Munster reedita el icónico debut de Penelope Trip. "Politomania" se lanzó originalmente en 1992 y ahora se recupera para reclamar la importancia del quinteto gijonés.

#Noticias

Munster reedita el icónico debut de Penelope Trip

"Politomania" se lanzó originalmente en 1992 y ahora se recupera para reclamar la importancia del quinteto gijonés

06.10.15
Frankie Pizá

“Politomania” fue un jalón para nuestro pop de extracción independiente. Un hito subterráneo. Un larguero ante el que algunos se animaron a ejercitar talonación, carrera y batida. Una referencia».

Esta reedición no solo es una veneración justificada a una formación que dejó una huella imborrable en la escena Pop/Rock nacional, es también una regresión acertada a los orígenes de Munster Records, uno de los sellos más importantes de nuestro país y que durante varias décadas ya ha ido diversificando su identidad como plataforma editorial (fundando sub-sellos como ViNiLiSSSiMO o Electro Harmonix).

Hermano de Vampi Soul, recuperan en formato CD y LP el debut de Penelope Trip, quinteto gijonés formado por Cova de Silva, Tito Pintado, Pedro Vigil, David Guardado y Juan Carlos Fernández. Sobre «Politomania» y su esencia, el sello madrileño comenta en nota de prensa:

«Publicado originalmente en 1992, el primer álbum de Penelope Trip es un inolvidable compendio de intuiciones, efusiones y electrocuciones. Un trabajo visceral y bisoño que entronca con el espíritu de coetáneos con mayor recorrido previo, como Cancer Moon o Los Bichos, y apuesta decididamente por la ruptura con esa tradición del pop-rock nacional –la triunfante, la subvencionable, la radioformulable– a la que ya se le habían abierto las puntas. La idea del arreglo reparador, del corte de saneo, del tijeretazo oxigenante, se imponía. Y al grupo asturiano le salió un hachazo en pleno cuero cabelludo de la post-movida. Después de aquello, todos calvos.

Las limitaciones técnicas nunca coartaron su voraz afán expresivo, que conjugaba el arrebato y la dulzura. En lugar de rellenar el expediente lírico con una faena de aliño o de recurrir al precario inglés del Bachillerato Unificado Polivalente, asumieron el vacío textual transformándolo en una jerga melódica que devino seña de identidad. Cero obligaciones. Ninguna convención. Pista libre. No tenían nada concreto que decir, pero sus canciones nos decían muchas cosas».

Aquí más información sobre la reedición. Más abajo puedes escuchar «Helly».

Más sobre