#Noticias

#BandOfTheDay: Sleaford Mods

17.06.14
Dani Cantó

Algo huele a podrido en Inglaterra. Algo que proviene de sus calles, de su juventud, de sus jodidas tradiciones, de su hipocresía, de esa CIty que hunde a medio país en una carrera por no ser nadie, todo el tiempo. Es la basura que ha levantado el mensaje del UKIP, del puro neo fascismo. Pero también la basura que ha hecho explotar a la extraña pareja formada por el hiper acelerado cantante Jason Williamson y su colega Andrew Fearn, que provee bases minimas en teclados baratos. Ambos escupen las palabras con una pinta en mano, se cagan en quién se lo merezca y son lo más punk que se puede escuchar en 2014.

Punk en cuanto a querer romer con todo y con todos, con hacer música que no está hecha para gustarte, sino para levantarte de la silla y golpear la mesa, no es hip-hop para que los niños ricos hagan ‘Aha’ y sigan con su vida, es puro producto white trash de las Middlelands británicas. Imaginad los primeros The Fall, al espíritu de los versos de Mike Skinner. Imaginadlos en una gran mezcla de cultura basura, en la que pueden entrar temas sacados de los tabloides de color pis, mil tacos por segundo y covers de bandas de todas las épocas. Este disco es un escupitajo que duele, pero que nos merecemos. No han venido a sanar, ni a exorcizar, han venido a soltar mierda, a mil por minuto. 

Si queréis sentirlos en directo, estarán en el Villamanuela de este año.

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.