#La mejor música de 2018

Las 10 mejores canciones hip hop de 2018

La redacción de TIUmag selecciona las piezas más relevantes de este año. A lo largo de las próximas semanas publicaremos siete listas con discos y canciones que merecen no ser olvidados.

21.12.18
Antoni Ripoll

Criterio de Antoni Ripoll, Aida Belmonte, Guillermo Estrada-Nora, Sara Valdés y Raul Almeda.
Texto de Antoni Ripoll.
Diseño de Kentaro Terajima.

Es esa época del año.

Discos, artistas, canciones, vídeos, y demás entidades creativas compitiendo para aparecer en listas ordenadas que refresquen su estatus, que les brinden una última oportunidad de llegar a nuevos públicos antes de que los algoritmos hagan su trabajo.

En la práctica no deja de ser un ejercicio sincero de síntesis para poner un año en perspectiva. Y qué año. 2018 ha sido memorable se mire como se mire.

En TIUmag hemos preparado dos listas fundamentales: las 50 mejores canciones y los 20 mejores discos de este ejercicio: dos categorías insalvables que también definen el ethos de un medio de comunicación cultural como este. Además, y con la intención de preparar el terreno, publicaremos una serie de listas previas que nos ayudarán a justificar las dos listas principales. Este es nuestro recorrido:

A lo largo de las próximas semanas haremos inventario de lo que, a juicio de la redacción de TIUmag, ha sido lo más relevante de 2018. Puedes escucharlo todo en nuestro Spotify. Una novedad: por primera vez desde los orígenes del medio las listas tendrán orden. Hay disco y canción del año. Creemos en la fuerza de este formato.

Hoy presentamos las diez canciones hip hop más explosivas del presente ejercicio. El criterio sigue siendo la calidad y la creatividad, al margen de la condición de hit masivo de algunas de las piezas. Sin más dilación, las vemos:

10. Vince Staples – Feels Like Summer (Def Jam Recordings)

El track que abre “FM!” (Def Jam Records, 2018) es fiel al estilo de Staples: corto e incendiario. Los featurings de Ty Dolla $ign en el estribillo y de Kenny Beats (omnipresente este año) en la producción no hacen más que subrayar el inimitable vibe del californiano. West Coast 2018 era esto.


9. Lil Uzi Vert – New Patek (Atlantic)

Con medio planeta orando para que “Eternal Atake” (Atlantic, 2019) se filtre lo antes posible, Lil Uzi Vert publicaba “New Patek” hace unos meses para calmar al personal. El potencial y la capacidad de sorprender siguen presentes en estos seis minutos de flexeo con Dolan Beats en la instrumental.


8. Joey Purp – 2012 (autoeditado)

“2012” es el track menos Joey Purp de “Quarterthing” (autoeditado, 2018). El sencillo y melancólico beat de Knox Fortune es el protagonista de un track auto-reflexivo que repasa algunas hazañas polémicas de la adolescencia del artista. Magnetismo y euforia contenida.


7. A$AP Rocky – Black Tux, White Collar (RCA)

“Black Tux, White Collar” es un portal que conecta directamente con el A$AP Rocky de 2011 y la eclosión del cloud rap. Un sitio del que nunca nos tendríamos que haber ido. “All my role models either dead or in the pen’. I had no choice to be the nigga that I am“. Clams Casino y Pretty Flacko. Nombra un dúo más icónico. Esperaré.


6. Quavo – Rerun (Quality Control Music)

Si bien es cierto que el debut de Quavo en solitario no ha cumplido con nuestras expectativas (maldito hype), “Rerun” es un hit incontestable. Parte de culpa la tiene el featuring de un pletórico Travis Scott que este año está viviendo su mejor vida.


5. Travis Scott – Sicko Mode (Epic)

En un momento en que los álbumes van perdiendo relevancia en favor de las playlists, Travis Scott entrega un LP que es una experiencia total, con una estructura y una estética que se retroalimentan y un contenido que va a aguantar el paso del tiempo mucho mejor que la media de discos que compiten en su segmento. “Astroworld” (Epic, 2018) es una atracción de feria en sí misma, con tracks como “Sicko Mode”, partidos en dos o en tres partes, buscando el asombro en el receptor, jugando con el concepto y llevándolo más allá del disco: Astroworld será un parque de atracciones real en los próximos meses.


4. Sheck Wes – Wanted (Cactus Jack)

Estaba cantado que el rookie del año entraría en este top de mejores canciones hip hop. Podría haberlo hecho con “Mo Bamba” pero “Wanted” es la auténtica perla de “Mudboy” (Cactus Jack, 2018), una declaración de intenciones contundente, cruda y coherente con la visión de Sheck Wes“I’m a mudboy. I came from the mud, oozed out the concrete. I’m not a rose. I’m a mudboy, I came from nothing”.


3. Playboi Carti – No Time (Interscope Records)

Este 2018 hemos visto a Playboi Carti llevar al extremo todo aquello que anticipó el año pasado: versos repetidos decenas de veces en la misma canción, un flow basado en ad-libs e instrumentales que suenan como la BSO de un videojuego antiguo a todo volúmen en un subwoofer reventado (bendito Pi’erre Bourne). El resultado es una cascada de dopamina y azúcar que no cesa en la hora que dura “Die Lit” (Interscope Records, 2018). En realidad podríamos haber incluido cualquier track del LP en esta lista, pero “No Time” (con Gunna) fue nuestro crush sonoro desde la primera escucha.


2. Freddie Gibbs – Weight (ESGN)

A veces sucede que la vieja guardia vuelve para dar un puñetazo en la mesa y reclamar lo que es suyo. Y por norma general siempre sale mal. Pero este no es el caso que nos ocupa: el fluir y la explosividad de Freddie Gibbs en “Weight” (una oda al hustling y a la venta de cocaína al por menor) están fuera de toda duda y podrían dejar en evidencia a más de un newcomer. Además, la portada es un homenaje a Teddy Pendergrass que nos ha acabado de robar el corazón.


1. Jay Rock – King’s Dead (Top Dawg Entertainment)

Miss me with that bullshit”. No podía ser de otro modo. El número uno de nuestra lista está reservado para esta fantástica colisión de cuatro estrellas en los puntos álgidos de sus carreras: Kendrick Lamar, Jay Rock, Future y James Blake. Que nadie espere mensaje social o político aquí: se trata de una celebración de su potencial, de su posición en el juego. Un ejercicio de flexing llevado al paroxismo.

El track central de “Redemption” (Top Dawg Entertainment, 2018), y de la BSO de Black Panther,  tiene todo lo que un hit de rap necesita, amplificado por una superlativa instrumental de Mike Will Made It y por unos visuales que son pura euforia, y adornado con un epílogo a medias entre Kendrick y James Blake. Irremediablemente el hit del año en su segmento.