#TIU Plays Mahjong

2015: Best Tracks

Las canciones y sencillos que llevan consigo algo más que lo puramente musical; 35 + 1 tracks que trascienden su forma y representan para nosotros la energía y sucesos artísticos más relevantes del 2015.

23.12.15
Frankie Pizá

No hay mejor forma de recordar un año musical que con sus canciones, sus sencillos, aquellos que consiguen de forma determinante que el público conecte o no con una forma artística o proyecto. Un single es parte de algo mayor o un simple momento de inspiración y brillantez, o más bien puede traspasar esa naturaleza y convertirse en una ilustración perfecta de nuestros tiempos musicales o humanos.

En base a ese poder, a la virtud de trascender y llevar consigo algo más que “música”, construimos nuestra lista de las canciones que querríamos ver dentro de 10 años si nos enseñaran un vídeo resumen de lo que fue 2015. Algunas de las seleccionadas, y mirando al futuro, a buen seguro se habrán convertido ya en estándares de nuestra generación.

En TIU seguimos jugando al Mahjong con nuestro 2015.

35. Blaze Kidd & Uli-K

"Recuerdos"

“Exclusivo” ya fue suficiente para que el proyecto de Blaze Kidd fuera planteado como uno de los más excitantes de cuantos estén desarrollándose en UK dentro del universo Hip Hop.

Un inmigrante ecuatoriano asentado en Londres con una idiosincrasia única a la hora de versar y relación con algunos de los más avanzados productores de la actualidad, tales como Palmistry, EndgamE o sus frecuentes colaboradores Uli K y Kamixlo (ambos y junto a él, en el colectivo Endless).

Es con Uli-K con quien Kidd vuelve a conectar en “Recuerdos”, una excelente, melancólica pieza que ha sido una de las pocas noticias relacionadas con el MC en este 2015. Arpegios Trance, ecos y desamor en un single excepcional y singular al mismo tiempo.

34. Demdike Stare

"Patchwork"

“A dichotomy of dancefloor devilment, going hard for it on one side, and running ragged emotions on the other.”

Constando de los cortes “Patchwork” y “Rathe”, en el release propuesto por Miles Whittaker y Sean Canty en la séptima entrega de su iniciativaTestpressing” oscila desde el halfstep/Jungle adulterado y granuloso al 2-step maníaco, resultando probablemente en el mejor número o uno de los más emocionantes que ha dado la serie. Al menos, el más cercano a la pista de baile y con más resonancia desde que ésta comenzara en 2014.

33. Tapes

"Somebodies Baby"

El que conozca a Tapes sabrá desde el primer momento que ésta es una anomalía en su discurso; en raras ocasiones el productor de culto alemán y uno de los estandartes detrás del ligero revival que el Dancehall digital sufrió hace más o menos un lustro gracias al sello Jahtari se ha inclinado al punto soulful que transmite esta delicada y breve versión de uno de los clásicos de Pat Kelly, una de las principales voces del Rocksteady jamaicano.

Ese aspecto sucio, esas notas simples y de videojuego en 8-bit sí son suyas, muy suyas. Algo también igualmente extraño que sobrevuela el release es que haya sido lanzado por Workshop, el sello alemán que no suele transitar este tipo de pasajes.

32. Dr. Dre

"Genocide" (feat. Kendrick Lamar, Marsha Ambrosius & Candice Pillay)

“Genocide” se balancea como la suspensión de un Cadillac. Aquel que de carrocería negra mate se pasea por las calles de Compton contigo dentro.Dr. Dre y sus producciones, a pesar de su pasado y siempre deuda con lo ecléctico, llevan sobre sí una cadencia distinguible: el ritmo es intenso y claro, definido, mandan las líneas de bajo y los bombos parecen ir amortiguados con en cada impacto”.

Extraído de: “Still Dre: “Compton” y la reconciliación con una causa no perdida”

Se puede escuchar desde Apple Music.

31. Janet Jackson

"No Sleeep"

A simple primera escucha o primera vista, el single y álbum regreso de Janet Jackson podría parecer una simple anécdota. Nada está más lejos de la realidad.

Varias son las cuestiones y detalles que sobrevuelan sobre “No Sleeep”, un absoluto sobresaliente como canción R&B (y principal punto álgido del trabajo largo) que no solo recupera la sensualidad del mejor momento en los 90 de la hermana pequeña de Jacko (“Janet.” en 1993, “The Velvet Rope”en 1997), también la vuelve a reunir codo con codo con los artífices de esa edad dorada, como son el legendario dúo de producción Jimmy Jam y Terry Lewis.

