#Noticias

Y la última canción que sonó en el BeCool fue…

Tras el clásico after de la mañana del 1 de enero, la sala se despidió definitivamente para convertirse en un restaurante.

04.01.17
Pau Cristòful

Foto del estado actual de la RedRum, cedida por Dani Boixadera.

Tras un año y medio alargando la sombra de la que debía ser su última fiesta, finalmente la histórica sala barcelonesa BeCool dejó de sonar tras el clásico after que se celebró la mañana del 1 de enero.

Este contó con los mano a mano de caras conocidas por el club, tal como prueba el hecho que los encargados de cerrar la sesión fueran Joaquín Ces y Guim Lebowski, este último responsable de parte de la programación años atrás.

Tras más de 10 años de historia del BeCool (y más de 20 desde que el Nitsa empezó sus andaduras en el mismo local), fue Guim Lebowski quien puso punto y final a la sala a las 12 del mediodía del día 1 con “Eisbær” de Grauzone, conocido hit de la New Wave suiza que se publicó en 1981.

A pocas horas de terminar este track empezaron ya las obras que convertirán el BeCool en un restaurante, realidad que se había pospuesto hasta ahora por la falta de permisos y la necesidad de remodelaciones.

Aprovechamos para rescatar nuestra retrospectiva BeCool: una historia oral, en el que repasamos la historia del club, sus días gloriosos y las razones que causaron su declive.

Djohnston, Javi Lago, Guim Lebowski, Pau Roca y Dani Boixadera nos cuentan la historia oral del BeCool