#Entrevistas

Sunny Graves exhala misticismo y disonancia universal en este mix

El músico comparte con nosotros su aventura sonora en el pasado evento Versal y habla del presente, de la politización de la música electrónica o de escuchar a Alice Coltrane en un club a altas horas de la madrugada. Además, da algunas claves de su próximo EP.

21.07.16
Pau Cristòful

Fotografías de Ariadna Serrahima.

Demasiado a menudo nos limitamos a asociar sets de DJ con pistas de baile, más aún cuando las escuchamos en directo y no en casa. Por esto nos parece muy interesante la nueva escena de sesiones de escucha que parece que poco a poco va calando en algunos puntos del mundo.

Uno de los ejemplos más recientes que se han vivido en Barcelona fue en la última edición de Versal, nuevo ciclo que propone sesiones y directos electrónicos en horario de tarde.

Allí Sunny Graves sumió a los oyentes en una intensa progresión que combinó misticismo ancestral con electrónica abstracta en alta definición, dinámicas propias del Grime y belleza sepultada bajo la neblina del ruido ambiente.

El contexto del Miscelanea y el carácter experimental de la propuesta convirtieron la experiencia en algo entre la revelación religiosa y el happening museístico.

Hoy os presentamos la grabación de la sesión complementada por una entrevista en la que Sunny Graves nos detalla su filosofía tras los platos, su conexión con diferentes colectivos rupturistas y los motivos que han inspirado su próxima referencia, el «Erosion EP» (Disboot, 2016) que publicará este otoño. Aunque no formará parte del EP, puedes descubrir un tema inédito de Sunny Graves a partir del minuto 17:25.

¿Enfocaste tu sesión en Versal III de forma diferente por ser en horario de tarde?

No. Prefiero no adherirme a los límites de lo que se supone que debería ser tocado y escuchado en determinados entornos ni sentirme limitado por las expectativas de un espacio y las personas que lo ocupan en un momento especifico. Justamente lo que me interesaba en esta ocasión (y en ocasiones anteriores similares) era llevar a cabo una sesión dentro de un entorno que se prestaba para que pudiera ser interpretada de diferentes formas, incluyendo como sesión de escucha, dependiendo de la visión de cada persona presente.

Me encantaría entrar en un club y escuchar una pieza de Alice Coltrane o Terry Riley a las 4 de la mañana, o ir a presenciar una sesión de jungle en un museo a las 12 del mediodía, por ejemplo. Lo que quiero decir es que aunque ciertas músicas se consideren «de club» o «de escucha», sin duda se pueden (y se deberían) apreciar en entornos y momentos que no sean los socialmente estipulados.

¿Preparaste el set previamente o lo dejaste fluir?

Tenía presente algunos de los temas que quería poner y tenía algunas ideas de temas que podrían funcionar juntos a nivel de sus composiciones rítmicas o tonales, pero por lo general fue bastante improvisado ya que, como no tengo un set-up de DJ en el estudio, cada vez que hago una sesión es como un ensayo en directo. Por ejemplo: la primera mezcla de la grabación de los monjes de Ladakh con el tema de Gaika nunca la había probado pero tenía la intuición de que podría funcionar. Al igual que la secuencia que la sigue – de Frank Perry a Dutch E Germ a Milford Graves & Sunny Morgan a M.E.S.H. En el caso contrario, la mezcla entre Laurie Spiegel y Grouper no creo que haya funcionado muy bien a nivel tonal, aunque sí a nivel emocional. Es cuestión de ensayo y error. En este caso específico incluso mezclé un tema que nunca había escuchado: la pieza sin título de Dutch E Germ (uno de los productores y músicos actuales que más admiro). Es un tema inédito que me habían enviado esa misma tarde y que no había tenido oportunidad de escuchar hasta que lo puse a sonar allí. Me dejó atónito…

Algo que me fascina es como la intuición y la improvisación pueden llevar a instancias únicas en las que mientras improvisas sientes que de alguna manera todo cuadra (como también podría no cuadrar), generando experiencias no racionales o incluso trascendentales. Creo que esa sensación, tensión y energía se transmite a las personas que escuchan. Son el tipo de experiencias que busco tanto como artista como a nivel de oyente.

¿Has conocido algún otro evento en el que se reúnan personas para disfrutar de sesiones no enfocadas a la pista de baile?

Varios durante los años. Como ejemplos más o menos recientes: a comienzos del año pasado el colectivo MUNT (ligado a la imprenta L’Automàtica) organizó una sesión de Raül G. Pratginestós (DJ Zero) en la imprenta. Su sesión estuvo basada en el material sonoro de discos que escogió por su contenido e importancia gráfica para formar la base de una publicación especial que se imprimió previamente a la sesión. Tuve la suerte de estar encargado del sonido, de grabar la sesión y de masterizarla para su eventual lanzamiento en cassette. Fue una experiencia increíble. El invierno pasado participé en un showcase del sello Paralaxe Editions junto con Manta y Ondness durante el cual llevé a cabo una sesión similar a esta, también en un entorno similar. Por otra parte, aunque no sean sesiones de DJ en Barcelona existen también las sesiones de escucha organizadas por Alfredo Costa Monteiro, enfocadas a la poesía sonora y la música experimental. Apoyo absolutamente cualquier propuesta que busque romper con los formatos y espacios típicos.

¿Cuáles han sido tus referentes como DJ? ¿Cuáles son tus referentes para este tipo de sesiones más abstractas?

