#Noticias

La respuesta a la poca rentabilidad de los servicios de streaming puede estar en China

El modelo que mezcla Spotify e iTunes en China indica que a pesar de los cumplimientos con las regalías, está generando beneficios.

01.08.16
Frankie Pizá

Spotify perdió el año pasado 200 millones de dólares netos, a pesar de generar 2 billones de dólares de beneficio. Pandora tuvo pérdidas alrededor de los 169 millones de dólares. Es improbable que Apple Music, a pesar de tener únicamente una modalidad de pago, sea rentable como modelo de negocio por sí solo.

La imagen de los grandes servicios occidentales de música en streaming está envuelta en polémica debido a la política del pago de regalías a los artistas: a pesar de generar inmensas cantidades de dinero y de suministrar pagos muy poco justos a los grupos, la inversión sigue siendo mucho mayor que el retorno.

De hecho, Spotify derivó el 70% de sus ganancias el año pasado en esa dirección (una demostración palpable de que el dinero puede estar quedándose en los intermediarios).

QQ Music es el Spotify chino, también tiene que hacer frente a los deberes en cuanto a copyright y pago a artistas, pero a diferencia de sus homólogos europeos y norteamericanos, él sí está haciendo dinero. De acuerdo a los informes de la división musical de Tencent, un gigante tecnológico con sede en Shenzhen al cual pertenece el servicio, QQ Music está generando beneficios.

Al parecer las razones apuntan a la enorme base de datos de usuarios que posee WeChat, la aplicación más popular en China en cuanto a mensajería y que es propiedad de la misma empresa. En concreto WeChat posee 762 millones de usuarios activos. En el mismo emporio existe también una plataforma de videojuegos y una red social.

TIU-noticias-qq-music-china

QQ Music dice tener 100 millones de usuarios activos al día y 400 millones al mes, aunque es improbable que la cantidad de usuarios sea la causa de su éxito. Dada su colosal base de datos ya generada a partir de los otros servicios citados, Tencent consigue un modelo 360º que favorece la aplicación de descuentos y paquetes completos con su experiencia digital al completo.

La clave puede estar en la predisposición a pagar de esos usuarios: iResearch China dice que al menos la mitad de los usuarios de Internet en el país invirtieron en música el año pasado.

A finales de 2015, el cantante de Singapur, JJ Lin, estrenó un single exclusivamente en QQ Music: 610.000 personas pagaron 2 yuanes para descargarlo en tan solo 1 semana.

QQ Music posee una audiencia más predispuesta y receptiva que la que tienen Spotify y Apple Music: nosotros venimos de una generación en la que la música pasó de comprarse y grabarse en cintas a poder descargarse con facilidad y almacenarse en bibliotecas digitales.

A la hora de desembolsar dinero por un producto musical, los usuarios de un país afectado por la censura en Internet de forma periódica se comportan de forma mucho más receptiva.

Se puede saber más sobre QQ Music en un blog en castellano destinado a informar sobre las posibilidades de instalación en nuestros dispositivos. Nosotros estudiamos una de las más probables soluciones a la injusta repartición de beneficios en la industria musical actual en este artículo.