#Noticias

Primeras gotas de Sangre es amor

15.07.13
Jordi Isern

Sangre es amor. No lo discutiremos. “Sangre» son amor. No hay duda. Luego en lo literal, ya cada uno su estómago. Hablamos del grupo. Un nuevo grupo de esos con etiqueta de supergrupo, ya que se trata una formación de seis componentes y, ahora una etiqueta más, “girl band”. Son seis chicas las que forman esta nueva “super girl band”. Concha, Elena, Ana, Laura, Daya y Pennny, desde Madrid y con el pop por bandera. No encajadas en ritmos bailables de melodía evidente, sino en la dulzura de capas de shoegaze. Tampoco en el sentido garajero que últimamente parece renacido en la capital, sino en la sutileza de unas percusiones y un ritmo trepidante, pero no arrollador. Sí se percibe algo de la actitud punk, ya desde el nombre, de Juanita y Los Feos, o Panty Pantera. Los títulos también muestran ganas de guerra: “Democracia”, con una letra para leer como manifiesto, “Sola en casa”, o la historia que esconde “Cecila” (una pista: “el cura lo sabía”), las tres, junto a «Yeyé» forman este primer EP homónimo. Como si Triangulo de Amor Bizarro tocasen en un salón o Veronica Falls tuviesen familiares por aquí. Los cuatro temas que nos descubren aquí terminan por enganchar y ser muy disfrutables. El formato reducido de cuatro cortes ayuda a ello, pero realmente el sonido está muy conseguido, y lo que de entrada parecía una exageración- el hecho de ser seis- termina por ser necesario y no hay nada que resulte accesorio. Justo es su primer paso, y no aparecen conciertos programados para ver cómo trasladan eso en riguroso directo, pero dan mucha confianza y se antojan compactas. Así que repetimos: Sangre son amor.