#Noticias

«La forma más fácil de suscribirse a la música que ha existido nunca»

El éxito y características de productos como el Amazon Echo desvelan que una de las claves de la aceleración del streaming como modelo es la "simplificación".

13.04.17
Frankie Pizá

La música ha pasado de estar en los escenarios a las radios, después a nuestros tocadiscos. Hace unos años pasó de los walkmans a los dispositivos móviles y ahora está tan cerca como otra persona lo está de nosotros.

Así lo explica a grandes rasgos en una sustanciosa entrevista el vicepresidente de Amazon Music en San Francisco, Steve Boom; entre otras muchas cosas, el directivo habla del potencial del «reconocimiento de voz» y la domótica low-cost para revolucionar la industria musical.

Amazon puso en el mercado el altavoz inteligente Echo en julio de 2015, prácticamente hace 2 años; en estos momentos han vendido unos 8 millones de unidades en U.S.A., casi como introducir el dispositivo en un 6% de los hogares estadounidenses.

Boom incide en la importancia de la «comodidad» y «simplicidad» a la hora de dar el paso a una suscripción de contenidos musicales o entretenimiento como la clave de su aceleración y futuro a corto plazo.

Un usuario de Echo puede pedir una canción a Alexa y la inteligencia artificial recomendarle una suscripción a Amazon Music Unlimited; el usuario tan solo tiene que decir que sí.

«Llevar a los consumidores más cerca de la música de una manera que no se ha experimentado en mucho tiempo» dice, matizando que «cuando se utiliza algo todos los días y es sin esfuerzo como en este caso, por supuesto que la mayoría están dispuestos a pagar por ello».

«Hay innumerables ejemplos de cómo una interfaz de voz conectada a un altavoz está cambiando de manera muy positiva la forma en que las personas interactúan con la música» dice Boom al respecto de Echo.

El ejecutivo no solo se centra en esta especie de inercia que arrastraría cada vez a más usuarios hacia el modelo de pago por streaming musical (y la búsqueda de la simplificación en el proceso entre contenido, consumo y receptor), también vierte algunas impresiones sobre la dirección de la industria a partir de estas circunstancias:

«El objetivo ahora debe ser acelerar el crecimiento del streaming pagado para que la industria en su conjunto crezca (y eso significa más dinero para los compositores y artistas)».

Para él, y por supuesto para Amazon, el streaming está consolidado: «Creo que el streaming de pago ha llegado a un tamaño y nunca habíamos presenciado tal nivel de sensibilización de los consumidores y aceptación en general». Por tanto, el proceso actual en la industria musical es el de «re-evaluar la dicotomía entre modelos gratuitos y de pago».

El acuerdo entre Universal Music Group y Spotify en esta dirección es una de las primeras fases de esta «necesaria» estrategia a nivel global.

Incluso Boom se permite el crédito de insinuar que con este tipo de servicios pasará algo muy parecido a lo que ocurrió con Netflix, empresa que ha impuesto un nuevo modelo de consumo audiovisual a base de financiar sus propios contenidos:

«Queremos proporcionar material a nuestros clientes que pensamos que tienen algo único, al mismo tiempo que dar voz a los artistas en desarrollo».

En sus palabras se intuye que los planes de Amazon Music Unlimited pasan por el mismo terreno que los de Spotify; convertirse en una incubadora de artistas y proyectos musicales y revisar el significado de lo que entendemos por sello discográfico.

Cuando le preguntan por las diferencias entre su producto y el de Apple Music, dice que «su estrategia no está tan dominada por la música urbana».