Jamila-Woods

#Noticias

El suave despertar de Jamila Woods en su debut protesta

"Give me today my daily bread"

02.08.16
Aleix Mateu

Un debut como «HEAVN» es difícil de hacer con poca experiencia. De los registros de voz y entonaciones a las letras, el concepto y la elección de instrumentales con sus respectivos arreglos. También la deslumbrante unión de todos estos elementos.

Jamila Woods no es nueva: lanzó dos discos largos bajo el nombre de M&O, dúo en el que andaba por atmósferas cercanas pero en una versión más Folk, descafeinada quizá, cercana a un Pop más neutro, y posteriormente ofreció su voz a raperos como Chance, The Rapper, Saba, Kweku Collins o Macklemore.

La gran voz de Jamila Woods se enfrentaba a un punto clave cuando llegó el momento de andar en solitario: cómo construir una personalidad propia más allá del recurso vocal de corista, y cómo articular un discurso musical acorde con su persona y bagaje después de su primera aventura Folk en M&O.

«It’s been about a year of writing music and figuring out my sound as a solo artist. It’s really inspired by my time in Chicago, especially on the South Side and just what it means to be a black girl.»

Tal como explica la cantante y poeta en una entrevista con la RBMA, pasó el último año escribiendo la música y diseñando su propia identidad musical. Y una vez encontrada e identificada con el cielo, la cogió tan fuerte que saltó hasta una vocal: la artista explica que su mentor en poesía encontraba en esta pérdida de letras la importancia que el concepto merecía, por eso escribía «BLK» cuando deletreaba la palabra «black», ajustaba la palabra a su significado.

Explica en la entrevista que hay una gran influencia de la iglesia en su música, por eso ha tratado de recrear el concepto del cielo en su propia persona y comunidad a través de la música, un hecho que se ve impreso en cada elemento de él.

Ya en la portada de «HEAVN» Jamila Woods sale del agua como una figura divina creando ese silencio celestial en la gente que mira incrédula, un momento de paz absoluta que hermana a los presentes delante del milagro acontecido.

Tal impacto crea su sonido: celestial, suave, luminoso y redentor frente al malestar social que ella pone de manifiesto con su poesía discreta y bonita. Porque ante todo, «HEAVN» es una larga canción protesta. Con su sonido y lírica se aleja de la crítica fácil y estereotipada para indagar en el racismo y el machismo imperante desde una perspectiva libre de agresividad y cercana a la redención.

Este es su manifiesto íntegro:

«HEAVN is about black girlhood, about Chicago, about the people we miss who have gone on to prepare a place for us somewhere else, about the city/world we aspire to live in. I hope this album encourages listeners to love themselves and love each other. For black and brown people, caring for ourselves and each other is not a neutral act. It is a necessary and radical part of the struggle to create a more just society. Our healing and survival are essential to the fight.»

Puedes escuchar el disco íntegro a continuación, y descargarlo en el enlace que la cantante ofrece en la descripción. Además, puedes ver el himno a la belleza negra en esta editorial en la que Jamila Woods hace de modelo, inspirada en la película Selma.