Uno de los puntos fuertes de este próximo Sónar Festival y sin duda la cita ineludible para los seguidores de la electrónica experimental es el showcase con el que el sello austríaco MEGO celebrará sus 20 años de existencia.

20 años expandiendo los límites sónicos

MEGO nació a mediados de los 90 como una vía alternativa al 4/4 bailable imperante en la incipiente escena techno austríaca del momento. Ramon Bauer, Peter Meininger y Andreas Pieper dieron forma a un sello que en 1995 publicó su primera referencia, toda una declaración de intenciones: “Fridge Trax” marcó un hito en la exploración sónica contemporánea del mismo modo en el que se puede hablar de la obra de Autechre o Pan Sonic, por ejemplo. Tal como avanza el título el EP, para la producción del mismo se colocaron una serie de micrófonos dentro de neveras para captar unas resonancias y zumbidos posteriormente modulados y estructurados con ritmos digitales. Años después, el uso de neveras para conseguir ambientaciones ha sido reivindicado por artistas como Mark Leckey y Sunn O))), entidad del drone metal que como veremos está ligada a la historia de MEGO / Editions MEGO.

Firmaron este “Fridge Trax” (MEGO, 1995) dos de los fundadores del sello (Andreas Pieper y Ramon Bauer, conocidos como General Magic) junto a Peter Rehberg (Pita), quien terminó sustituyendo a Peter Meininger en la dirección de la discográfica.

En los 10 años posteriores, MEGO definió su catálogo con las primeras referencias de Fennesz, quien en 2001 se convirtió en la cara más conocida del sello gracias aEndless Summer” (MEGO, 2001), así como con destacados trabajos de la vertiente ambiental más amable de Jim O’Rourke (“I’m Happy, And I’m Singing, And A 1, 2, 3, 4”, del 2001), de la fragmentación glitch de Pita (“Get Down”, del 2002), del noise denso e impactante de Kevin Drumm (“Sheer Hellish Miasma”, también del 2002) y de la abrasión alienígena de Florian Hecker (“Sun Pandämonium”, del 2003). Además, MEGO también editó algún título de las insignias noise Russell Haswell y Merzbow, del pop nipón fragmentado de Tujiko Noriko, del black metal electronizado de Ulver y de los visionarios españoles EVOL y Francisco López.

Desde sus inicios, una de las características de MEGO ha sido su reivindicación del ordenador como herramienta de creación, sea para crear el caos indudablemente digital de Pita o la calidez agradable del mencionado trabajo de Jim O’Rourke. En este sentido, se puede considerar al sello como pionero y propulsor de la etiqueta «laptop music». El prestigioso músico experimental japonés Otomo Yoshihide definió la obra de MEGO como «brand new computer punk music«, aunque Peter Rehberg cuenta en RBMA que se desmarca de la etiqueta «punk» porque su finalidad no es provocar sino «expandir los límites de lo que uno puede hacer con su instrumento».

pita - get down!

Pita – Get Down! (MEGO, 2002)

Fue precisamente Rehberg el que, un año después de que MEGO cerrara en el 2005, resucitó la marca bajo el nombre de Editions MEGO para cuidar el catálogo ya existente, ampliarlo con nuevas referencias y acabarlo de convertir en el sello de referencia de la electrónica vanguardista que es actualmente.

Una de las principales aportaciones de Rehberg ha sido la creación de una serie de subsellos para expandir y desarrollar independientemente diferentes vertientes de la música editada por Editions Mego.

Tras Ideological Organ está Stephen O’Malley de Sunn O))) y sus apuestas por lo que se refiere a la experimentación acústica espectral con influencia de la música medieval, tradicional y sacra. De hecho, el mismo O’Malley forma parte de algunos de los proyectos que han editado en este subsello (Sunn O))), KTL, Nazoranai).

Por su parte, Sensate Focus está comandado por Mark Fell y fue creado en el año 2012 para dar salida a producciones de «house» deconstruído que acercan ligeramente el universo de Editions Mego a la cultura club.

