#La mejor música de 2018

Las 10 mejores canciones pop / r&b de 2018

La redacción de TIUmag selecciona las piezas más relevantes de este año. A lo largo de las próximas semanas publicaremos siete listas con discos y canciones que merecen no ser olvidados.

07.12.18
Antoni Ripoll
Criterio de Antoni Ripoll, Aida Belmonte, Guillermo Estrada-Nora, Sara Valdés y Raul Almeda.
Texto de Antoni Ripoll.
Diseño de Kentaro Terajima.

Es esa época del año.

Discos, artistas, canciones, vídeos, y demás entidades creativas compitiendo para aparecer en listas ordenadas que refresquen su estatus, que les brinden una última oportunidad de llegar a nuevos públicos antes de que los algoritmos hagan su trabajo.

En la práctica no deja de ser un ejercicio sincero de síntesis para poner un año en perspectiva. Y qué año. 2018 ha sido memorable se mire como se mire.

En TIUmag hemos preparado dos listas fundamentales: las 50 mejores canciones y los 20 mejores discos de este ejercicio, dos categorías insalvables que también definen el ethos de un medio de comunicación cultural como este. Además, y con la intención de preparar el terreno, publicaremos una serie de listas previas que nos ayudarán a justificar las dos listas principales. Este es nuestro recorrido:

A lo largo de las próximas semanas haremos inventario de lo que, a juicio de la redacción de TIUmag, ha sido lo más relevante de 2018. Puedes escucharlo todo en nuestro Spotify. Una novedad: por primera vez desde los orígenes del medio las listas tendrán orden. Hay número uno. Creemos en la fuerza de este formato.

Empezamos hoy con una lista centrada en la nuevas sensibilidades de la música pop, un género que ha colisionado irremediablemente con el r&b, renovando códigos y aportando una frescura inesperada. Vamos con las diez mejores piezas de este año:

10. C. Tangana – Cuando Me Miras (Sony Music)

La joya oculta de “Avida Dollars” (Sony Music, 2018) fue esta breve slow jam producida por Enry-K e interpretada por C. Tangana en clave macho sentimental. Eduardo Casanova aprovechó la ocasión para rodar un vídeo conceptual con Úrsula Corberó. Todos los ingredientes para crear un hit r&b están ahí, en su justa medida y bien combinados.


9. Blood Orange – Jewelry (Domino)

My newest album is an exploration into my own and many types of black depression, an honest ongoing anxieties of queer/people of color”. Además, “Negro Swan” (Domino, 2018) es el trabajo más completo, variado y comprometido de Dev Hynes hasta la fecha. De todas las canciones memorables que incluye (que no son pocas), “Jewelry” es la más cruda y sincera.


8. Kanye West – I Thought About Killing You (G.O.O.D. Music)

Kanye eliminó la primera versión de “I Thought About Killing You” de todos sus canales después de que Bill Kouligas, el jefe de PAN, anunciara acciones legales por el uso indebido de un sample de su propiedad. Es una pena porque esa primera versión lo tenía todo: el hipernarcisismo de Ye, el flirteo (¿involuntario?) con la escena experimental y una múltiple estructura que mostraba varios moods del megalómano. Disfrútala mientras no la borren de YouTube:


7. Serpentwithfeet – Bless Ur Heart (Tri Angle)

Cuesta imaginar a Serpentwithfeet en un universo estético distinto al que nos muestra en su último disco. “Bless Ur Heart” es una canción de amor barroca en las formas y el fondo, con un alto nivel de sofisticación (sonoro y visual) que, sin embargo, no es un obstáculo para emocionar al receptor.


6. Jacquees – No Validation  (Cash Money Records)

A veces parece que solamente el r&b clásico sabe capturar la poesía que subyace en el sexo. Es la sensación que produce “4275” (Cash Money Records, 2018) en general y “No Validation” en particular. Meses después de aparecer el track, Tyler, The Creator publicó un cover que acabó convirtiendo en himno el original.


5. Choker – Daisy (Jet Fuzz)

Se ha catalogado a Choker como un alumno de la escuela Frank Ocean pero quedarse solo con eso sería injusto. “Daisy” cierra su notable álbum debut, “Honeybloom” (Jet Fuzz, 2018), y es también una de las piezas r&b más expansivas, emocionales y creativas de este año.


4. Dwn2earth – Jodeci (Private Club Records)

Atlanta sigue siendo una factoría de talento y el newcomer Dwn2earth es el perfecto ejemplo. “Jodeci” es pura ensoñación pop, generosa en ad-libs y con una atmósfera nostálgica, casi fantasmal, que en cierto modo recuerda al primer “How To Dress Well” (de la época Tri Angle). Debut impecable.


3. Rosalía – Bagdad (Sony Music)

“Bagdad” es el cuarto single de “El Mal Querer” (Sony Music, 2018) y también su capítulo más dramático. Rosalía recupera de los arreglos de “Cry Me A River” de Justin Timberlake (él mismo aprobó su uso) y los lleva a su terreno mágico, enlazando flamenco, ritual religioso, cultura popular española y r&b como nadie se esperaba.


2. Sophie – Infatuation (Transgressive Records)

La pieza central de “Oil Of Every Pearl’s Un-Inside” (Transgressive Records, 2018) es un clímax de casi cinco minutos sin percusión, puramente melódico, sobre la desesperación por intentar comprender a la persona a la que amas. Sophie lleva esta idea al extremo y construye un build-up interminable, una balada épica que proyecta emociones que todavía no existen. Una canción que podría haber formado parte de nuestra lista de las mejores canciones ambient/avantgarde del año, pero que finalmente la incluimos aquí por la condición de estrella pop subversiva de su creadora.


1. James Blake – Don’t Miss It (Polydor)

2018 no ha sido el año de James Blake. Sus creaciones se pueden contar con los dedos de una mano (dos tracks, un remix y un par de colaboraciones) y sus apariciones públicas, también (a destacar su presencia como telonero de Kendrick Lamar en su gira europea).

A principios de este año el crooner explicaba que pasó por una fuerte depresión en los inicios de su carrera. Una depresión que lo ha marcado para siempre y por la cual sigue acudiendo a terapia. Lo explicó en un simposio de salud mental y arte, y fue su grano de arena para visibilizar una leyenda tan tóxica como recurrente en la industria artística:

“There is a myth that you have to be anxious to be creative, that you have to be depressed to be a genius”. 

Más o menos en esa fecha, James Blake colgó en su canal de YouTube “Don’t Miss It”, una canción que trata la tristeza y la soledad existencial de uno de los crooners más brillantes de nuestra generación. Esta es la mejor canción pop / r&b de este año, por su contenido, por su producción, por su contexto y por su significado.