#Noticias

YouTube ha pagado a la industria musical más de 1.000 millones de dólares en 2016

02.03.17
Frankie Pizá

Así lo confirma María Ferreras, Directora de Alianzas de YouTube para el Sur de Europa & Turquía, en un comunicado que ha hecho llegar a directamente a TIU y que lleva por título Cómo YouTube aporta valor a la Industria de la Música.

Hace poco el artista Joseph utilizaba como vehículo nuestro portal para plasmar sus diferentes impresiones sobre la plataforma, de determinante importancia en la industria musical gracias a los servicios que brinda a los creadores de todo el mundo.

Hoy por hoy, YouTube es lo más parecido a un sello discográfico que se conforma con contribuciones de artistas y usuarios de todo el mundo; el servicio propiedad de Google es el elegido por la gran mayoría de discográficas para alojar el contenido de sus propuestas musicales.

Sin ir más lejos, Vevo es hoy por hoy una de las empresas que más volumen de audiencia dirige en la industria, y todo su contenido está alojado en YouTube.

Joseph analizaba en aquel ensayo el impacto, beneficios pero también las contraindicaciones de la plataforma en su dominio de la industria musical en España, muy por encima de Spotify o Apple Music en cuanto a «repercusión».

Al respecto del tratamiento de los derechos de autor y su papel a la hora de «compensar» de forma equitativa a los «generadores de contenido» y discográficas, el ensayo aporta conclusiones de este tipo:

«YouTube no monetiza contenidos que no han sido reivindicados por sus socios, bajo previo acuerdo entre ambas partes. En este sentido, tenemos acuerdos de licencias con miles de sellos, publishers y con casi todas las entidades de gestión en Europa, desde hace años».

«Estas licencias cubren tanto contenido oficial —es decir, el contenido subido directamente por los propietarios de derechos— así como contenido generado por usuarios y reclamado por nuestros socios, bien a través de Content ID, o bien de forma manual».

«El modelo de negocio de YouTube se basa en la publicidad. Lo que hace a la plataforma verdaderamente única es que desde el principio YouTube comparte con la industria musical la mayoría de los ingresos publicitarios que obtiene a través de la música».

«El modelo aporta valor desde la promoción de los artistas y las canciones hasta el reparto de ingresos directos generados a través de la publicidad en los videos visualizados».

«YouTube se toma muy en serio la gestión de los derechos de autor y estamos en constante desarrollo para garantizar que los titulares de derechos reciban ingresos y para que exista una transparencia absoluta en el reparto de los mismos, mediante la identificación exhaustiva de las composiciones/canciones utilizadas en la plataforma y los ingresos generados por las mismas».

«Sólo en 2016 hemos pagado a la industria de la música más de $1.000 millones de dólares y esa cifra continúa incrementándose significativamente cada año».

Ferreras aclara algunos matices alrededor del beneficio que YouTube recibe de los millones de vídeos y contenidos que suben tanto fans como entidades oficiales a su plataforma, dando a entender que la compañía aporta no solo movimiento y dinamismo, sino también un gran volumen de dinero a la industria de la música.

Una vez más, y tal y como apuntábamos ya en este artículo, quizá el problema no está en YouTube y la forma en la que reparte las regalías por reproducciones a todos los usuarios.

Es probable que el problema sea más profundo y el retorcido diseño de la industria musical (lleno de intermediarios entre artista, contenido y consumidores) provoque que ninguno de los actores se vea justamente valorado y recompensado por su actividad.