30. Famous Eno

"Jaws Riddim"

Notas de sintetizador que parecen más bien punzadas en tu corteza cerebral. Minimalista en su diseño y letal en cuanto a efectividad, así es el más poderoso instrumental de influencia Grime que ha lanzado al mercado Famous Eno, productor londinense anteriormente conocido por el proyecto Warrior One. Swing Ting  ha sido la compañía encargada de comercializar este “JAWS RIDDIM”.

29. Tyler the Creator

"Fucking Young"

La gran influencia y probablemente asesoramiento de Pharrell en el reciente flujo creativo de Tyler the Creator se dejan ver de una forma evidente en “Fucking Young”, un single magistral en todos los sentidos.

Como esencia y concepto, espléndidamente ligado a la actitud de Odd Future pero aquí representado de una forma más inocente y juvenil, como punto de inflexión estilístico en la carrera de su líder, musicalmente extravagante aunque equilibrado, como reunión de talento al incluir a Charlie Wilson, Toro Y Moi o Cole Alexander de los Black Lips. De largo el punto determinante en el irregular álbum “Cherry Bomb”.

28. The Weeknd

"Can't Feel My Face"

“She told me, “Don’t worry about it.”
She told me, “Don’t worry no more.”
We both knew we can’t go without it
She told me you’ll never be alone-oh-oh, whoa.”

Este es Abel Tesfaye de nuevo trazando una comparación entre el consumo de cocaína y la sensación completa de amor. Y dejando cada vez más entrever la pesada influencia de Michael Jackson en su actitud artística y vocal.

“Beauty Behind The Madness” conserva las propiedades que en un primer momento hicieron destacar al cantante de Toronto detrás de The Weeknd (temáticas lujuriosas, ligero melodrama, vicio y soberbia), aunque las tiñe de un más intenso color oscuro; un descenso al purgatorio en el que el canadiense no ha perdido ni un ápice de su llegada mainstream.

27. MM

"9th Ritual"

“I broke my MIDI drum pad recording ‘9th Ritual.’

Miss Modular se expresaba así al comentar sobre la creación del tema central de su más reciente EP como MM, la décima referencia del sello Her Records, del que es co-fundador. Un corte corpulento y futurista, con el acento de la percusión tribal (derivada del ‘Ha’) y una melodía con el carácter siniestro que suele caracterizar al sello.

26. Palmistry

"Memory Tafetta"

Podría parecer que el mood artístico de Palmistry estuviera inventado y nos fuera familiar desde hace años, pero no tenemos que olvidar que el joven artista británico es uno de los innovadores Pop más avanzados de su generación.

Repleto de detalles maximalistas y plasticidad, su tono profundamente melancólico y la estilizada utilización de los parámetros Dancehall y R&B está presente en este nuevo single “Memory Taffeta”, que Mixpak editó a mediados de año.

25. Leisure

"Got It Bad"

Sonido añejo, fresco y perfectamente arreglado, con algo de lujosa y sofisticada instrumentación. Misterio e imágenes ligadas que provocan la curiosidad en los oyentes, quienes son incapaces de identificar quién se encuentra realmente tras el proyecto.

Esa fenomenología ya la cultivaron Jungle, proyecto que además tiene mucho que ver a nivel sonoro con LEISURE, banda de Nueva Zelanda que destaca por su líneas de bajo, la pulsación Reggae, el equilibrio entre elementos y la adicción que provocan singles como  “Got It Bad”.

24. DJ Spinn

"All Day (VIP)"

El que fuera principal compañero de batallas de DJ Rashad, DJ Spinn, llevó a su terreno y con excelentes resultados al uno de los pocos cortes oficiales que Kanye West ha lanzado en este 2015,

Su reinterpretación para el single “All Day” sirvió además de banda sonora para un vídeo promocional para la crew The Era, liderada por Litebulb.

El de Chicago, que este curso ha debutado en solitario para Hyperdub, plantea un nuevo sentido a la canción, capturando su esencia y haciéndola mucho más intensa e incisiva, una ilustración perfecta de lo que debe ser la cultura y actitud TEKLIFE, la “vida sin frenos”.

23. Tuxedo

"Do It"

“Do It” es uno de los singles más frescos del año.

“They are descendants of the one- word moniker family of funk, where you will find groups such as Chic, Shalamar, Plush & Zapp” comentaban desde Stones Throw al presentarles, a Mayer Hawthorne y Jake One, como Tuxedo. El proyecto ya había sacado la cabeza de forma anónima en 2014, aunque este año ha sido el de la confirmación real.

Crear música que al mismo tiempo enriquezca y respete, que reinvente una tradición como la del Boogie/Funk de los 80 y consiga insertarla en un modelo accesible, para todos los públicos, conservando sus propiedades. De largo uno de los proyectos que mejor han condensado este tipo de influencias y otra victoria para Peanut Butter Wolf y su equipo.

