#Noticias

¿Querrá alguien pagar por ver una cantidad ilimitada de vídeos musicales?

Si la empresa monetizara su cuota de visitas mensual, 19 billones de usuarios se convertirían en 475 millones de dólares y el beneficio anual ascendería cerca de los 5,7 billones de dólares.

23.11.16
Frankie Pizá

La pregunta, o más bien el desafío, apunta a complicado: a pesar de ser la compañía más exitosa dentro de la industria musical, Vevo no es todo lo rentable que podríamos intuir por sus números.

Vevo es una plataforma de vídeo online propiedad de Universal y Sony que cuenta con unas cifras mensuales inabarcables: 400 millones de usuarios únicos y 19 billones de visitas en total. Si comparamos estos datos a los de Spotify, con unos 100 millones de usuarios únicos entre la suscripción y el modelo gratuito, resulta evidente la superioridad de la empresa.

Aún así, Vevo no es rentable: a diferencia de Spotify o Apple Music, Vevo no tiene usuarios suscritos y basa su negocio en la publicidad online, equiparando sus tarifas a las de la televisión convencional. Si Vevo consiguiera que tan solo un 5% de esos usuarios pagara por sus contenidos mensualmente ya superarían a Apple Music en usuarios activos. Hablamos de unos 20.000.

Erik Huggers traslada los planes de Vevo en una reciente entrevista con Music Business Worldwide; allí destaca que la estrategia de la plataforma está centrada en rentabilizar su brutal audiencia y poco a poco concienciar a los usuarios hasta el pago por un servicio de videoclips.

Según Huggers y Nic Jones (Chief Revenue Officer de Vevo), las claves del saludable y viable crecimiento de un negocio para la empresa apuntan a las discográficas y a YouTube. Las primeras tienen todavía miedo de depender de servicios de streaming financiados únicamente por la publicidad y el segundo es a la vez un aliado y un competidor.

tiu-noticias-vevo-futuro-2016-2

Sobre la publicidad en sitios como Vevo, Huggers comenta que «todavía no estamos a la altura de los millones que se han movido en la TV, pero creo que se va a acelerar muy rápidamente a medida que las marcas se den cuenta de las cuotas de audiencia que manejamos en Vevo».

Si todas las reproducciones de Vevo se tradujeran en monetización, esos 19 billones de usuarios al mes se convertirían en 475 millones de dólares y cerca de los 5,7 billones de dólares al año.

Vevo ya ha lanzado su propia plataforma y player único para desmarcarse de YouTube; en la entrevista se comenta que esta opción puede ser no solo una decisión táctica, sino también política.

Actualmente los principales accionistas de Vevo son Universal Music Group con un 49% de acciones, Sony Music, Abu Dhabi MediaAlphabet/Google. Esto quiere decir que gran parte de sus ingresos como plataforma se reingresan en Google. La compañía de Huggers no descarta mover ficha acercándose a Facebook o Amazon.

Al conocer los objetivos de Vevo a corto y largo plazo y consultar sus cifras se puede leer que la empresa comparte con otros gigantes del consumo y distribución musical la imposibilidad de convertir en rentabilidad todo su tráfico. Como Spotify o Apple Music, conciben la carrera como una de fondo y no como un sprint.

Quedará descubrir si realmente el usuario convencional querrá destinar una cuota mensual para tener acceso a una cartelera de vídeos musicales. O si plataformas como Netflix acabarán comiéndose este mercado utilizando su mayor volumen de suscriptores.