#Noticias

En letra pequeña: Splashh

16.07.13
Jordi Isern

Más allá de los rumores de su celebración o no- que al final sí-, o de la degradación del festival y del nivel de su cartel- que más o menos, un poco también-, el FIB sigue manteniendo una cuota de apuestas con premio, muy notable. Sin ir más lejos este año con Chvrches, Swim Deep, Woodkid, Le Carousel, Temples o… Splashh. Nos hemos encariñado mucho con estos, ya que de algún modo representan lo que en su día hubiese sido uno de los grupos del grueso del festival de Benicàssim. El indie británico de los 90’s en su máxima expresión. La estética grunge combinada con la moda de Londres, y su sonido que suma el britpop de los mejores Oasis con la distorsión de Ride. El cuarteto que forman Sasha, Toto (estos dos primeros son el corazón de Splashh), Jacob y Tom, nace en el barrio de Hackney de la city, y aparecen a mediados del verano de 2012, con “Need It”. Un explosivo tema, vitalista, jovial y descarado como primera canción de grupo. El modo de cantar, escondido entre capas, medio nasal, tiene ese aire de desesperación por pasarlo bien tan genuino de Inglaterra, que fácilmente los podría convertir en la bandera de otra nueva generación. Por algún motivo que no conocemos su explosión en los medios- tan importante allí- parece haber quedado congelada. Ya nos vale, lo hace más romántico. Tras ese “Need It”, llegarían auténticos himnos como “Vacation” y sobretodo “All I Wanna Do”. Juntar la acidez de Stone Roses, la particular voz, esas guitarras eternas que sobrevuelan a la melodía a lo largo de los tres minutos, y el mensaje de querer vivir como un rico, y ya. Su álbum debut Confort (Kanine Records, 2013), abunda en ese mensaje de felicidad por la vía rápida, y el pop de Chapterhouse pisando con Martins o Adidas gazelle. Ruido medido, vía directa y estribillos que se cazan al vuelo. El mejor grupo de uno de los primeros FIB, está en el cartel de este año. El domingo en la FIB Club, a las 19:45h: Splashh.