#Noticias

Será muy difícil que YouTube consiga ser rentable en el futuro

04.11.16
Frankie Pizá

Según The Verge, en un año de edad (de noviembre del 2015 al término de este verano) el servicio premium YouTube Red tan solo ha conseguido 1 millón y medio de suscripciones (en los 4 países en los que está disponible, Estados Unidos, México, Australia y Nueva Zelanda). Estos resultados indican de forma inequívoca que la gran mayoría de usuarios no están acostumbrados a pagar por ver contenido de vídeo.

La conclusión está clara: el intento de YouTube de emular un modelo parecido al de Netflix ha sido un fracaso estrepitoso. Netflix tiene en estos momentos unos 75 millones de usuarios en todo el mundo. YouTube ha malacostumbrado a los usuarios de todo el mundo y el proceso hacia un modelo de pago rentable se intuye complicado.

La compañía que dirige Google está en continuo cambio de planes desde hace varios años, y varios de sus últimos gestos (la campaña «multicultural» que lanzaron para promocionar YouTube Music o el fichaje de Lyor Cohen) indican que quieren construir las bases para ser competitivos en un campo cada vez más difícil.

Para conseguir YouTube Music hay que poseer una suscripción en el servicio Red, cuestión que baja considerablemente el interés por la propuesta: es insólito que el principal servidor de contenido de vídeo y también música sea incapaz de reclutar usuarios, incluso teniendo la posibilidad de descargar cualquier vídeo para el consumo offline.

tiu-noticias-youtube-red-gema-14

Hace unos días YouTube llegó a una resolución con GEMA en Alemania, después de años en los que los usuarios del país se han estado encontrando con el mensaje de «unfortunately, this is not available in Germany.»

Según el comunicado oficial de la agencia que gestiona las regalías en Alemania, los artistas accederán ahora a los beneficios que les reporte el streaming de su contenido licenciado en la plataforma.

Christophe Muller, portavoz de YouTube, ha dicho al respecto que «están satisfechos de que los miembros de GEMA puedan beneficiarse de su trabajo creativo en YouTube».

El conflicto entre ambos organismos comenzó en 2009, cuando GEMA quiso aumentar la tarifa de 0,01 € por stream para los artistas alemanes; le siguió la demanda de GEMA a YouTube por la distribución de material con derechos de autor sin permiso previo en 2010 y una nueva demanda por daños al año siguiente en la que GEMA reclamaba a YouTube 1.6 millones de €.

Etiquetas: ,