#Noticias

Rudy Van Gelder grabó obras maestras del Jazz en su propia casa

"A Love Supreme", gran parte del catálogo de Blue Note y la transición del mono al estéreo pasaron por sus manos. Ha muerto a la edad de 91 años.

26.08.16
Frankie Pizá

Probablemente sea uno de los nombres que más veces hemos visto en unos créditos de álbum: Rudy Van Gelder estuvo presente en gran parte de la creación y grabación de las obras maestras del Jazz en los 50, 60 y 70.

Fue lo que Teo Macero supuso en la producción para Columbia: trabajando para Blue Note, Savoy y Prestige, como ingeniero de sonido supervisó discos de indudable trascendencia como la pieza crucial en la trayectoria de John Coltrane, «A Love Supreme».

A partir de la década de los 50 y en su primer estudio ubicado en casa de sus padres (en Hackensack, Nueva Jersey, diseñado inicialmente en 1946), grabó discos a Miles Davis o Cannonball Adderley: fue en 1959 cuando su popularmente conocido Van Gelder Studio pasó a formalizarse como tal en Englewood Cliffs.

Donald Byrd, Sonny Rollins, Thelonious Monk, Freddie Hubbard y otros gigantes del Jazz norteamericano recibieron sus consejos y supervisión técnica: se estima que Rudolph Van Gelder estuvo detrás del mixer en más de 3.000 grabaciones.

Por sus manos pasó también la transición del mono al stereo: la primera grabación de Blue Note en este ámbito, conducida por Van Gelder, fue el «Orgy in Rhythm, Volume 1» de Art Blakey.

Van Gelder nos dejó el pasado 25 de agosto a la edad de 91 años.