#Noticias

La agonía de SoundCloud parece no tener fin

La situación de la empresa es crítica, a pesar de los más de 175 millones de usuarios que usan la aplicación diariamente.

14.02.17
Frankie Pizá

SoundCloud tiene un sólido número de usuarios únicos que asciende a los 175 millones. A simple vista, es una cifra que triplica los cerca de 50 millones de usuarios de pago que posee Spotify.

Los usuarios en SoundCloud están demasiado cómodos; a pesar de no pagar SoundCloud Go, no se les asfixia con anuncios y sus privilegios se han mantenido desde que entró en funcionamiento la mencionada opción prémium. Eso quiere decir que la «tasa de conversión», el porcentaje de usuarios (de esos 175 millones globales) que pagarían los 10 € al mes es muy bajo.

Spotify en cambio tiene un 25% de tasa de conversión; un cuarto de sus usuarios globales no desestiman pasarse a la opción de pago y adquirir nuevos privilegios. Es el más alto de todos los servicios de streaming que pueden utilizarse sin abonarse a ellos primero.

Por esta razón SoundCloud parece no abandonar un perpetuo ciclo de «recaudación de fondos», un proceso que parece interminable y está devaluando muy deprisa el valor de la empresa alemana. A pesar de haber llegado a un acuerdo con las principales discográficas y estar perfectamente integrado en la comunidad musical.

Según la información que sirve el Financial Times, SoundCloud está en un momento muy delicado: justo 8 meses después de una gran inyección de financiación venida de Twitter, se encuentran en una nueva ronda de inversión.

Además, dos de sus ejecutivos principales, Marc Strigel y el directo financiero Markus Harder, han abandonado el barco. Aunque lo más preocupante de todo es que según Music Business Worldwide, SoundCloud habría acelerado su pérdida de dinero un 30,9%: el año pasado perdieron 51,2 millones de €.

El co-fundador de la compañía Alexander Ljung (en la foto principal) ha avisado en varias ocasiones que SoundCloud podría «quedarse sin dinero» antes de que acabe 2017.

Por otra parte, expertos financieros han insinuado al Financial Times que la empresa debería «disminuir su precio de venta» y por tanto su «valoración» si quiere conseguir el dinero que la mantendrá a flote.

La conclusión es que el panorama sigue enturbiándose para SoundCloud.