#Crónicas

El año en que el FIB volvió a ser uno de los grandes

21.07.16
Frankie Pizá

Fotografías de la organización y de Adrián Morote

Texto de Jesús Rua y Pol Frei.

Después de algunas de las ediciones más flojas del festival, este año el FIB ha vuelto a lo más alto del pódium. Con una asistencia total de 170.000 espectadores a lo largo de sus cuatro jornadas, en Benicassim vuelven a saborear las mieles del éxito.

Después de la época de Vince Power al festival de Benicasim le ha costado unos años recomponerse. En esta edición se ha demostrado que el FIB vuelve a ser uno de los grandes festivales españoles. Nos encontramos con un evento renovado y un ambiente más propicio para disfrutar de la música programada.

En un festival tan grande es difícil que los escenarios más pequeños consigan robar protagonismo a los más grandes, pero el nuevo J&B South Beach Dance lo consiguió con su programación electrónica. Si en la edición anterior ya contaba con la zona Sound Beach Pool Party, este año se instaló un escenario más grande solo para ritmos electrónicos.

En él pudimos disfrutar de los shows de John Talabot, The Magician, Delorean y beGun. La noche del viernes fueron John Talabot y The Magician quienes pusieron el broche de oro a la jornada en el J&B South Beach Dance.

TIU-cronicas-FIB-Benicasim-2016-6-77

El primero, cabeza del sello barcelonés Hivern Discs, lo hacía con su DJ set durante un horario demasiado similar en el que The Chemical Brothers lo hacían en el escenario principal de Las Palmas. Aún así, el catalán no defraudó y los que apostaron por él acabaron más que satisfechos y sin ningún tipo de remordimiento.

Este dejó el escenario libre para que el belga Stephen Fasano, AKA The Magician, hiciera bailar al público hasta el cierre mientras se empezaban a ver los primeros rayos de sol.

En ese mismo escenario Delorean protagonizaron uno de los mejores shows de la noche del sábado. Coincidiendo con Bloc Party el escenario no estaba saturado y se podían bailar perfectamente todos los sonidos de su directo. Nos deleitaron con sus temas de siempre como ‘Deli’ así como con los de su reciente trabajo ‘Muzik’. ‘Epic’ fue el tema que inició su show y que define el conjunto de su sesión, ya que los de Zarautz no decepcionaron a ninguno de los asistentes.

beGun, que publicaba su debut ‘Amma’ el pasado mes de abril con Foehn Records, fue el encargado de dar paso a la medianoche en la última jornada del festival. Gunsal fue una gran apuesta para quienes querían iniciar la cuenta atrás del festival con mucho beat.

TIU-cronicas-FIB-Benicasim-2016-1

La zona del Sound Beach Pool Party era donde en todo momento reinaron los bailes y la fiesta. Allí pudimos disfrutar de LWLIGHT cerrando la primera noche del stage. Quienes acompañan a John Grvy en sus show ofrecieron una sesión en la que era imposible no gozar. De principio a fin.

Con Young Beef, con el que lanzaron el tema «Ohmai», y Kaydy Cain entre el público, los asistentes danzaban entre polvo y arena. El escenario ofrecía una decoración a lo MIAMI VICE con palmeras de plástico y neones que vibraban al ritmo de la música.

Por su parte, el joven productor madrileño Miqui Brightside hizo las delicias del público en una playa abarrotada. Temas de Kanye West o “Se me nota” de Fuego abrieron paso a un final de infarto en el que “Ritmo de la noche” levantó los ánimos de quien quedase aún sin convencer.

Jamie xx era uno de los grandes esperados de la noche del viernes en el escenario VISA, el segundo del festival. De este cabe destacar que el sonido no era de los mejores (por lo general, poco podemos quejarnos en este aspecto) y, a pesar de que costaba abrirse paso y hacerse un sitio para ver al inglés, no nos parece uno de los nombres a destacar en esa jornada. Lo hemos visto lucir más en otras ocasiones, y es que los allí presentes esperábamos un live y nos tuvimos que conformar con una sesión dj set.

TIU-cronicas-FIB-Benicasim-2016-5

En la noche del sábado el directo de Breakbot fue uno de los mejores shows de la jornada junto a Delorean, del cual se esperaba un DJ set y, al contrario que Jamie xx, finalmente fue uno de los lives más movidos de la noche con banda incluida. El francés no decepcionó.

El jueves es el dia de introducción al festival y, como otros escenarios como el Visa estaban cerrados, la mayor parte de la programación de ese día fue en Las Palmas. El sonido fue realmente bueno en casi todos los escenarios, pero lo fue especialmente en el escenario principal, en el que se escuchaba perfectamente desde cualquier ángulo.

En la jornada de apertura casi toda la acción estuvo el escenario de Las Palmas para ver las actuaciones de John Grvy, El Guincho y Skepta. Fue John Grvy el encargado de abrir el escenario más grande del FIB y en ningún momento se le quedó grande. Sabíamos lo que íbamos a ver y parecía que los demás también. Entre sus éxitos «Mad on her» o «Faded Away» hizo que el público saltara sin descanso con su versión de la boy band de los noventa «Backstreet’s Back», de Backstreet Boys.

Prácticamente sin descanso llegó al escenario El Guincho, así que no dio tiempo a que nadie bajara la guardia. Temas como «Comics», y obviamente «Bombay», trajeron el elektropicalismo a Benicassim.

TIU-cronicas-FIB-Benicasim-2016-4

El plato fuerte del Grime londinense, Skepta, también se subió a Las Palmas abriendo con «Konichiwa». Lo peor del show, sin duda alguna, fue el público británico desatado de locura y la brevedad de la actuación. Aún así, el del sur de Londres hizo lo que se esperaba de él, con críticas a la sociedad incluidas.

De la noche del sábado Disclosure eran de los más esperados. Sin momentos demasiado destacables decepcionaron poco a poco a los fibers que abarrotaban el sitio. Un live monótono con un cierre algo mejor que el resto de show que hizo que nos fuéramos sin tanto mal sabor de boca.

Domingo fue el turno de Kendrick Lamar. Él era uno de los cabezas de cartel del último día y eso se reafirmó con la gran afluencia de público que asistió en ese momento. Si Kendrick es actualmente uno de los líderes del rap mundial no hay duda que el domingo se confirmó como tal. Este fue el mejor show del domingo y, probablemente, uno de los mejores del festival entero.

No faltaron grandes hits como “Swimming Pools (Drank)”, “Bitch, Dont Kill My Vibe” y la más reciente “King Kunta”. En la explanada de Las Palmas no cabía ni un alfiler y se podía observar que nadie se estaba aburriendo lo más mínimo. Un show que aportó la guinda al festival y nos hacía acabarlo con un muy buen sabor de boca.