#Noticias

Dimlite es la terapia sonora para los que aún conservan la fe

25.07.16
Frankie Pizá

«Dimitri Grimm’s music quite simply restores my faith in humanity.»

Así se refiere a él Lost Twin, uno de los artistas de nuestro entorno local en los que más se identifica la huella de Dimlite, un proyecto musical que permanece aislado de cualquier exposición.

Su música y diseño sonoro apenas se ha alterado en una década; es una de las razones por las que posee una legión de fieles que con cada nueva aparición del suizo miran al cielo entusiasmados.

Algunos de los productores más importantes de nuestra geografía coinciden en su enorme influencia; Niño o Mwëslee son otros dos activos de la misma generación que probablemente no serían los mismos sin haberse topado alguna vez con Dimitri Grimm.

La última vez que supimos de él fue cuando presentó el proyecto Dym quell Holo: allí aparecía dando un singular espacio a su voz y acercándose al Folk experimental.

En «Perlissop» regresa a su mejor versión; instrumentos y capas sonoras que se dibujan y no de las que no acertamos a saber la procedencia; una voz que se convierte en una melodía o un sintetizador distendido que actúa como percusión. Todo parece ganar una rara coherencia cuando pasa por las manos de Dimlite.

Su música es alienígena y familiar al mismo tiempo; resalta por los finos detalles y por su temperamento sublime.

El EP se puede adquirir desde Bandcamp.