#Noticias

“Yo ya no contesto. Dejo que Dios me dé la razón”

“Bruno” es el segundo disco de Choclock, uno de los activos más importantes de la escena r&b nacional.

03.12.19
Antoni Ripoll

Esta semana hace justo cuatro años informábamos por primera vez sobre Choclock en TIUmag.

Corría el 2015 y Broke Niños Make Pesos (la escisión de Toska Runners formada por el mismo Choclock, Ellegas, Indigo Jams y Cruz Cafuné) todavía no existía. Cuatro años para entender cómo funcionan las dinámicas de la industria, para madurar sin perder la frescura de una propuesta genuina.

Choclock debutó en 2017 con “Suave”, un debut con un marcado acento gospel pero que ya evidenciaba un conocimiento profundo de un género tan diverso y longevo como el r&b. Dos años más tarde vuelve a demostrar su background en “Bruno”, un trabajo que vuelve a situar Canarias como epicentro del r&b y el nuevo soul contemporáneo.

El artista vuelve a hacer gala aquí de su condición de hombre del renacimiento, encargándose de las vocales, la producción musical, los aspectos técnicos y la dirección del proyecto. Además Choclock también ha estado trabajando en los últimos meses con Abhir Hathi en su recién estrenado EP debut. Trabajar duro es esto.

El resultado es un LP fresquísimo, el tipo de disco capaz de conectar con una audiencia amplia, no solo por incluir una gran variedad de registros, sino también por hacerlo de forma coherente y con un acabado tan profesional que cuesta creer que todavía no haya una major detrás.