22. JME

"Man Don't Care"

Algunos podrían llegar a pensar que el nombre de JME se ha visto beneficiado por el arrollador éxito de su hermano mayor, Skepta, que además de traer todos los focos a la escena Grime londinense o a la crew Boy Better Know, ha motivado a todo el ecosistema a dejar de creer que la resonancia internacional no es posible.

El muy esperado “Integrity>” ha llegado en el mejor año del Grime desde sus tiempos de crecimiento con Dizzee Rascal o Wiley; 5 años ha tardado el portentoso MC en reunir casi dos decenas de singles decentes y que expresen su fuerza y solvencia al micrófono.

“Man Don’t Care” cuenta con la tenebrosa aparición de Giggs y es de largo el single crucial del largo.

21. Jamie xx

"I Know There's Gonna Be (Good Times)" (Feat. Young Thug & Popcaan)

Con “In Colour” y su producto de música de baile para todos los públicos, su embriagadora mezcla de aires post-Rock, R&B, Gospel, patrones House clásicos y ese particular aderezo de sonoridad tropical que forma la característica y accesible manera de ver la música electrónica desde los ojos de Jamie xx, ha llegado una nueva obra en la que el grueso del público no totalmente familiarizado con el género volcará su entusiasmo.

Y con razón: el británico es un productor excelente, conocedor de una gran variedad de disciplinas y con un don muy particular para hacer encajar piezas sonoras o elementos a priori, esquivos.

Basta observar cómo entrelaza una interpretación insípida como es la de “Loud Places” con una muestra del coro más famoso de la discografía de Idris Muhammad; o cómo consigue descontextualizar sin hacer daño a Popcaan y, más concretamente, a Young Thug, voluntariamente encasillado en el perfil street Rap y que nunca pensó protagonizar ninguna canción del verano. Al menos de esa manera.

20. Boogie

"Oh My" / "The Reach"

“Desde el comienzo puedes saber que se trata de un anthem” me comentaba uno de los integrantes de Downliners Sekt al referirnos al apabullante single “Oh My”, del joven MC angelino Boogie, primer adelanto de su próximo álbum y que reza palabras como “before I started rapping, if you niggas heard my story bet you’d be like, oh my goodness!”

Producido por Jahlil Beats, contiene todos los rasgos y atributos para construir un single esencial y exitoso en el terreno Hip Hop actual: subgraves, una melodía intensa e intrigante, una lírica pesada y directa, muchísima fuerza.

Como ya comentamos en la selección de nuevo talento imprescindible para entender el 2015, California sigue siendo el hogar de alguno de los mejores MCs del momento: Boogie comparte su origen en Compton junto a Kendrick Lamar y otros grandes, pero actualmente reside en Long Beach, donde nació y creció Vince Staples.

La última gran sensación del Hip Hop en la zona habla en sus singles de la experiencia de ser padre muy joven, las dificultades vitales cotidianas o el clima negativo del barrio.Un rapper respetuoso y honesto que se ha consolidado con su excelente “The Reach”, single y mixtape realmente soberbios.

19. Donnie Trumpet & The Social Experiment

"Sunday Candy"

“Sunday Candy” sigue la misma línea propuesta por “Fucking Young” de Tyler the Creator, una original y desenfadada presentación de los elementos o genéricas Soul, R&B y Hip Hop, incluyendo acentos jazzísticos y convirtiendo productos que a priori solo estaban relacionados con el Rap en amalgamas más completos y brillantes.

Donnie Trumpet dirigiendo, la banda Social Experiment y el carisma de Chance the Rapper hablan por sí solos en este espléndido single, principal reclamo de un largo excelente como ha sido “Surf”.

18. Jeremih

"Oui"

Conocemos esas armonías vocales. También esos pianos que circulan por debajo de las melodías, aprendidas del mejor Terius Nash. El Jeremih de “Oui” sí es el de “Late Nights”: suave, delicado, pervertido, con pasión y temperamento. Al fin y al cabo, otro sentimental en el que sigue viva la influencia de R. Kelly.

Después de tres años desde aquella esencial mixtape que redefinió al cantante e influyó en toda la escena R&B, y después de tres años de retrasos en un álbum largo que no acababa de verse en la rampa de salida, este single precedió finalmente a la llegada de “Late Nights: The Album”, un generoso documento que ha resistido y superado las expectativas. Que eran muchas y muy grandes.

17. PNL

"Oh Lala"

Rap que clama e incide sobre las desigualdades, con crítica y lírica flotando de forma natural sobre instrumentales ligeros y vaporosos. PNL son la nueva sensación del Hip Hop en Francia por la inclinación emocional en sus singles y por conseguir que cualquier chico o chica de los suburbios se identifique con su discurso.

