#Noticias

La gestación del Pop sudafricano según Rush Hour

31.07.17
Frankie Pizá

La historia de la música urbana y electrónica en Sudáfrica es una de las más dinámicas y singulares de todo el mundo.

Aunque basada como en cualquier otro país en la mezcla de factores folclóricos y la intervención de las influencias y hábitos occidentales, el contexto social del país ha resultado determinante para que Sudáfrica genere una dimensión propia en este sentido, incluso desde antes de los desórdenes políticos.

Conocida como “la nación del arco iris”, Sudáfrica es uno de los países que mayor riqueza cultural atesora entre sus límites; la variedad de razas, etnias, idiomas y tradiciones que ha evolucionado después del apartheid y con Nelson Mandela a su cabeza, es la principal virtud o rasgo de su universo musical, marcado de manera determinante por la naturaleza multicultural y el clima de convivencia en puntos calientes como Pretoria, Ciudad del Cabo o Johannesburgo.

Además de la globalización y mayor exposición a la cultura occidental, en Sudáfrica conviven sin apenas delimitación diferentes modelos de vida y puntos de vista; desde el más Europeo representado por la comunidad afrikáan, hasta los pobres barrios del Soweto, con un 99% de población negra.

La nueva recopilación de Rush Hour se centra en un período muy concreto, pero la idea que está buscando exponer se puede ver en todo el panorama musical sudafricano, antes y ahora. Un país en el que podemos disfrutar de proyectos tan dispares y fieles a sus raíces como John Wizards o DJ LAG.

«Pantsula! The Rise of Electronic Dance Music in South Africa, 1988-90» enfoca sobre el breve intervalo de tiempo en el que las intenciones del Pop se convirtieron en la nueva tendencia de la música de baile en el país, conjugándose en un único movimiento el Bubblegum (que bebía del Funk, del R&B de los ochenta y el Pop sintético) y toda la escena Tsonga Disco de los Shangaan.

«Pantsula nació como una forma de baile que tuvo sus orígenes en los suburbios negros de la era del Apartheid, los townships».

«Representa la culminación de la era Bubblegum, cuando los artistas de música Disco en Sudáfrica canalizaron las influencias que venían de América para crear un sonido Pop local que les identificara» dice la nota de prensa de la recopilación, que puede servir como introducción a todas las genéricas que vendrían después, desde el Kwaito al Shangaan Electro o el SA House.

DJ Okapi y el propio Antal se encargan de la confección de este nuevo título compuesto por 12 canciones; entre los protagonistas están éxitos de Jivaro, The Hard Workers o Ayobayo Band. Algunos tracks incluidos, como los de Spirro o Kakappa (en la foto) ya han sido popularizados por Invisible City Editions.

Este mismo año, Awesome Tapes From Africa ya reeditó un LP del grupo más representativo de la misma época, Umoja. Puedes saber más sobre la referencia aquí.