Yves-Tumor-PAN

#Noticias

Yves Tumor quiere ocupar un vacío en la experimentación de vanguardia

Loops cargados de alma y sensibilidad.

06.09.16
Aleix Mateu

No sabemos si ha sido a propósito o una mera coincidencia, pero que un sello como PAN y uno como Tri Angle coincidan tan abiertamente en la forma de sus más recientes apuestas musicales es revelador.

En el caso de Tri Angle ha sido el release de serpentwithfeet, de quien ya hemos hablado anteriormente. En el caso de PAN es Yves Tumor, productor experimental afiliado al Dogfood Music Group de Mykki Blanco que ya había estado trabajando en proyectos para el label NON Worldwide.

Sus propuestas no son un reflejo simétrico ni comparten el mismo producto final, pero sí que mantienen ciertos nexos que les mantienen juntos en la actualidad de la experimentación electrónica.

No solo hablo de su apariencia (ambos negros queer outsiders), a pesar de que parece que ésta tome mucha importancia en el producto que ofrecen. Sobre todo en PAN: la división de Bill Kouligas siempre ha mantenido un acabado casi despersonalizado de su música, pocas veces podemos ver al artista en la portada y en su lista de releases solo vemos eso, una lista. PAN es un valor por sí mismo, una familia sónica.

En todo el catálogo de PAN, no es hasta este trabajo de Yves Tumor donde vemos más abiertamente la figura del productor tomando protagonismo. Estirado en lencería, reivindica su persona y su discurso empieza antes de que suene la música. La portada guarda alguna similitud con la de «blisters» de serpentwithfeet, estirado también en una cama.

Ellos no son los primeros en trazar una línea entre ética y estética, y la presencia de la propuesta de Yves Tumor da a PAN un nuevo acercamiento a discursos sonoros cercanos al debate social y a posturas como las de Arca o NON.

La música de Yves es quizá la que más dista también de la propuesta habitual del label: son construcciones que se cimientan en cortos loops emotivos de música Soul (como en el caso del single, «The Feeling When You Walk Away«), o las muestras son sencillamente cortas frases de cualquier instrumento. Todos con determinada carga emotiva, se van matizando con capas y texturas más o menos ruidistas.

En este sentido, él se aleja de los recursos a los que nos hemos acostumbrado en los últimos semestres de deconstrucción Grime, con percusión y ruidos aislados que crean ritmos, la violencia en las texturas y las piezas con melodías áridas, todas ellas con una carga abiertamente política como las propuestas de Fatima Al Qadiri o el sello NON.

En Yves hay una voluntad espiritual que se acerca al Góspel de serpentwithfeet, una repetición casi litúrgica del sample que sigue la lógica del mantra. Tanto en su música como en la del de Tri Angle, los patrones de percusión brillan por su ausencia, porque son las melodías aquellas que guían el ritmo de la canción, y en el caso de Tumor, el loop.

En su música hay una exaltación del alma y la sensibilidad, una erótica de la vulnerabilidad que se convierte en reivindicación. En este caso ocupar un espacio vacío en la actualidad experimental: extraer los matices sensibles de la música popular afroamericana y hacer de ello su propio manifiesto.

Etiquetas: ,