#Noticias

Excuse My Spanish: French Montana y Farruko con C. Tangana

22.09.17
Frankie Pizá

«Unforgettable» tiene mucho que ver con «Mala Mujer», si disponemos ambos singles separados uno frente al otro.

French Montana alcanza las listas de éxitos después de una carrera mínimamente respetable en el Rap estadounidense, siendo, como Drake, un extranjero. A las órdenes de Rick Ross, el de origen marroquí ha completado su álbum más completo y preparado para ser accesible a todos los públicos con «Jungle Rules». En ese single principal junto a uno de los Rae Sremmurd (Swae Lee), la influencia del Dancehall y los ritmos latinos es explícita.

C. Tangana no se quiere separar del Rap a pesar de promover una agilidad natural para cambiar de registros y apuntar a diferentes mercados. «Mala Mujer» lo ha colocado donde el Rap no ha podido, y un esperado próximo álbum puede suponer su confirmación o la preservación de una astuta identidad musical.

Entonces, que el madrileño y Montana colaboren tiene sentido: el Rap en castellano se está abriendo paso a través de las fronteras utilizando modelos musicales con los que la audiencia de aquí y de allá congenia de forma más rápida, y ambos mercados están encontrando el nexo de unión gracias a este tipo de ritmos.

Abrirse paso en el mercado norteamericano del Rap es algo utópico todavía para un español, aunque este es un paso que junto a una cabeza fría pueden posicionar al MC en un sitio más privilegiado todavía.

El remix de «Mala Mujer» incluye también a Farruko, otro artista que está experimentando un crecimiento gracias a su éxito en Sudamérica. A sus espaldas tiene ya colaboraciones con J. Balvin o Daddy Yankee, otra puerta de entrada apetitosa para el propio Tangana.

¿Qué aportan ambas contribuciones al contenido original? Más bien poco, ya que precisamente el original poco se puede mejorar dentro de su planteamiento. Aportan la diversidad, puntos de apoyo y los links que necesita ahora una carrera de estas dimensiones.

Conservar la autoridad como rapero, ser capaz de remodelar el Pop en tu país y abrir camino en mercados mucho más competitivos parecen tareas complicadas para cualquiera, aunque son tan solo síntomas de la horizontalidad que debe tener un producto musical hoy en día.