#La mejor música de 2018

Las 10 mejores canciones nacionales de 2018

La redacción de TIUmag selecciona las piezas más relevantes de este año. A lo largo de las próximas semanas publicaremos siete listas con discos y canciones que merecen no ser olvidados.

23.12.18
Antoni Ripoll
Criterio de Antoni Ripoll, Aida Belmonte, Guillermo Estrada-Nora, Sara Valdés y Raul Almeda.
Texto de Antoni Ripoll.
Diseño de Kentaro Terajima.

Es esa época del año.

Discos, artistas, canciones, vídeos, y demás entidades creativas compitiendo para aparecer en listas ordenadas que refresquen su estatus, que les brinden una última oportunidad de llegar a nuevos públicos antes de que los algoritmos hagan su trabajo.

En la práctica no deja de ser un ejercicio sincero de síntesis para poner un año en perspectiva. Y qué año. 2018 ha sido memorable se mire como se mire.

En TIUmag hemos preparado dos listas fundamentales: las 50 mejores canciones y los 20 mejores discos de este ejercicio: dos categorías insalvables que también definen el ethos de un medio de comunicación cultural como este. Además, y con la intención de preparar el terreno, publicaremos una serie de listas previas que nos ayudarán a justificar las dos listas principales. Este es nuestro recorrido:

A lo largo de las próximas semanas haremos inventario de lo que, a juicio de la redacción de TIUmag, ha sido lo más relevante de 2018. Puedes escucharlo todo en nuestro Spotify. Una novedad: por primera vez desde los orígenes del medio las listas tendrán orden. Hay disco y canción del año. Creemos en la fuerza de este formato.

Hoy toca hablar del producto nacional. El cambio de paradigma en el pop a nivel global, sumado a la efervescencia urbana, ha creado el caldo de cultivo para que el talento y la creatividad sean los protagonistas. El listado que se presenta a continuación contiene las diez mejores canciones nacionales según TIUmag. Canciones en el sentido tradicional del verbo: composiciones cantadas. Quedan fuera de la lista las producciones instrumentales, los club tracks, los ejercicios experimentales y todo aquello alejado del universo pop. Vamos con ello:

10. Oddliquor – Candy Girl (autoeditado)

El discurso de Oddliquor es el mismo que lleva practicando desde sus inicios, con influencias que van desde Clams Casino hasta Erykah Badu. Un diseño sonoro que acerca al oyente a tópicos propios del r&b como el desamor o la lujuria pero desde un prisma personal, con esa oscuridad e intensidad que ya nos adelantaba en sus singles del año pasado. “Candy Girl” contiene todos estos ingredientes en su justa medida.


9. Elecesar + Judah – No Talk (Arkestra Discos)

“No Talk” es una fantasía r&b que parece conectar la sensualidad de Jacquees con el registro electrónico de Arkestra Discos. Aquí la base de Judah juega un rol mayor y recuerda a la excelsa instrumental que hace años usó Arufe en “DNA“, también obra suya. En ocasiones sucede que todas las partes y etapas de la creación de un track encajan y la magia fluye. Este es uno de estos casos.


8. Oso Leone – Virtual U (Apollo)

Aunque “Virtual U” ya se puede escuchar en el canal de YouTube de Oso Leone desde principios de este año, no ha sido hasta hace unos días que hemos tenido noticias de su publicación oficial, ni más ni menos que en Apollo. El track es una exploración de su sonido de siempre llevado hacia rincones más dreamy, tocando varios palos cercanos al soul, al funk y al r&b, bajo una producción más electrónica que nunca.


7. Sticky M.A. – Malito (Agorazein)

Sobre una intensa instrumental de TR-808 (muchos aires a Pi’erre BourneSticky M.A. le canta una vez más al desamor con un registro que recuerda a la escuela Young Thug, con GunnaSahBabii como ejemplos. Este es el terreno donde Sticky brilla especialmente.


6. Bad Gyal – Blink (Canada)

El primer single de “Worldwide Angel” (Canada, 2018) fue concebido para sonar en un club y hacer sudar los sound systems de turno sin contemplaciones. Algo inevitable si echamos un vistazo a los créditos: producción de DJ Florentino, mezcla de El Guincho y masterización de Vlado Meller (Kanye WestFrank OceanMichael Jackson…). La nota de prensa lo define como “reggaeton futurista filtrado por un sueño de electrónica anglo-latina, repleto de arreglos interesantes iluminados por pads ensoñadores“. Poco menos que eso.


5. C. Tangana – Llorando En La Limo (Sony Music)

Aunque “Llorando En La Limo” sea un prodigio técnico (producción y mezcla, diez sobre diez), no se trata de una canción pop de vocación mainstream. O al menos así lo veía Sony Music en un principio: una apuesta demasiado arriesgada dada la singularidad del track. El final de la película ya lo sabemos todos: plazas a rebosar de mecheros moviéndose al son del piano de Alizzz mientras el icónico estribillo es coreado una y otra vez. Uno de los mayores logros de C. Tangana este 2018 pero no el único.


4. Pedro LaDroga – Stalkeo Básico (LaDroga Lab)

Pedrito LaDroga lleva tanto tiempo en el futuro que puede permitirse sacar música grabada en épocas pasadas porque sigue sonando a 2028. No le alcanza nadie. “Stalkeo Básico” no cae en ninguno de los lugares comunes asociados a la música urbana. Olvida el trap y el hip hop. Es otra cosa.


3. Desert – Sense Tu (La Castanya)

¿Cómo juntar la rítmica del footwork, la canción catalana, la TR-808 y la sensibilidad del dream pop en una sola canción sin que el resultado recuerde a algo de lo anterior? Desert parece tener la respuesta en “Sense Tu”, una fantasía estética que lleva la esencia pop del dúo a coordenadas exóticas. Olatz Azcona firma un sublime vídeo que potencia el componente onírico. Obra mayor.


2. Yung Beef – Un Corazón Y Una Flecha (La Vendición)

Del mismo modo que ocurría en “A.D.R.O.M.I.C.F.M.S. 4”, el highlight de “El Plugg Mixtape” es también la pieza más emocional del disco. “Un Corazón Y Una Flecha” cuenta con Saox en la instrumental y líricamente se aleja del hustling para centrarse plenamente en el desamor, registro en el que Yung Beef se mueve más cómodamente y en el que logra los resultados más originales y excitantes. Música que perdurará en el tiempo.


1. Rosalía – Pienso En Tu Mirá (Sony Music)

No había otra posibilidad.

Dos meses antes de que Rosalía liberara el segundo single de “El Mal Querer” (Sony Music, 2018), “Pienso En Tu Mirá” sonaba por primera vez en público en el escenario SónarHall como clímax del concierto más relevante de Sónar 2018.

Las decenas de vídeos que registraron ese nacimiento, en YouTube e Instagram, configuraron un mosaico que permitía hacerse una idea de lo que estaba por venir. “Pienso En Tu Mirá” ya se intuía una construcción pop atípica, con un ritmo inspirado en música tradicional española y una harmonía poco habitual en el universo pop mainstream.

Rosalía se recrea aquí en su identidad de cantaora, en el folclore y en la cultura popular española, llevando todos estos elementos a coordenadas que nunca antes conocieron, y barnizándolos con una pátina de solemnidad propia de artistas con mucho más trayectoria. Esta es, sin ninguna duda, la mejor canción nacional de este año.