Sin embargo, la escisión más notable ha sido Spectrum Spools, subsello fundado en el año 2006 y que ha lanzado trabajos de artistas como el productor de ambient Bee Mask (protagonista de una de las mejores actuaciones del pasado Sónar), de la figura de culto del techno Donato Dozzy y también de Container y Prostitutes, artífices del techno abrupto y distorsionado. Recientemente, Spectrum Spools ha reeditado «Music For Amplified Keyboard Instruments» (Red Records, 1981), antigua joya en la que David Borden aplica al sintetizador la influencia del minimalismo de clásicos como Steve Reich, Philip Glass y Terry Riley. Spectrum Spools está bajo las órdenes del mismo Rehberg junto a John Elliott, uno de los tres integrantes del grupo Emeralds.

Hablar de David Borden y sobretodo de Emeralds sirve para introducir la línea que ha destacado en el último lustro de Editions Mego: la de la música ambiental, progresiva y cósmica producida con ordenador. Emeralds se alzan como el máximo exponente gracias a «Does It Look Like I’m Here?» (Editions Mego, 2010), pero también se tienen que tener en cuenta las carreras en solitario de los dos músicos que integraron Emeralds junto a John Elliott: Steve Hauschildt y Mark McGuire. Otro disco a subrayar en esta categoría es «Returnal» (Editions Mego, 2011), de Oneohtrix Point Never, artista ahora ampliamente conocido gracias a su debut en Warp, el excelente «R Plus Seven» (Warp, 2013).

Showcase eMEGO en Sónar 2015

ktl

Para celebrar su 20 aniversario, Editions Mego ha organizado una serie de showcases que pasarán por ciudades como Tokyo, Viena, Londres y Barcelona. Su programación en el Sónar 2015 quedará concentrada durante la tarde del viernes en el Sónar Complex, el único escenario del festival que dispone de butacas. La representación de Editions MEGO contará, como no, con algunas caras clásicas y recurrentes de su catálogo, pero también con las apuestas recientes que más han dado de que hablar.

Peter Rehberg actuará con KTL (en la foto superior), proyecto compartido con Stephen O’Malley de Sunn O))). Juntos, estos dos titanes de la experimentación sónica desarrollan ambientes progresivos de tempo monolítico en los que la distorsión cristalina del black metal emerge como una aurora de entre nubes de drone oscurísimo. Así, pasarán por el escenario del SónarComplex las dos mentes responsables tanto del catálogo de Editions MEGO como de los lanzamientos del subsello Ideological Organ.

Tanto o más reconocido en el mundo de la música experimental y el noise es el nombre de Russell Haswell. Este multidisciplinar y polifacético artista inglés ha centrado su carrera en la investigación de las posibilidades más extremas del sonido, partiendo de su portátil para crear piezas inaccesibles para la mayoría del público pero que sin embargo le han valido el respeto eterno de mitos como Peter Rehberg (obviamente), Whitehouse, Pan Sonic, Florian Hecker (en la serie de actuaciones audiovisuales «UPIC Diffusion Session«), Autechre (quienes se lo han llevado varias veces de gira), Aphex Twin (dinamitaron la fiesta del décimo aniversario de Warp con un set b2b que se recuerda como una descarga de metralla y ruido), referentes del noise japonés como Merzbow y Barry Hogan/ATP (organizaron juntos un minifestival invernal de electrónica radical durante dos años consecutivos).

Aunque Editions MEGO es la discográfica más recurrente en el catálogo del artista, Russell Haswell también ha publicado en otras casas de referencia como PAN, No Fun, Downwards y Diagonal, sello que ha editado el celebrado álbum «37 Minute Workout» (Diagonal, 2014), centrado en el ritmo y la percusión.

Últimamente ha abandonado su faceta inicial de «artista de portátil» a favor de los sintetizadores modulares, tan en boga hoy en día. Sea en el formato que sea, lo que es seguro es que la actuación de Russell Haswell será radical.

El equivalente patrio a Russell Haswell es, sin duda, EVOL. Bajo este alter ego, Roc Jiménez de Cisneros (complementado desde hace unos años por Stephen Sharp) ha desarrollado una «deconstrucción de la cultura rave» que ha dado como resultado una propuesta terrorista definida por él mismo como «computer music for hooligans«.

