#Noticias

El nuevo disco de John Beltran es una cápsula del tiempo

El gurú del ambient de los noventa entrega nuevo disco como Placid Angles. Diez tracks fieles a su personal forma de conectar ambient y techno.

20.03.19
Antoni Ripoll

La electrónica de club vanguardista siempre estará en deuda con los padres del género. Hablamos de Aphex Twin, Beaumont Hannant, The Black Dog o Luke Slater. Hablamos de una escena proto-techno y proto-IDM, más interesada en la experimentación melódica y rítmica que en la producción de tracks de estricto acabado club. Una era donde el techno y el ambient se daban la mano, donde las conexiones entre géneros todavía eran muy estrechas y muchos de ellos todavía no existían, como en los primeros segundos de un big bang musical.

John Beltran, a quien dedicamos una retrospectiva hace poco más de un año, era una de esas figuras imprescindibles de mediados de los 90. El norteamericano no se limitó a publicar bajo su propio nombre, sino que también usó varios seudónimos, entre ellos Placid Angles. El primer disco de Placid Angles se llama “The Cry” (Peacefrog Records, 1997) y se trata de un disco relevante por conectar el discurso de Beltran con el deep techno primigenio, siendo la semilla de sellos como Delsin o Applied Rhythmic Technology (ART).

Ahora, 22 años más tarde, el artista recupera el nombre artístico con un nuevo disco que suena 100% a Placid Angles. “First Blue Sky” está editado por Magicwire (el sello de Lone) y es una recopilación de producciones que tienen la magia de la música electrónica de vanguardia primigenia. Aunque el disco solo ha sido editado en vinilo (no hay forma de escucharlo en su totalidad en plataformas digitales aún) puedes escuchar snippets de los diez tracks aquí:

Este es el tracklist:

  1. First Blue Sky
  2. Angel
  3. A Moment Away From You
  4. Vent
  5. Earth and Everything
  6. Ocean Floor
  7. Bad Minds
  8. 1700
  9. Breathe Her In
  10. Soft Summer (Revisited)

El pasado verano John Beltran fue noticia por una disputa contractual con Peacefrog Records, relacionada con los derechos de su obra maestra “Ten Days Of Blue”.