#Noticias

El sueño de Gregory Charles Royal

Un músico talentoso y sensato que una vez también probó suerte como vocalista; HIGH JAZZ* Records recupera sus demos "Take A Ride To Heaven" y "Pain".

15.07.16
Frankie Pizá

Como bien apuntan en HIGH JAZZ* Records, «Take A Ride To Heaven» es uno de esos singles Soul que hubiera encantado a Ron Hardy: «Pure uplifting madness. A brilliant, hooky and floor-friendly soul stomper.»

Detrás de la grabación, de mala calidad y con defectos que apuntan a que tan solo era una demo, se encuentra Gregory Charles Royal, un nativo de Greensboro (Carolina del Norte) conocido entre la escena Jazz norteamericana por su talento como trombonista y multi-instrumentista. Nunca por sus dotes interpretativas al micrófono.

Gregory creció en Washington D.C. y tocó con los Jazz Messengers de Art Blakey, con la Duke Ellington Orchestra, con los World of Trombones de Slide Hampton y la Howard University Jazz Ensemble.

Con 19 años, Gregory se trasladó a los estudios Track Recorders en Maryland para grabar por sí mismo dos canciones que había compuesto: «Pain» y «Take A Ride To Heaven». Era 1980 y el joven músico que había crecido con la era dorada de la Motown o grupos como Earth, Wind & Fire quería oírse interpretando sus creaciones.

Tuvo tan solo 8 horas para dar forma a los dos tracks, grabarlos y mezclarlos. Un año después, regrabó las canciones con «cantantes reales» al no verse «adecuado» como vocalista. El resultado se incluyó en el segundo LP de Royal, «Pain».

Las versiones originales y bocetos del trombonista tan solo se plancharon en una edición promocional y privada; son justo las que ahora recupera el sello suizo. Ésta reedición habla de la sensatez de una generación de músicos que a pesar de un inmenso talento, nunca perdían de vista su propio criterio de calidad.

Consigue el single aquí.