#Noticias

La nueva mixtape de The Weeknd lo lleva de vuelta a 2010

The Weeknd presenta su nuevo EP, “My Dear Melancholy,” recuperando el mood y las intenciones de sus primeras mixtapes.

03.04.18
Antoni Ripoll

De entre todos los hitos en el r&b de la última década hay uno que difícilmente se le escape a nadie: Toronto.

Hablamos de Roy Woods, dvsn, Majid Jordan o Partynextdoor, indiscutibles del género con base en la ciudad canadiense. Hablamos también de OVO Sound, la plataforma de Drake que ha abanderado y proyectado esta escena desde 2012, siendo OVO Sound Radio (en Beats 1 de Apple Music) su acción más popular. La emisora fue la primera en estrenar algunos de los singles más vendidos de la historia de la música, como «Hotline Bling» o «One Dance».

Han pasado casi ocho años desde que Drake colgara “The Morning” de The Weeknd en el blog de OVO Sound. Diciembre de 2010. El soporte de Drake a Abel Tesfaye durante el primer año de actividad fue fundamental.

Gracias al apoyo, Tesfaye se alzó el 2011 posiblemente como el newcomer más relevante del r&b a nivel global, completando ese mismo año la serie “Trilogy”, que incluía sus tres primeras mixtapes. La crítica fue unánime respecto a su ópera prima y el canadiense empezó una relación con Republic Records que todavía sigue y que ha dejado en el camino tres LPs e incontables singles.

The Weeknd ha vuelto al mundo editorial por sorpresa este pasado fin de semana con una mixtape, “My Dear Melancholy,”, también en Republic Records, compuesta por seis tracks producidos por Mike Will Made It, Nicolas Jaar, Daft Punk, Gesaffelstein o Skrillex, entre otros.

El trabajo, ya disponible en todas las plataformas de streaming, enlaza la esencia indie de sus primeras mixtapes con el acabado profesional de sus largos, si bien esta conexión no genera toda la magia que esperábamos.

Dos tracks por encima del resto. “I Was Never There” es un intento de recuperar la esencia de “House Of Balloons” —a saber: fiestas extremas en rooftops durante todo el fin de semana con modelos y un mood narcotizado permanente que cubre el todo el relato— pero la producción de Gesaffelstein delata esta puesta al día y la hace demasiado evidente como para sonar igual de fresca que en 2011. “Privilege”, por su parte, es una brillante pieza de cierre que debería ser la verdadera protagonista de la mixtape.

Además el disco está teniendo una vida paralela en multitud de foros gracias a sus letras, que según parece van dirigidas a sus últimas dos parejas: Selena Gómez y Bella Hadid. Como era de esperar, los memes ya están a la orden del día.