#Noticias

El primer sintetizador con realidad aumentada está aquí

El Behringer DeepMind 12 muestra cómo puede ser el futuro a corto plazo en la producción musical y los espectáculos en vivo.

07.10.16
Frankie Pizá

Nadie hubiera dicho que Behringer sería la primera compañía en abrir la brecha entre la realidad aumentada y los instrumentos electrónicos. La marca basa parcialmente su modelo de negocio en la réplica de hardware relevante a un precio mucho más asequible que el de las marcas originales, tanto en el terreno de la producción como en el de la sonorización o el del DJ.

Uli Behringer comentaba a Gearslutz que «la compañía estaba orgullosa de presentar el primer interface de realidad aumentada para un sintetizador», confirmando que se trata de la primera alternativa así que va a comercializarse.

A pesar de poseer un montón de controles físicos, el hardware tiene un panel en el que se reflejan otros controles a través de la realidad aumentada. Se trata del Behringer DeepMind 12, y se presentó recientemente en el Sunthfest de Sheffield.

Tiene controles en 3D y la integración entre imágenes en realidad aumentada y el procesamiento del sintetizador parece bastante precisa; por ahora el interfaz tan solo puede usarse con las gafas VR Hololens de Microsoft, un producto no precisamente barato.

En el vídeo de presentación del DM12 se puede ver como los controles del sintetizador se convierten en hologramas delante del productor o músico; en el mismo clip podemos ver como se manipula una suerte de arpa láser que recuerda de forma inevitable a Jean-Michel Jarre.

Aunque la integración y los gráficos parecen funcionar de forma fiable, a nivel estético e intuitivo la marca sigue un patrón muy similar al de su catálogo de productos.

Cuando la realidad aumentada y la integración de la realidad virtual son ya un hecho, queda preguntarnos de qué forma afectarán a la creación musical y la representación en directo.

Nosotros ya hablamos del futuro de la música en directo y las nuevas formas de consumo en este artículo.