años.

Representa a todas las nuevas generaciones desde la explosión del Grime a la adopción del Gqom, y en sus sets tanto podemos oír mutaciones Techno, UK Garage añejo o House de los 90 como abstracciones club no aptas para todos los públicos.

Con la selección al margen, que puede variar y sorprender de un contexto a otro, Ben es un DJ sobrio y que calcula muy bien el riesgo: no hay decisiones radicales, no hay impulsos demasiado bruscos, sino más bien todo acaba ganando sentido gracias a la sobriedad y elegancia de sus mezclas.

Lo difícil en esa posición no es seguir sorprendiendo, sino mantenerse al nivel que él mismo ha dibujado con ya más de un lustro girando por los mejores clubes y eventos de todo el mundo. UFO lo consigue sin perder su forma de combinar géneros y de hacer progresar sus sesiones, hoy por hoy única.

Henrik Schwarz

Mi primer recuerdo del alemán en el formato DJ se remonta a la explosión de Ableton Live como método fuera del estudio o la mera producción.

En su «Henrik Schwarz Live» de 2007 (!K7) comenzaba con el clásico de Sun Ra, «Lullaby For RealVille» (extraído de su primitivo «Sun Song», grabado en 1956 pero no editado hasta 1967), y antes de que se sumen gran parte de los instrumentos, reduce el motivo principal a un loop de 2 barras con el que comienza la sesión.

Ha pasado mucho tiempo y Henrik Schwarz todavía tenía que adquirir fama internacional a nivel artístico gracias a su particular integración del Jazz y la música en directo en un ecosistema de clubes.

Pero en un directo o una selección de DJ, la constante es precisamente la misma con la que comenzaba aquel live hace 10 años: el muestreo imprevisible y la transformación de los samples en instrumentos propios.

En este sentido, recuerdo la primera vez que escuché lo que consiguió hacer con el «Chicago» de Roy Ayers o con algunos tracks de la época más dispersa y brillante de Marvin Gaye.

Jackmaster

Energía, motivación y mucha seguridad en sí mismo. Seleccione lo que seleccione o tengas las ganas que tenga, Jackmaster siempre transmite ese tipo de sensación: la de un DJ hecho a sí mismo con los años y con el entusiasmo.

Al igual que de Ben UFO se espera discreción y suavidad, de él se espera fuerza y sorpresas: su forma de trazar puntos entre géneros es tan díscola como su personalidad, cercana a la de cualquier hooligan escocés, aunque su experiencia y lectura de las necesidades en la pista siempre acaban consiguiendo que todo tenga sentido.

Su último DJ mix oficial fue el que ofreció para la serie «DJ-Kicks», y allí Jackmaster ofreció otra característica de su perfil como persona y DJ: la honestidad. Un tributo inesperado al sonido de ciudades como Chicago, Detroit y su hogar Glasgow a partir de un recuerdo a sus sus años de formación como DJ.

DJ Dustin

El fenómeno alrededor de DJ Dustin va ligado al de Giegling, un sello, colectivo, momento concreto y «sentimiento» electrónico que ha conseguido trascender Weimar (Alemania) llegando a influir con su mensaje ético y estético en audiencia de todo el mundo.

Su personalidad, la del fenómeno, se basa en la sutileza y la priorización de la calidad antes de la efectividad; su sonido, en cambio no dista mucho de una variación o extensión a partir de donde lo dejaran productores como Isolée, Losoul o similares (véase la mejor época del sello alemán Playhouse).

En nuestro artículo sobre Giegling hablábamos del «componente melancólico, fundiendo la euforia, la emoción y la nostalgia» en todo lo que estos estudiantes alemanes han elaborado.

Si tal y como dicen DJ Dustin, co-fundador de Giegling, es uno de los mejores DJs del momento, lo veremos en el próximo Primavera Sound; lo que tenemos asegurado es que tan solo él es capaz de canalizar el sentimiento que comparten los actores involucrados y trasladarlo de forma fiel al público presente.

Young Marco

Las comparaciones nunca son acertadas y menos al utilizarlas para describir a un artista o una música concreta, pero no puedo evitar pensar en Young Marco como una actualización del espíritu Metro Area. Recuerdo tener las mismas sensaciones al escuchar la edición de «DJ-Kicks» del dúo neoyorquino que el «Selectors 002» del holandés.

Un concepto como el de Marco Sterk seleccionando discos y música tiene que ver con la claridad de ideas y la mejor forma de comprenderlo sin teorías es su recopilación de remezclas «Sorry For The Late Reply»: la identidad del originario de Ámsterdam se encuentra tanto en Francis Bebey como en Vangelis Katsoulis.

