#Noticias

Kelela y la mixtape definitiva

29.10.13
Jordi Isern

Cuando se usa el término mixtape en las esferas del R’n’B, no se refiere tanto a una recopilación de temas para regalar, sino a una primera aproximación a un EP o álbum, pero que por su producción casera o escasa de recursos, se rebaja el nombre a mixtape. También por el echar mano a samplers de otros artistas y mostrar las cualidades jugando con material ya realizado. Con Kelela ha pasado lo mismo que con A$AP Rocky en su día o The Weeknd, que a pesar de jugar aún en la liga de las mixtape, dan el salto a los medios y a la calle, y es que el producto bien lo merece. Kelela es la última patada a los cantantes afros, y su voz se modula a las mil maravillas. Su mixtape CUT 4 ME (Fade to Mind, 2013) llegaba con adorno de disco importante. Producción por la gente de Night Slugs, con Bok Bok o gente tan atractiva ahora mismo como NGUZUNGUZU, quienes consiguen unir su industrialismo electrónico con el deje soul de la residente en Los Angeles. Un talento subterráneo que ha emergido con los mismos vestidos rasgados con los que se movía por las bajas esferas del R’n’B americano, pero que escondía lencería fina y cara en el interior, y que es toda una bomba. Del registro agresivo en “Enemy” o la tant Hudson Mohawke “Bank Head” que mantiene unos claps de tensión, al preludio de “Go All Night” de aires de grandeza y radiofórmula. Disfrutable en muchos sentidos y para tener en cuenta, mucho más allá que una simple mixtape. Kelela y su CUT 4 ME es una de las grabaciones de la temporada.
 

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.