#Noticias

La industria musical puede estar contenta, dice YouTube

Robert Kyncl afirma que YouTube ha pagado 1 billón de dólares a la industria musical en 12 meses, tan solo en publicidad.

07.12.16
Frankie Pizá

«La industria musical tiene razones de sobra para ser optimista» tras más de una década intentando luchar contra las descargas ilegales.

Ya lo percibíamos cuando supimos que más de la mitad de los beneficios de Apple Music y Spotify van a parar al pago de regalías y el dinero no llega de forma equitativa y transparente a los artistas o grupos musicales. Suele quedarse en los intermediarios.

Spotify pagó en 2015 la suma de 1.74 billones de dólares a las grandes discográficas; YouTube, a pesar de las intensas críticas contra su modelo de consumo y supuestamente no estar siendo justo con los artistas, ha desviado 1 billón de sus beneficios al mismo canal.

Robert Kyncl (en la foto), jefe de negocios de YouTube, lo ha confirmado en un post para una publicación de la compañía: la empresa ha gastado 1 billón de dólares en 12 meses únicamente en publicidad dirigida a las discográficas.

«In fact, in the last 12 months, YouTube has paid out over $1 billion to the music industry from advertising alone, demonstrating that multiple experiences and models are succeeding alongside each other.»

Esta afirmación contradice la idea que algunos artistas tienen de YouTube; por ejemplo, Trent Reznor comentó que YouTube «está construida sobre contenido robado».

En el post no se contrastan los datos comparándolos con otros servicios de igual modelo: ¿Cuánto cuesta un click y YouTube y cuánto una reproducción en Apple Music o Spotify? Probablemente no estamos hablando de las mismas cantidades.

Kyncl insinúa en el mismo post algo que el nuevo líder musical de YouTube, el popular Lyor Cohen, ya comentó: en el futuro, la industria musical tiene muchas probabilidades de parecerse a la de la televisión y el entretenimiento, debido a la proliferación y normalización de las suscripciones y la publicidad como principales fuentes de ingresos (desplazando a las ventas físicas).

Universal Music Group, Warner Music y Sony Music son las principales discográficas; ya venimos comentando desde hace meses el cambio de paradigma de estas empresas, que han pasado de víctimas del sistema a dominarlo en poco más de 5 años. El tiempo en el que el consumo mediante servicios de streaming se ha establecido definitivamente.

Las discográficas suben sus beneficios de forma exponencial: Universal en concreto declaró una subida del 64%, reciben dinero de fuentes que apenas podemos imaginar y todos los grandes artistas están asimilando progresivamente que darle la espalda al streaming no es una buena idea.

De hecho, una empresa musical, es una de las más exitosas a nivel global actualmente; Vevo cuenta con más de 19 billones de visitas al mes en todo el mundo, aunque no es todavía capaz de rentabilizarlas.