No existen barreras genéricas ni estilísticas, sino la búsqueda de un sonido diferenciador: en el tracklist de la recopilación editada por Dekmantel ocurre de igual manera, con Marco viéndose reflejado tanto en el desconocido artista Danny Boy como en Larry Heard.

En una era en la que muchos DJs se intentan diferenciar de otros por el valor de sus discos, su precio o relevancia en el mercado, Young Marco es uno de esos pocos selectores inteligentes que van un poco más allá.

Vladimir Ivkovic

A veces intentar identificar donde comienza un mito y empieza la realidad resulta imposible; el resultado suele ser difuminado, que es probablemente lo más interesante. Ocurre con músicos, ha ocurrido y ocurre con DJs, y también con lugares concretos.

Ivkovic se mueve de forma natural entre una mitología creada por otros en referencia a su figura como selector; la que envuelve a sus selecciones, los discos poco convencionales que suele transformar en sus sesiones y el rincón de culto Salon Des Amateurs en Düsseldorf.

Cuando se experimenta una noche con él dirigiendo, lo primero que se comprende es que su concepto de DJ es suyo y solamente suyo: donde el selector impone el ritmo en una conversación con el público y no rindiéndose a sus deseos, integrando estilo, carácter y buscando mantener una idea por encima de todo.

Cuando se le preguntó a Vladimir Ivkovic por una imagen que resumiera su paso por Paraleloan, dijo esto: «Hard Techno heads levantando las manos durante temas sin prácticamente beat, punks narcotizados con Riechmann y freaks del Garage Rock de los 60 bailando al son de Bauhaus a las 5.32h de la madrugada».

Se relaciona a Ivkovic de forma inevitable con Lena WillikensTolouse Low Trax, por situación y contexto, con clásicos como el «Holland Tunnel Dive» de impLOG (herencia de John Peel) y se suele ver mucho el término «eclecticismo» describiendo sus selecciones. 

Nada de esto importa o tiene alguna relevancia. Vladimir interioriza los discos de una forma muy concreta, posee su propia coherencia, aquella sustancia en la que tan solo él puede crear una narrativa con algunos discos concretos; si esos mismos tracks caen en manos ajenas o diferentes, la ecuación resulta imposible.

Don’t DJ

«Toda esperanza reside en la música» venía a decir el propio Don’t DJ, para el que el exotismo auténtico es una cuestión de apariencia.

El discurso musical del alemán debate de forma directa e indirecta conceptos tan complejos e interesantes como el eurocentrismo, el imperialismo cultural, la explotación cultural post-colonialista o el apropiacionismo.

Y se hace de una forma simple y minimalista: adapta percusiones y elementos sonoros tribales africanos a su arquitectura House, rozando la experimentación, reformulando ciertos sonidos étnicos y acercándolos a la cosmovisión occidental, sin intención aparente de trascender la propia música.

En un artículo analizando su concepto artístico, decíamos:

«Don’t DJ defiende conceptos ambivalentes y políticamente incorrectos como la apropiación cultural, el exotismo o la hibridación porque para él, estos tres conceptos realmente responden al sentimiento de fascinación por el otro, dos culturas aceptándose mutuamente desde la incomprensión y, lo que es lo mismo, mostrándose respeto absoluto».

En 2016 ya seleccionamos a Florian Meyer como uno de los talentos a tener en cuenta en el futuro de la música electrónica, en parte, por su fantástico álbum debut «Musique Acephale».

John Talabot 

Es el tercer año que John Talabot prepara su set en Primavera Sound de forma especial. El primer «Disco Set» recuerdo alabarlo con detalles y entusiasmo raro en mi, ya que el barcelonés ofreció una selección con clase, respeto y lo más difícil: consiguió que todo respirara coherencia.

En 2016, el «pretexto y el concepto fueron los mismos, aunque la ejecución se observó mucho más automatizada y menos arriesgada» comentaba yo mismo en la crónica del festival.

Donde en 2015 sonaron referencias de sellos como Prelude editadas para cuajar con el momento, el año pasado se optó por opciones más aptas para todos los públicos como Marlena ShawBetty Wright.

La expectación alrededor de esta «sesión tan especial» ha crecido a medida que la relevancia de Hivern Discs lo ha hecho en la programación del festival: es el momento que el DJ y productor catalán parece dedicarse a sí mismo, unas horas reservadas para crear una ruta sonora que tan solo esté condicionada por todo lo que le apasiona y rodea.