#Noticias

Atlanta, allí donde crecen los hijos de Gucci Mane

La labor del veterano MC detrás de su editorial 1017 Eskimo Records se convierte en fundamental: Lil Wop y Hoodrich Pablo Juan se unen a su plantilla.

26.09.17
Frankie Pizá

Atlanta es un escenario único dentro del Rap norteamericano; no solo abundante, sino cosecha de propuestas tan diversas como estimulantes.

Hoy en día vivimos una nueva edad de oro del Hip Hop en la ciudad; el regreso de Gucci Mane, nuevos iconos como Lil Yachty o Lil Uzi Vert, imponentes de corte más clásico como Kodak Black o ejemplos de perfecto equilibrio entre calidad y accesibilidad, tales como Migos o Rae Sremmurd.

Si intentamos averiguar a las próximas promesas que alcanzarán una audiencia global en poco tiempo, debemos primero conectar con algunos de los nombres mencionados en el párrafo anterior; SahBabii, Lil Wop, Jacquees o Hoodrich Pablo Juan (en la foto principal) serán los próximos artistas que probablemente acapararán la atención en un futuro a corto plazo.

Dos de esas propuestas, la del psicótico originario de Chicago Lil Wop y el rudo Hoodrich Pablo Juan se integran en el roster de 1017 Eskimo Records, bajo el brazo y la protección de Gucci Mane.

En pocos lugares podremos encontrar alguna reflexión sobre la nueva labor del Rey Gucci al frente de su propia editorial con el beneplácito de Todd Moscowitz (Alamo Records) y la gigante Interscope. Resulta una señal de madurez en el MC que junto a su estabilidad emocional y continuidad confirman que el upgrade no ha sido momentáneo.

Ambos van a lanzar nuevos proyectos en la última fase del 2017. Pablo Juan ha almacenado en su discografía hasta 15 mixtapes en tan solo dos años (desde 2015) y a pesar de ello sigue planteando éxitos como «We Dont Luv Em», incluida en el próximo «Designer Drugz 3».

Por su parte Wop ya puso en la calle «Wopavelli 2» el pasado mes de julio, aunque se espera un nuevo álbum para los próximos meses.

La ética es distinta en cada uno (Wop tiene un corte más experimental y Pablo Juan se asemeja más a Future en cuanto a productividad y peso instrumental), aunque comparten sitio en uno de los ecosistemas más sorprendentes de la música contemporánea.