#Noticias

Corbin sigue siendo el secreto mejor guardado del R&B contemporáneo

04.09.17
Frankie Pizá

La voz de Corbin es inolvidable.

Desde «reason» o «Without U» y su tono frágil y dramático resulta imposible no referenciar la voz del joven de Minnesota.

Las tomas de sus vídeos y la cadencia normcore de todo el producto provocaban sospechas e intriga; el adolescente no superaba los 15 años de edad y ya se asomaba desde las frías ciudades gemelas con un producto equilibrado a nivel musical, estético y conceptual.

El colectivo thestand4rd comenzó a ganar relevancia gracias al éxito de esos primeros singles de Spooky Black; Psym, Bobby Raps y Allan Kingdom eran los otros tres nombres que formaban el cuarteto.

DJ Khaled y Doc McKinney (el productor canadiense artífice del perfilado musical para The Weeknd en sus inicios) se alzaron como algunas de las piezas que iban a convertir a Spooky Black en Corbin, un artista y un proyecto más formal y preparado para la industria y momento actual.

Corbin abandona su actitud amateur y su desaliño para potenciar algunas de las cualidades de su sonido y entonaciones en un disco debut titulado «Mourn»: la línea narrativa general es la de un «hombre de tendencia a la reclusión que convence a su amor para marcharse de retiro a un búnker dentro del bosque».

Las producciones corren a cargo de Shlomo y D33J; el disco sale a la venta precisamente en colaboración entre el colectivo que encabezan ambos productores, WEDIDIT, y Kobalt Music.

“Ice Boy” es uno de los singles principales y de los que ya se conocían previamente.