Tras este defensor del happy hardcore, el gabba y de todo lo visceral que despierte reacciones adversas se esconde una de las figuras más reputadas de la experimentación sónica española. Prueba de ello es que haya ejercido de profesor en un máster de arte sonoro de la Universidad de Barcelona, así como realizado instalaciones y colaboraciones con instituciones artísticas como el MACBA, el CCCB, la Fundació Tàpies y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Además, también es coresponsable del sello por suscripción ALKU, focalizado en la radicalidad sonora y con referencias de artistas como Mark Fell, Kevin Drumm, Florian Hecker y Lorenzo Senni.

lcc

La otra propuesta nacional del showcase de Editions MEGO es LCC (en la foto superior). Anteriormente conocidas como Las Casicasiotone, este renombrado dúo integrado por las asturianas Ana Quiroga y Uge Pañeda se presenta no solo como una de las actuaciones más apetitosas del showcase de Editions MEGO sino directamente como uno de los imprescindibles de esta próxima edición del Sónar. Su disco debut, «d/evolution» (Editions MEGO, 2014), combina magistralmente ambientaciones de electrónica profunda con elementos de sonoridad natural, orgánica. Hay progresiones minimalistas y densas adornadas con apuntes industriales y tratadas con melancólica sensibilidad cinematográfica, de aquí que al hablar de ellas sean nombres recurrentes Ben Frost, Tim Hecker, Angelo Badalamenti y Cocteau Twins.

La representación femenina se cierra con Klara Lewis. Su disco debut, «Ett» (Editions MEGO, 2014), es un trabajo áspero guiado por linealidades hipnóticas, beats difuminados, abstracciones dub, ambientaciones profundas y tonalidades oscuras. Pese a ser el primer disco de la artista, tras el mismo se encuentra un elaborado proceso de producción: grabaciones de campo, manipulación sonora, sampleos, etc. Este gusto y dominio de lo experimental se entiende mejor al saber que es hija de Graham Lewis, bajista del esencial grupo de post-punk Wire que ha desarrollado una carrera paralela centrada en la música más arriesgada y abstracta (sin ir más lejos, participó en el festival de 24 horas de drone emmarcado en la última edición del festival Le Guess Who?).

Por lo que parece, Klara Lewis ha sido una de las revelaciones de las últimas ediciones de festivales de referencia como el berlinés CTM.

voices from the lake

Voices from the lake

La actuación que esperamos con más emoción, pero, es la de Voices From The Lake (en la foto). Este dúo integrado por los reputadísimos productores italianos Donato Dozzy y Neel es autor de una de las grandes obras maestras de la electrónica contemporánea: «Voices From The Lake» (Prologue, 2012) es una narración lineal de 70 minutos en la que a través de un techno ambiental y reposadísimo se induce el oyente a un estado de relajación contextualizado por los detallados elementos orgánicos y sonoridades acuáticas que caracterizan el álbum. Un viaje tribal y místico en manos de dos de los artistas más respetados y personales del techno actual. Posteriormente al mencionado álbum, Voices From The Lake han publicado material basado en sus directos, pero el nivel de su disco homónimo será muy difícil de superar. Sin duda, unos firmes candidatos a recibir los mejores adjetivos de nuestra crónica postfestival.

El showcase del duodécimo aniversario de Editions MEGO estará precedido por una entrevista enmarcada en el Sónar +D en la que Peter Rehberg responderá a las preguntas formuladas por la periodista Anne Hilde (colaboradora de The Wire, directora de nyMusikk Oslo y cofundadora de la agencia Electra). Se realizará el jueves del Sónar a las 14.30h y estará abierta a todos los asistentes del festival (aunque se dará prioridad a los acreditados para el Sónar +D). Una oportunidad inmejorable para conocer la trayectoria y opinión de una de las figuras básicas de la música experimental de las últimas dos décadas.

Además, el programa de la próxima edición del Sónar también incluye actuaciones de otros artistas vinculados al sello austríaco, como sería el caso de Mika Vainio y Nazoranai (trío que integran Stephen O’Malley, Keiji Haino y Oren Ambarchi).