#Noticias

Rick Ross puede ser el primer rapero víctima de la era Trump

O el presidente de Estados Unidos una nueva víctima del rapero.

15.11.16
Frankie Pizá

YG estará ahora pensando en si alguien ha podido interpretar mal alguna de sus recientes letras; o si el acto de repartir bagels a los votantes de Hillary Clinton sentó mal a alguien del equipo de Donald J. Trump.

La llegada a la presidencia y elección del polémico candidato republicano ha pillado por sorpresa a la música y de forma específica al Hip Hop, un género políticamente más implicado que cualquier otro.

En las últimas horas han despuntado algunos rumores lo suficientemente serios como para que la supuesta relación de Trump con el Hip Hop estadounidense se analice en profundidad. Rick Ross podría enfrentarse a cargos por delito grave tras la publicación de su vídeo para el single «Free Enterprise», donde el rapero «amenaza» de muerte al electo.

“Assassinate Trump like I’m Zimmerman

Now accept these words as they came from Eminem

Democratic Party sentenced to the pendulum

Killing them, I voted for Andre Benjamin.”

La canción fue lanzada a YouTube menos de 24 horas después de saberse que Trump sería el nuevo presidente de los Estados Unidos, concretamente el 9 de noviembre. En ella, y sobre los 2 minutos y 30 segundos, Ross lanza una supuesta afrenta al político. John Legend colabora con su interpretación en la misma composición.

Al parecer y según apuntan ya algunos blogs, los investigadores observan una «clara» amenaza de muerte en la canción y el servicio secreto de Estados Unidos ya está enfocando sobre Ross. El rapero podría enfrentarse a un delito de «clase E» en el que la máxima pena serían 5 años de prisión y 250.000 dólares de multa. La amenaza contra el presidente de Estados Unidos o sucesores en el cargo está especificada aquí, así como las posibles repercusiones.

Algunos implicados indirectos están ya tomando medidas preventivas con el asunto: Walmart, tal y como se afirma en Billboard, ya ha retirado el CD «Black Market» de sus tiendas físicas, aunque sigue estando disponible en su tienda online. YouTube no ha retirado el vídeo, aunque ha corrido para colocar un bleep justo encima de ese momento de la canción.

Ross ya ha estado entre rejas y según expresó a Billboard en un recorrido canción por canción para este nuevo álbum, el track fue «concebido el verano en el que fue encarcelado», antes de que comenzara la carrera de Trump hacia la presidencia. Ross lleva con problemas legales desde 2008, aunque el más grave tuvo lugar el 24 de junio de 2015, cuando fue arrestado por secuestrar a un hombre y apuntarle con un arma.

Por ahora la agencia que representa a Ross no ha emitido ningún comunicado ni transmitido ninguna información al respecto a ninguna publicación. Desde la elección de Trump, la tensión sobre la discriminación racial y las minorías en Estados Unidos ha aumentado.

Los mecanismos legales y la censura del gobierno de Estados Unidos están también intensificándose desde la reciente sucesión: según esta noticia, un vídeo parodia sobre Donald J. Trump alojado en YouTube se enfrenta también a serios problemas.