#Entrevistas

La teoría de la cuerda y la viga

The theory of rope and beam cierra su EP "Kamchatka" con el nuevo vídeo "Sadboy cries" que hoy estrenamos.

11.07.17
Aleix Mateu

Conocimos al artista madrileño The theory of rope and beam con su debut en el sello vanguardista Hollow Out.

Para los que no conozcáis el label, decíamos de él:

“Hollow Out es ese terreno líquido por el que transitan nombres como InfintumSomos La HerenciaMBD o Vasudevah. Lo que tienen en común: una visión espiritual, sacra y marxista del momento en el que vivimos, y una fuerte inclinación vanguardista para representarla.”

Se trataba de “Gesell“, un cortometraje que presentaba el EP “Kamchatka” y demostraba que la filosofía que ha unido todos los proyectos del label fundado por los hermanos Infinitum seguía todavía vigente.

Si “Gesell” era la génesis del proyecto, hoy lo cerramos con “Sadboy cries“, nuevo videoclip del artista realizado por Gerard Aparicio que sirve de segunda parte del cortometraje y de cierre de un EP que consta de dos canciones más.

El trabajo de The theory of rope and beam gira en torno al concepto de curiosidad, e intenta explorarla desde distintos ángulos, resultando en un retrato de la propia vida interior del artista.

Hemos hecho algunas preguntas al artista de la máscara de gas para conocer más en profundidad su propuesta de forma y fondo, en lo que ha resultado un texto donde The theory of rope and beam narra cada pliegue de este “Kamchatka”.

Lee a continuación.

Cómo nace el vídeo “Sadboy cries”

Sadboy cries” es la última canción del EP. Es la canción que cierra de una forma lógica el trabajo de Kamchatka.

Las otras dos canciones son una evolución hacia esta última, durante la composición del EP siempre quise crear una idea que desembocara en algo que yo llamaba Modular Jazz y que consigo con “Sadboy cries”.

He escuchado mucho Jazz durante el proceso y también mis influencias del Techno, post Punk y Minimal afectaron a ello.

Lo primero que se compuse fueron todos los arpeggios de sintetizadores en los que simplemente una idea fluye hacia delante. Fue una vez grabado el vídeo cuando me paré a pensar en tonalidades, modos y formas de conseguir expresar algo mediante el piano.

Me considero una de esas personas a las que la imagen consigue atraparla tanto como para poder intentar ponerla música. Me cuesta más hacerlo sin ella. Es por eso que, simplemente por tiempos, desarrollé la idea para una vez realizada en vídeo se pudiera dar forma sentimental.

El vídeo de “Sadboy cries” es la segunda parte del corto “Gessel” que también pertenece a este proyecto. La idea sobre la que se habla en ambos vídeos es la curiosidad, término sobre el que llevo pensando bastantes años.

“A nadie le gusta que le hagan fotos desangrándose”.

Podría decirse que “Kamchatka“, todas las canciones, cortometraje, dibujos de portadas y fotografías son el producto que presento tras muchas tardes comiéndome la quijotera. Es por eso que “Gessel” es lo primero que se presenta, como mera y compleja introducción del término curiosidad, y que desemboca en el video de “Sadboy cries” donde se cierra la idea.

El vídeo está dirigido por Gerard Aparicio. A parte de por ser un gran amigo, pensé que era la mejor persona para poder grabarlo, siempre tiene una forma curiosa de plasmar las cosas y es maravilloso trabajar con él.

He debatido muchas veces con él sobre la curiosidad y han sido conversaciones que se me han quedado grabadas, sabía que estaba en un mundo parecido al mío en el que grabaría algo bueno. Yo llevé una simple idea de plano secuencia en esa localización con el vestuario que se muestra y fue capaz de desarrollar una idea en apenas 20 minutos.

La localización también ayuda mucho y está directamente relacionada con la composición de Kamchatka ya que fue ahí donde acababa muchas de las noches escuchando música y bebiendo cerveza pensando sobre si estaba haciendo bien las cosas. Me pareció muy bonito que el proyecto se acabara con un vídeo ahi, al final fue un sitio muy personal.

Qué esconde el EP “Kamchatka”

El EP es mi trabajo de fin de carrera, en un principio no iba a ver la luz más allá del mundo académico.

Creo que por eso me salió algo tan personal, nunca pensé que tendría mucha audiencia, como se está viendo también por visitas de youtube y es algo que fastidia pero a la vez se agradece, al fin y al cabo me he rajado el cuerpo y lo que se ve es la sangre en el suelo. A nadie le gusta que le hagan fotos desangrándose.

Como he dicho antes, “Kamchatka”, junto a todo con lo que gira alrededor del EP, explica bajo mi punto de vista la idea de la curiosidad. El que llegase a salir por Hollow Out es una consecuencia de esta idea ya que toda la música que está presente en el Netlabel además de ser bastante conceptual consigue crear esa sensación curiosa.

Han sido muchas años escuchando Infinitum, MBD y Somos la Herencia y es una suerte conocerles y compartir un hueco, por pequeño que sea, en este espacio creativo.

A día de hoy, siguen siendo influencias bastante personales y vanguardia para otros, por eso espero que HO nunca desaparezca. Vasudevah, Jayeem y OAHT son ejemplos de esa vanguardia curiosa, proyectos que descubrí a raíz del sello o de personas que estaban presentes en él y que nutren a cualquier persona, artista, para desarrollar proyectos propios o simplemente disfrutar.

The theory of rope and beam nace como respuesta a muchas influencias, algunas ya nombradas, otras claras como Territoire. Aún así, como ya dije antes he escuchado mucha música en el proceso y es complicado nombrar todas, aún así creo que podría separarlas en dos claras.

La parte más jazz, sobretodo armonías, bebe de mucho Miles Davis y Esbjorn Svensson, al menos sentimentalmente hablando. La parte electrónica de muchos otros, desde The Soft Moon, David Lynch, Raime (para la música del cortometraje), Andy Stott hasta Territoire o Burial.

Es algo que hace que el sonido del EP no sea muy parecido aunque conceptualmente si lo sea para mi. Kamchatka es un EP de tres canciones aisladas que toman significado por un concepto. Además esto se debe a que al ser un trabajo académico quise justificar tres canciones en tres modos de composición distintos.

La banda sonora de “Gessel” va a parte porque tuvimos que grabar la acción sin la música final y con una de referencia con el mismo tempo de la que sería la final.

Algo que no se suele hablar en entrevistas a artistas, músicos, pintores, me da igual la disciplina, son las influencias que hay después de un trabajo.

Sí que siento un viraje radical hacia la electrónica, que he disfrutado mucho incluso durante el proceso de “Kamchatka” donde sentía que no era el momento de meter ciertos elementos porque aún no tenía el conocimiento suficiente ni una idea clara de cómo introducirlo en el proyecto.

Cómo artistas que escuchaba antes como Nicolas Jaar, Darkside o Stephan Bodzin ahora tienen más sentido en lo que quiero hacer. Otros nuevos que he descubierto después y mientras “Kamchatka” como Recondite, Rival Consoles, Abstraxion, Monoloc o nthng.

De ahí pertenecer al colectivo Rhythmfromroom donde los que estamos pertenecemos a todas las caras del logo, una más conservadora y orgánica, otra con la máscara dedicada más a lo sintético y una última con la cámara destinada a lo visual.

Creo que todas las caras aparecen en el EP de The theory of rope and beam y en los futuros trabajos que haga con diferentes nombres, sonido y concepto.

Ya sabréis de mi cuando vayan saliendo.