Ademo y N.O.S. lanzaron el pasado octubre su esperado álbum “Le Monde Chico” al mercado y, por primera vez desde hace muchos años, han conseguido reconciliar a la crítica con las listas de ventas.

Singles como “Le Monde Ou Rien” y “Oh Lala” son ya clásicos contemporáneos, una nueva forma de adentrarse en los barrios marginales, sus hábitos, defectos y realidad; en la banlieue, donde los bloques de hormigón son el escenario que te espera día tras día.

16. DâM-FunK

"Free"

La ligera decepción que ha rodeado la esperada llegada de “Invite The Light” está siendo realmente difícil de superar: por lo menos dos años de delay para el que ha sido el segundo álbum de uno de los creativos y músicos más influyentes del panorama afroamericano, Soul/Funk, en los últimos tiempos. Un disco que nada ha tenido que ver con su obra maestra, “Toeachizown”.

The Ambassador of Boogie Funk en Pasadena, creador de la plataforma Funkmosphere y con un sonido tan característico como fiel e innovador (con rastros de synth-Funk, R&B, G-Funk e incluso Electro Funk primitivo), DâM-FunK, compensó levemente el traspiés de un documento “demasiado completo” y sin singles arrolladores con un EP de cuatro instrumentales confeccionados íntegramente por él.

Allí encontramos “Free”, una extensa pieza en la que Damon vuelve a sus básicos, a su escenario esencial junto a una caja de ritmos y un teclado.

15. Ty Dolla $ign

"Blasé" (feat. Future & Rae Sremmurd)

Y es que los anthems se reconocen nada más comenzar el instrumental, captar las notas y los recursos: en este caso los chavales Rae Sremmurd o el experimentado y siempre eficaz Future son lo de menos, lo que pesa es el beat, sofisticado y adictivo, simple y básico como los mejores de DJ Mustard, pero sin que el californiano esté detrás de él.

Aunque sería lo más comprensible escuchando la calidad del mismo, es DJ Spinz quien se encarga. “Free TC” del cantante y MC Ty Dolla $ign es, por singles como éste, uno de los álbumes del año en el terreno Hip Hop/R&B que se acerca, con elegancia, al mainstream.

14. Tate Kobang

"Bank Rolls (Remix)"

“Bank Rolls” posee ingredientes realmente adictivos, como un instrumental hipnótico y conectado de forma crucial con el pasado club de la ciudad de Baltimore (es una tentativa o actualización del éxito del mismo nombre de Tim Trees, producido por Rod Lee), unas rimas que invitan a la interpretación y un videoclip (el original) en el que se representa el clima local sin filtros ni adulteraciones.

“I love my city, ask about me and I bet they know me!”

La pieza es la principal causa de que Tate Kobang haya firmado un contrato para trabajar con la multinacional (300 Entertainment), que se encargará de supervisar su crecimiento en un prometedor 2016.

13. Jessy Lanza

"You Never Show Your Love"

El excelente single de la cantante canadiense Jessy Lanza aparecido este 2015 ilustra sobre las posibilidades del Footwork en su unión con una cadencia puramente R&B, y vuelve a dejar evidente la exquisita visión de la actualidad y el futuro por parte de Hyperdub y Kode9.

Una pieza de ritmo reposado y que destaca por su brillante combinación de signos Trap (tresillos de percusión, cajas y claps distintivas), arreglos lúcidos y un equilibrio sobresaliente entre todos los elementos de producción, de los que se encargan DJ Spinn y Taso.

12. Jam City

"Proud"

Antes de su salida al mercado, “Dream A Garden”  se encontraba polarizado entre dos posibles realidades: ser uno de los álbumes más importantes del año o quedarse en un concepto interesante mal llevado a cabo.

Jam City, uno de los productores más influyentes de nuestros tiempos gracias a su re-formulación musculada y tridimensional de la fórmula club en “Classical Curves” (Night Slugs, 2013), regresa con un segundo largo en el que da un aspecto más completo a su discurso, incluyendo rasgos synth-Funk y su propia voz, a la vez que gira alrededor del pesimismo o “realismo” desesperanzador de la realidad social/política que vivimos.

Con varios singles brillantes dentro del conjunto (“Crisis” o “Unhappy”), el trabajo tiene su broche final en “Proud”, una pieza 80% instrumental realmente magistral y una de las pocas en la que la intervención vocal es tan solo anecdótica, que inspira y transmite un sensación de esperanza gracias a las brillantes y sensitivas líneas de sintetizador y cuerda.

Aunque hay razones para bajar la cabeza, también las hay para estar orgulloso:

“‘Proud’ is a promise and a certainty, the sound of leaves falling, grass growing, the sound of a sun setting, or a moon rising, a mantra and a memorial. It’s a reminder that to love one another is to radically re-order our earth. It makes new worlds possible, makes portals appear in quiet city streets, makes you disappear sometimes. It’s truly a pleasure to share it with you.”

https://soundcloud.com/jam-city/proud/s-DdKFW

11. C. Tangana

"Bolsas"

“Esta cara de felicidad debería ser por tu culpa, pero no”.

Tan solo 5 singles han bastado para que C. Tangana vuelva al punto con más perspectiva con respecto a la escena Hip Hop nacional; en él, romántico y sentimental, sesudo y directo, confluyen intenciones y talento de forma equilibrada como no lo hacen en ningún otro rapero español.

Es un ávido captador de emociones y sabe como nadie percibir qué tono es el más apropiado para lo que tiene que contar, que siempre empieza y acaba en él, en su interior y en su punto de vista de las cosas. Consigue que nos identifiquemos, que nos aprendamos sus letras sin perder el contacto con sus antepasados en el género ni su identidad musical.

De nuevo, el líder de Agorazein genera influencia, idolatría y polémica con su movimiento creativo titulado “10/15”, en el que usa a Drake como punto de partida e inspiración y factura junto a algunos activos de Banana Bahía Music algunos de los himnos de esta recta final de año.

10. Kamixlo

"Paleta"

Ningún otro single ha evidenciado de una forma tan clara la intromisión de los ritmos e influencia latina desde la corriente mainstream a la vanguardia electrónica enfocada al club.

“Paleta” es el corte principal de “Demonico”, debut del activo de Endless Kamixlo en Codes, sub-sello de PAN controlado por Visionist y que incluye en su ADN la huella de una de las estrellas internacionales del Reguetón, como es Daddy Yankee.

En este artículo especial explicamos esta revolución sonora, que lleva ya años gestándose y va camino de consolidarse en los próximos años.

9. Drake

"Hotline Bling" / "Jungle" / "Know Yourself" ...

…”Back To Back”, “Plastic Bag” y “Jumpman” junto a Future en su mixtape conjunta “What A Time To Be Alive”…

Dejar en la lona a Meek Mill después de iniciar un beef estúpido e innecesario, con dos o tres singles brillantes. Tener en su haber la canción y videoclip más viral del 2015, el disco (mixtape) más vendido y ser el artista más reproducido en Spotify. Por si fuera poco OVO Sound sigue dando ejemplo a todos los niveles: curación, impulso/colonización de nuevos artistas/territorios y márketing, mucho y buen márketing.

Drake ha formalizado en este 2015 su paso al estatus de gran estrella internacional sin perder ni un ápice de su personalidad y rasgos que le distinguen de la mayoría, sino, más bien, amplificándolos; se ríe de sí mismo con elegancia y humildad, es el lobo con piel de cordero, sabe cuándo golpear y está rodeado de los mejores en su campo. Noah “40” Shebib es uno de ellos.

Podríamos incluir una decena de singles en esta lista, empezando por su super éxito y reinterpretación del “Cha Cha” de D.R.A.M., “Hotline Bling”, y acabando por su sublime encuentro con Future, otra de las voces más poderosas y estilosas de su generación.

8. Thundercat

"Them Changes"

Aunque con dos excelentes álbumes Thundercat ya había definido de una forma sublime su discurso, un aventurera, respetuosa y fresca reinterpretación contemporánea del Jazz Funk clásico que apuntaba a rastros como los de George Duke, Gary Bartz o el primer George Benson, ha sido en este 2015 cuando su voz ha empezado a distinguirse como crucial influencia.

Su participación determinante en álbumes como los de Kendrick Lamar o Kamasi Washington hablan de su versatilidad y cualidades como ningún otro ejemplo, aunque su mini-álbum lanzado el pasado mes de junio ha resultado clave para pulir la imagen virtuosa del bajista norteamericano ligado también a Brainfeeder.

“Where the Giants Roam / Field of the Nephilim” es una soleada banda sonora en la que Thundercat ha encontrado por fin su voz única como músico; un mini-álbum en el que dialoga instrumentalmente con Herbie Hancock y purga su alma tras unos dramáticos sucesos personales, como la muerte inesperada de varios amigos cercanos.

“Them Changes” es una de las maravillas que contiene el disco.

7. Bricc Baby Shitro

"In Love With A Hater"

“Un traspaso lúcido al patrón Hip Hop del recurso dramático clásico de “dormir o acostarse con el enemigo” y que tiene como centro de atención a esa pieza también básica de la ecuación, el “hater”, y refiriéndose a la situación con la singularidad que implicaría una relación sentimental o enamoramiento de un detractor o detractora”.

Obra de Bricc Baby Shitro, “In Love With A Hater” se puede encontrar dentro de su excelente mixtape “Nasty Dealer”; es la puerta de entrada a una de esas anomalías Hip Hop que de vez en cuando aparecen en el ecosistema estadounidense, un mensaje conceptualmente avanzado que describe y sintetiza a la perfección nuestra realidad condenada a las expectativas y nuestra relación con ellas.

El capo del BMC & Batgang en Los Ángeles posee coincidencias tonales y temáticas con iLoveMakonnen y sus pretensiones musicales incluyen a productores como Richelle Cosmic Revenge (Pelican Fly), aunque en él se encuentran paralelismos tan dispares que apuntan a Alpoko Don o Young Thug. La mención de éste último está clara: “Constantly Hating” es otra de las obras que camina en la misma dirección. 

 

6. Nef The Pharaoh

"Michael Jackson"

“I’m the n*gga offa Thriller, I don’t double dribble
I’ma turn it up a lot, you turn it up a little
Call a quarterback sneak and run it up the middle
Bitch I think I’m Michael Jackson on this instrumental.”

Esos trazos luminosos de sintetizador, esa leve aparición de los cowbells inconfundibles de la Roland TR-808. Su energía contagiosa.

En Hot New Hip Hop daban la categoría de “VERY HOTTTTT” a “Michael Jackson”, uno de los singles clave en el terreno para este final de año, y el mayor éxito hasta el momento de la nueva sensación venida de Vallejo (California). En el single, producido de forma brillante por Cardo, el MC narra los por qué de su profunda admiración por Jacko.

Su debut homónimo ha sido lanzado vía Sick Wid It Records, la marca de E-40, y ya se le ha visto relacionarse creativamente con YG y Ty Dolla $ign. El conjunto incluye también otro de los singles que más han resonado recientemente, “Big Tymin”.

https://soundcloud.com/nefidelaphante/michael-jackson

5. Gabriel Garzón-Montano

"Keep On Running"

Con un sonido orgánico y que tiene grandes reminiscencias al de D’Angelo, el joven artista de padre colombiano y madre francesa ya ha sido atendido con interés por Lenny Kravitz o sampleado por Drake en el disco de platino “If You’re Reading This It’s Too Late” (“Jungle” se base en muestras de “6 8”).

Su discurso es puro y pasional, recogiendo la esencia o lo que queda en nuestro recuerdo del Neo-Soul de los 90 e incorporando una musicalidad que nos traslada a Stevie Wonder y unas intervenciones electrónicas que hacen lo propio dirigiéndonos a James Blake.

Aunque “Bishouné: Alma del Huila” tiene ya más de un año, Gabriel Garzón-Montano ha despuntado este 2015 y consolidado su figura como un talento incomparable, en bruto y sin cortar.

4. Post Malone

"White Iverson"

La sociedad y las nuevas generaciones, así como las que deberían ilustrar o pavimentar el terreno, están confusas y viven en una profunda crisis existencial que lo inunda casi todo. La positividad de segunda mano, la auto-ayuda y los principios morales de escaparate se extienden en todas las disciplinas provocando desde interpretaciones banales a discursos ejemplares y visionarios como el de Lil B, profeta o meme, bufón o genio del Hip Hop contemporáneo y las nuevas formas de narrativa emocional y dispersa.

Le han seguido ILoveMakonnen o Yung Lean, amplificando ese nuevo léxico dentro del género en el que los adolescentes de hoy se sienten más identificados, mucho más que con las batallas o furia de Public Enemy o el lujo de Kanye West: la inestabilidad, las problemáticas de la edad y la ansiedad son rasgos implícitos del joven de hoy, con demasiado a su alrededor como para no perder la orientación.

Post Malone se ha situado en muy poco tiempo a la carrera de nueva sensación del mood, con una lírica calmada y flotante en la que trata con honestidad y sorprendente tranquilidad espiritual temáticas como las motivaciones, la muerte o la tristeza. Entona con una sensibilidad, expresividad y sosiego en “White Iverson” (su mayor éxito hasta el momento y motivo principal de su primera mixtape que está por venir) que parece mentira que esté comparando su reciente ritmo vital con la carrera (de más a menos) de la estrella de la NBA y último jugador franquicia de los Philadelphia 76ers Allen Iverson.

“When I started ballin’ I was young/ You gonna think about me when I’m gone/ I need that money like the ring I never won/ I won.”

El asentado en Texas tiene un carisma similar estéticamente hablando (incluso físicamente) con otro exponente de este tipo de nueva sensibilidad Hip Hop, como es Pepperboy; en cualquier caso el rapper pueblerino nunca ha tratado un aspecto tan profundo de su personalidad como ilustra Post Malone, que a grandes rasgos está compartiendo con el oyente su sensación de decepción por sí mismo.

Un “ya no soy lo que era y me estoy dando cuenta” dibujado en clave Hip Hop y transmitido en positivo que provoca una rotunda disonancia con lo que ha sido el género todos estos años: una muestra de fuerza bruta antes que debilidad emocional, una muestra de nihilismo antes que valor espiritual.

3. Skepta

"SHUTDOWN"

Skepta es junto a Novelist, Jammer, Stormzy, Shorty o su hermano JME, uno de los nombres británicos ligados a la nueva era Grime que está siendo colonizado por la escena Hip Hop norteamericana, empezando por el supuesto modelo de roles que es Kanye West(quien para su presentación de “All Day”, subió al escenario este año con todos estos protagonistas y más para evidenciar la atención al presente del género británico). Ya hablamos de ello en este artículo.

La apropiación no empezó ahí, más bien lleva evolucionando desde que Darq E Freaker produjo su primer instrumental para algún rapper estadounidense o Jeff Weiss decidió por primera vez hablar en su blog sobre la actualidad del estilo.

Skepta lleva tiempo en el juego y el negocio, aunque nunca antes había experimentado tal resonancia a su alrededor; Drake, A$AP Rocky, Flatbush Zombies, Jamie xx y muchos más activos dispares y lejanos quieren colaborar con él o ya lo han hecho.

Boy Better Know es ya una firma reconocida a nivel internacional y el protagonista de singles como “That’s Not Me” o “SHUTDOWN” va camino de ser el nuevo Wiley.

En el vídeo para éste último, Skepta se reúne de sus más cercanos en el vídeo dirigido por Grace LaDoja, alrededor Barbican Centre, luciendo ropa técnica en impolutos blanco y negro, desatando todo su magnetismo sin olvidar cuál es su hogar. Un himno que a largo plazo se relacionará de forma indisociable con la resurrección del género en UK y su verdadera explosión en el extranjero.

2. Young Thug

"Constantly Hating" (Feat. Birdman)

Tiene trenzas teñidas, lleva gafas ostentosas, joyas de todo tipo y pantalones de mujer. Es delgado, su cuerpo parece más bien una anguila y su tono, su melodía al espitar parece la de un muñeco de trapo. Nadie diría que un vulgar joven de Atlanta, de esos que suele llevar todas sus nuevas riquezas encima, es capaz de alzarse como la voz más singular de su generación.

Después de Gucci Mane o Future, entre Lil Wayne, Rich Homie QuanMigos existe algo como Young Thug, un tipo capaz de presentarse con una reflexión única y con sofisticación en uno de los singles del año, “Constantly Hating”, ser más outsider que iLoveMakonnen o intentar (teóricamente) matar a su mayor influencia para después reconciliarse y pegarse unas rimas junto a él.

Un tipo, thugga, que lanza sin previo aviso la mejor mixtape del 2015, “Barter 6”, retrasa hasta lo desesperante su nuevo álbum y tiende un interesante puente hacia la música de club tras colaborar en el anthem veraniego de Jamie xx junto a Popcaan. Un genio que al fin y al cabo habla de superficialidades, de su mierda, pero que lo hace como nadie nunca lo ha hecho.

1. Kendrick Lamar

"Alright"

“I remember you was conflicted
Misusing your influence
Sometimes I did the same
Abusing my power, full of resentment
Resentment that turned into a deep depression
Found myself screaming in the hotel room
I didn’t wanna self destruct
The evils of Lucy was all around me
So I went running for answers
Until I came home
But that didn’t stop survivor’s guilt
Going back and forth trying to convince myself the stripes I earned
Or maybe how A-1 my foundation was
But while my loved ones was fighting the continuous war back in the city, I was entering a new one
A war that was based on apartheid and discrimination.”

Al margen de lo puramente musical y narrativo que encontramos en ese segundo trabajo del nativo de Compton con Top Dawg Entertainment/Interscope, “To Pimp A Butterfly” es un ejemplo sublime sobre la agilidad y la brillantez a la hora de entrelazar influencias, tradición, experiencias y una visión única del presente. En cualquier caso y en términos generales, en Lamar se divisa un cambio paradigmático con respecto “good kid, m.A.A.d city”.

El más reciente poeta de un barrio icónico se convierte en un evangelista, un humano que impone “utilizar la celebridad para bien” antes de que la vanidad o la estética la desborden. Un rapper que junto con un contexto social en el que la música negra vuelve a tener la necesidad de volver a ser reivindicativa, lidera a su gente a través de su música.

