#Best of 2019

Best of 2019: 10 avant-garde tracks

TIUmag te presenta la mejor música de este año. A lo largo de las próximas semanas publicaremos siete listas con las canciones y los discos de 2019 que no deben caer en el olvido.

18.12.19
Antoni Ripoll
Texto de Antoni Ripoll. 
Diseño de Àlex Basalobre y Antoni Ripoll. 

Diciembre siempre será un mes especial para los medios. Discos, artistas, canciones, vídeos y demás entidades creativas compiten para aparecer en lo más alto de listas jerárquicas y obtener un último push antes de que los algoritmos hagan el trabajo sucio y les arrebaten el estatus de novedad para siempre.

Un año más, TIUmag vuelve a participar en este ritual colectivo y en esta ocasión hemos preparado dos listas fundamentales: las 50 mejores canciones y los 20 mejores discos de este ejercicio, dos categorías insalvables que definen la identidad del medio. Además, también hemos preparado una serie de listas específicas que nos ayudarán a justificar y contextualizar las dos listas principales. Puedes escucharlo todo en nuestro Spotify. Este será nuestro recorrido:

  • Best of 2019: 10 r&b jams 
  • Best of 2019: 10 avant-garde tracks
  • Best of 2019: 10 club tracks
  • Best of 2019: 10 hip hop bangers
  • Best of 2019: 10 canciones nacionales
  • Best of 2019: 50 canciones
  • Best of 2019: 20 discos

Hoy es el turno de la música de vanguardia. A lo largo de este año en TIUmag hemos estado especialmente atentos a las novedades en ambient, experimental y demás electrónica abstracta de vocación horizontal (y a veces también vertical). Ha sido un gran año para este tipo de sensibilidades.


10. R.H.G.T. – Expand

Difícil catalogar este track de R.H.G.T. en Opal Tapes. La cascada de distorsión y la ausencia de tempo recuerdan a un fósil trance primitivo enterrado bajo capas de ruido blanco. Uno de los ejercicios experimentales más intensos del año.


09. Otro – Slaves / Angels

Tan solo tres tracks ha necesitado Otro para llevar la esencia de “Be” a otro nivel. El valenciano sigue manteniendo el eje experimental sin sacrificar la narrativa de las piezas, ahora ya con una duración media superior a los de su anterior trabajo. Esto es lo que le pedíamos a la escena nacional de vanguardia en 2019, nada menos.


08. Alan Dixon – Ambient Braindisk

Dentro del último single de Alan Dixon para Running Back se esconde esta perla ambient con aroma ochentero que se aleja de las intenciones club del sello. Por demanda popular, a mediados de 2019 “Ambient Braindisk” recibió una versión con bombo pensada para sonar en sound systems de club. Nosotros nos quedamos con la original, por supuesto.


07. Fennesz – Rainfall

En “Agora”, Fennesz se toma su tiempo para desarrollar los tracks y usa la repetición como herramienta para moldear la estructura y difuminar los detalles de cada pista. “Rainfall” es el clímax del disco, ambient en desintegración que genera imágenes únicas a cada escucha.


06. Fire-Toolz – Eyewitness Meadow Flyover

Quién nos iba a decir que en 2019 incluiríamos un track vaporwave en las listas de lo mejor del año. Fire-Toolz y su mezcla de chillwave, ambient, metal y drone, bien lo merece. A primera escucha “Eyewitness Meadow Flyover” parece un descarte de Oneohtrix Point Never en la época de “R Plus Seven”, y esa sensación es una muy buena garantía.


05. John Beltran – A Different Dream

Dentro del nuevo disco de John Beltran para Delsin encontramos esta joya ambient que recuerda a los paisajes sonoros que diseñaban los míticos Biosphere a principios de este siglo. Pasan los años y Beltran no modifica su perspectiva: sigue sonando igual que en “Earth & Nightfall” (R&S Records, 1995). Un visionario en permanente auge creativo que merece estar bien arriba en esta lista.


04. William Basinski – 4(E+D)4(ER=EPR)

Hace mucho (muchísimo) tiempo dos agujeros negros muy distantes entre sí y situados en otra galaxia iniciaron una danza gravitatoria, girando entre ellos, cada vez a una distancia menor. Después de miles de millones de años atrayéndose, los dos cuerpos llegaron al punto de colisión cuando viajaban a la mitad de la velocidad de la luz.

A consecuencia de las masas y de la velocidad de impacto, el espacio-tiempo se deformó por unos instantes, emitiendo esta distorsión por todo el universo a través de ondas gravitacionales. En 2015 esta distorsión del espacio-tiempo fue detectada en la Tierra por un observatorio de Estados Unidos, demostrando por primera vez la existencia de agujeros negros.

William Basinski parece haber comprendido las implicaciones de este evento y lo ha usado como concepto para “4(E+D)4(ER=EPR)”, una excelsa pista de largo desarrollo 100% Basinski.


03. Lifted – Near Future

Free jazz espacial y luminoso en esta nueva entrega de PAN. El sello de culto siempre es un aval, no puede haber fallo. “Near Future” es la prueba de que este tipo de música no tiene por qué perderse siempre en la sofisticación formal, y que no hace falta ser un connaisseur de la experimentación y de la vanguardia para disfrutar la abstracción sonora. Inexplicablemente accesible y, a la vez, indescriptiblemente compleja.


02. Caterina Barbieri – Closest Approach To Your Orbit

Escribe James Rhodes en “Instrumental” (Blackie Books, 2015): “Me metí en la cama. Me puse los auriculares. Madrugada. Todo oscuro y silencioso a más no poder. Le di a la tecla de reproducción y escuché una pieza de Bach que no conocía, que me llevó a un sitio de tal esplendor, de tal abandono, esperanza, belleza y espacio infinito que fue como rozarle la cara a Dios. Juro que en ese preciso instante viví una especie de epifanía espiritual”.

La psicodelia synth de Caterina Barbieri suena más poderosa que nunca en “Closest Approach To Your Orbit”. Piensa en un huracán de líneas de sintetizador (algunas de inspiración trance, otras herederas de la new wave) que transporta al receptor a ese paisaje que describe Rhodes y que con tanta precisión ha sabido plasmar Ruben Spini en el artwork y las visuales para Barbieri.


01. Barker – Utility

Imaginar el futuro siempre ha sido un recurso habitual en la producción de música electrónica. Intentar adivinar cómo va a sonar ese género que nos gusta dentro de treinta o cincuenta años, con otra tecnología, con otra sensibilidad. Una fantasía abstracta que puede guiar todo el proceso creativo.

Pero lo cierto es que en muy pocas ocasiones la realidad acaba superando nuestra imaginación. Es lógico: no podemos construir un artefacto del futuro con los medios y la perspectiva del presente.

Por eso, cuando uno escucha “Utility” por primera vez se da cuenta de que está delante de algo especial. El enfoque ambient-techno de Barker es único porque no hay nadie más pensando de este modo ahora mismo. Podríamos trazar un paralelismo con los interminables build-ups de Lorenzo Senni pero, a diferencia de este, Barker no se sirve de ningún concepto ni referente estético: aquí la música está completamente al servicio de la imaginación del receptor. Y el resultado es inevitablemente intemporal.

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.