#Noticias

Marrakech no está tan lejos como parece

Analizamos el cartel del Atlas Electronic, que se perfila como uno de los eventos más estimulantes (y cercanos) del verano fuera del territorio europeo.

21.02.18
Carles Novellas

El Atlas Electonic anunció hace unos días su programación completa para la edición de este año, de nuevo una combinación altamente interesante de nombres clave de la escena internacional y muchos proyectos desconocidos (lo que siempre resulta un estímulo extra), procedentes no solo del norte de África si no también de Francia, Holanda, Israel o Egipto.

Entre los primeros, habituales de estas páginas y en clubes y festivales europeos (y españoles), destacan Jamie XX, John Talabot, los capos de Hessle Audio (Ben UFO, Pearson Sound & Pangaea, actuando juntos), Call Super, Lena Willikens, nuestra admirada RAMZi o  Ninos Du Brasil, entrevistados por TIU hace unas semanas.

Ya una línea por debajo en popularidad encontramos otros nombres que llaman la atención y bien merecen por si mismos un vuelo a Marrakech: Mim Suleiman, por ejemplo, vocalista de Zanzíbar producida por el gran Maurice Fulton; la tunecina Deena Abdelwahed, también recién confirmada para el Lapsus de Barcelona y que tan grata impresión causó el año pasado en Sónar; la argentina Ana Helder, agente muy activa de la familia Cómeme; o el duo serbio Tapan, que estuvieron hace poco en la primera fiesta de Curva Imposible en Barcelona y han publicado uno de los EPs más impactantes de lo que llevamos de 2018.

Y después están todos los que no conocemos. Y ese sí que es un motivo definitivo para reservarse unos días de finales de agosto y principios de septiembre (más concretamente: 30/8, 1/9 y 2/9) y volar hacia la ciudad marroquí. ¿O acaso el hecho de descubrir nuevas músicas y artistas que no conocías hasta entonces no es (o no debería ser) una de las principales razones por las que asistir a un festival?

Mencionemos a algunos de ellos: el sudafricano Esa, por ejemplo, residente en Worldwide FM y con un excelente EP, «Aweh«, publicado el año pasado en Dekmantel; los hermanos de Lyon The Pilotwings, muy en la línea Red Axes; la talentosa dj de Istanbul Zozo, que define su estilo con el concepto «oriental crime»; el blues del Sáhara de Generation TaragalteGroupe Amazigh Blues; la rítmica imparable de la ugandesa DJ Kampire (también confirmada en Sónar); el capo del excelente sello Malka Tuti, Asaf Samuel (actualmente residente en Barcelona); el egipcio Kareem Lofty, con un tema incluido en el recopilatorio «Mono No Aware«, publicado a finales de 2017 en PAN; o el duo francés Ko Shin Moon, que han trasladado a sus excelentes tracks el trabajo de búsqueda de perlas de folk global desde los 40 hasta los 90 que hacen en el sello Akuphone.

Lógicamente, y por si la música no fuera suficiente, otro motivo más de visitar el festival es la propia ciudad de Marrakech -siempre vale la pena- y, aún más, las llamativas localizaciones de Villa Janna Ecolodge, el lugar en las que se desarrollan los conciertos y las sesiones. Echad un vistazo:

Mas información en atlas-electronic.com.

Etiquetas: