#Noticias

#BandOfTheDay: Marshtepper

19.12.14
Frankie Pizá

Cuando el entrevistador compara la forma de ver el concepto «performance» que tienen Marshtepper con el que años atrás tenían Throbbing Gristle, Jes Aurelius comenta:

«I think any type of artform has its function. But it’s interesting to blur lines between them. You could do a performance where you’re reading something over a drone, and it’s like, is that poetry, or music? After a while, it becomes irrelevant. You ask yourself? Is it a performance? Is it a video? Is it a piece of writing? How do you present it? It’s about mixing it all together. Like, we’re not purist as far as that goes.»

La vertiente artística siempre ha estado codeándose directa o indirectamente con la puesta en escena Noise/improv., y hoy en día cualquier proyecto enlazado con esta genérica sonora tiene en su ADN cierto tipo de recursos físicos y visuales: el creciente interés por la materia ha dado además una dimensión más internacional a algunos proyectos concretos, poniendo ejemplos desde Pharmakon a Vatican Shadow y sus psicóticas intervenciones en directo,

El dúo de acción entre Aurelius y Nicholas Nappa (también en las propuestas Destruction Unit y Body Of Light) llamado Marshtepper se perfila como el siguiente nivel, en términos de innmersión del público y «experiencia» enlazada a la música: venidos de Tempe (Arizona) y relacionados con el colectivo/plataforma editorial DIY Ascetic House, protagonizan unos espectáculos entre esotéricos y de aspecto pagano, fundiendo videoarte, vestuario extremo, fetichismo, bondage, niebla asfixiante, gritos, lamentos y signos religiosos.

Aún se sigue hablando de su contribución al 25 aniversario de Downwards en Berghain (Berlín), un evento al que acudieron por petición concreta de Silent Servant, encargado de gestionar Downwards America y que a su vez será quien impulse el debut en vinilo del proyecto «A New Sacrament of Penance». El LP, compuesto por 5 composiciones, es descrito por el sello como: “An extreme meditation on the reintegration of desire and the legitimation of individual corporeality, which reaffirms the hermeneutics of the unspoken.”

Marshtepper estuvieron presentes en el pasado Festival Cønjuntø Vacíø #2.

@FrankiePiza