Protestas en Cleveland coreando “Alright”, niños en Nueva Jersey rodeando al MC como quien rodea a un héroe. Son muchos los ejemplos de que Kendrick Lamar ha conseguido trascender su posición de rapero con un segundo álbum soberbio y sin igual, con lenguaje musical propio (que bebe de OutKast, Parliament/Funkadelic o se deja llevar por las intervenciones de Thundercat o Flying Lotus) y por encima de todo “una actitud”.

Una forma de ser positiva, unas pretensiones que están muy lejos del individualismo que hoy por hoy impera tanto en el género como en la industria. Lamar es consciente de la situación sensible que vuelve a rodear a la comunidad afroamericana y la realidad decepcionante de la Estados Unidos de un deprimido Barack Obama, pero después de exponer sus males y demonios con la sencillez del genio, clama alto y fuerte: “We gon’ be alright!”.

Tal y como ya expresamos en alguna ocasión durante 2015, con “Alright” Kendrick Lamar ha creado y construido algo más grande que él mismo como autor o mensaje; pocos singles en los últimos años tienen tantas posibilidades de convertirse en un signo de los tiempos tan fuerte y atemporal como éste. Es una canción sobre la esperanza en sí misma, la esperanza de hoy.

0. D'Angelo & The Vanguard

"The Charade"

“All we wanted was a chance to talk/ ‘Stead we only got outlined in chalk.”

“What’s Going On” se suele cantar en las nupcias y grandes celebraciones de la comunidad afroamericana.

Probablemente y aunque sería difícil sintetizar tanto, el single más relevante (musical y conceptualmente hablando) de Marvin Gaye, su súmum creativo en el que supo canalizar nuevos caminos artísticos, instrumentales y se alzó como una voz elegante y consciente que se dirigía a los suyos con un tono tan claro e íntimo a partes iguales, es ya una de esas canciones que trascienden sus intenciones reales, aunque éstas fueran universales.

No son himnos, son más que eso: inspiración que pasa de generación en generación. D’Angelo, un músico genial y único que tardó 14 años en vencer a sus demonios y reconciliarse consigo mismo, dijo en una de sus poquísimas entrevistas posteriores a la llegada de “Black Messiah”, refiriéndose a la comparación entre su tercer álbum (lanzado sobre el papel en 2014 y en la práctica durante los primeros meses de 2015) y “To Pimp A Butterfly”:

“The timing of both was kind of uncanny — it was almost a sign: Motherfuckers are making some shit that’s relevant to the times.”

El más importante documento de la tradición musical afroamericana en el último lustro y de nuevo única muestra de un enfoque único (en el que, como en “Brown Sugar” o “Voodoo”, se incorporan los desarrollos del Jazz al R&B y se funden con métricas Hip Hop) y carácter (probablemente y después de Prince, el más importante valuarte del género) llegó rodeado de cuestiones políticas, sociales y derivadas del estado de forma e inspiración del propio músico, en silencio desde el 2000.

El mismo D’Angelo lo comenta en las notas del disco:

“It’s about people rising up in Ferguson and in Egypt and in Occupy Wall Street and in every place where a community has had enough and decides to make change happen “Black Messiah is not one man. It’s a feeling that, collectively, we are all that leader.”

“Black Messiah” es un punto de apoyo universal en el que cada miembro de la comunidad afroamericana puede identificarse y sentirse salvaguardado, una manera de solidificar los lazos alrededor de un ente o álbum que crea un contexto donde conviven, a partes iguales, las declaraciones sociopolíticas y la experiencia de D’Angelo en los últimos 14 años de su vida musical y personal.

“Black Messiah” mandó un mensaje al dolido espíritu negro después del asesinato de Michael Brown, Eric Garner Tamir Rice, entre otras víctimas de la brutalidad policial recientes en aquel momento y actuó en forma de “banda sonora” para la “lucha”, renovando la decaída o atrofiada atención en la lucha contra la desigualdad y el racismo. Y lo hizo mejor que nadie, antes que nadie.

“Feet have bled a million miles we’ve walked/ Revealing at the end of the day/ The charade.”

“The Charade” es una de las piezas más cortas del disco, uno de sus muchos momentos magistrales, pero se diferencia de las demás piezas en su forma sencilla y simbólica de sintetizar esa intención universal y reivindicativa que lleva consigo “Black Messiah”. Sus notas melódicas son de esas que jamás se olvidan; una canción perfecta en la que D’Angelo es el Prince del ecuador de los 80 y el Curtis Mayfield de “People Get Ready”, “Move On Up” o “We the People Who Are Darker Than Blue” al mismo tiempo.