¿Más abstractas comparadas con sesiones de solo Techno o Footwork o Grime, etc.? No es que no me interesen o disfrute de ese tipo de sesiones pero nunca he mezclado de esa manera. Me atrae mucho más el choque de estilos, géneros, tempos y estéticas.

Empecé a mezclar discos en el 1999 (un par de años antes de empezar a producir). Junto con varios amigos fundamos un colectivo que planteó una alternativa al Acid/Hard Techno que reinaba en las raves de Venezuela. El colectivo estaba mayormente enfocado en el Jungle y el Drum & Bass, aunque también intercalábamos Hip-Hop, electrónica, Dancehall, Punk, Breakcore, Dub, música caribeña, Ambient, etc. En ese momento ya buscaba hacer algo distinto dentro de lo que había en el entorno local. Supongo que los mayores referentes han sido los entornos (y mis reacciones a ellos), las experiencias y la música en sí.

¿Qué equipo utilizaste? ¿Añadiste algún tipo de efecto?

Se grabó en directo con un plato, dos CDJs y una mesa Pioneer DJM-800. Utilicé puntualmente el echo y el reverb interno de la mesa.

El tema nuevo que estrenas sigue la estética distópica en alta definición que marca parte del set. ¿Se puede entender esta sesión como una pista que avanza las líneas generales de tu próximo disco?

En cierto modo supongo que sí, aunque si tuviera que definirla diría que mi estética es más bien utópica – pero en el sentido original de la palabra: «no sitio» – ya que, en gran parte debido a mi pasado, no me considero de ningún sitio y por lo tanto la música que hago tampoco se adhiere a un género o sitio geográfico específico.

De todas maneras, no acabo de entender por qué recientemente ciertas músicas se están denominando «distópicas». A parte de ser una palabra que parece estar muy de moda y, como resultado, bastante abusada por parte de la prensa musical y demás, creo que en ciertos casos se está haciendo un mal uso de la palabra. Tanto la palabra utopía como distopía hablan de realidades imaginadas y el hecho es que hace mucho tiempo que esa ficción «distópica» ya es realidad. Habitamos en ella: guerras continuas, perdida extendida de especies, culturas y entornos naturales, vigilancia masiva, brutalidad y control político, militar y policial, capitalismo desenfrenado, violencia cultural, racial y de género, etc, etc, etc. – disonancia universal. Así que la corriente o estética a la cual te refieres diría que es más bien «realista» que cualquier otra cosa.

El tema en sí está aún en proceso y sin masterizar y de momento no hay planes de editarlo fisicamente, pero parte de una idea que había preparado para la actuación colaborativa que hicimos con Niño y Lost Twin el año pasado en el Electrónica en Abril de Madrid. La grabación de esa actuación saldrá editada en algún momento de este 2016.

Uno de los temas de la sesión pertenece a un artista del colectivo berlinés Janus Club (M.E.S.H., Lotic), caracterizado por su transgresión futurista y por sus sesiones de DJ totalmente rupturistas (con CDJs, alterando los BPMs y cortando a lo seco, etc). ¿Te interesa la filosofía de estos colectivos más allá de sus producciones?

Me interesa que de alguna manera u otra, y junto a otros colectivos y artistas – recientemente Halcyon Veil, NON Worldwide, Anòmia, etc. pero no olvidemos a maestros como Muslimgauze, La Mano Fría (Beta Bodega), DJ /rupture, UR o DJ Spooky – han ido impulsando la importancia de una visión política en la música electrónica y/o el discurso de lo que se considera «música de club». A su vez, creo que gran parte de la teorización que ha surgido recientemente en torno a esto ha sido la interpretación un poco tardía de la prensa y promotores, ya que supongo que estos colectivos y artistas (y también muchos más) ya habían estado formulando este tipo de discurso desde el día uno.

Como mencioné más arriba, entre 1999 y 2002 ya estaba llevando a cabo acciones sonoras contestatarias en una ciudad increíblemente violenta (Caracas), dentro de una sociedad con muchos prejuicios, homofobia, machismo y xenofobia, en un estado militarizado/policial bajo una dictadura enmascarada (nos tenían fichados), actuando en situaciones de riesgo y ofreciendo alternativas a lo que se consideraba música de club o de rave allí en ese momento. Lo sigo haciendo, a mí manera, en el día a día y a través de los directos, que son lo que más he estado presentando durante estos últimos años. Sin embargo, lo extiendo a cualquier tipo de acción artística.

¿Cuándo tienes previsto que salga tu nuevo disco? ¿Qué nos puedes avanzar del mismo?

El siguiente disco se llama «Erosion EP» y saldrá a comienzos de octubre a través de Disboot en 12″ y también en digital. Está compuesto por cuatro temas. Como en el EP anterior, el artwork y el diseño corren a cargo de Ariadna Serrahima y la masterización y el corte a cargo de Sam John (Precise Mastering). Tenemos muchas ganas de compartirlo.

¿Cuáles son tus próximas fechas como DJ y presentando tu nuevo live?

De momento, a nivel local, haré un dj set junto a Dr. Res y Uxuka (ambos de Disboot) en el Moog a finales de agosto y estaré tocando en el festival Eufònic a comienzos de septiembre. También estamos preparando algo con Disboot para celebrar la publicación del EP.

Tracklist:

Monks from Phyang Monastery (Ladakh) – Ritual in honour of A-phyi (a protective deity) – [Le Chant Du Monde]
Gaika – Enoch’s Drone – [Gaika]
Frank Perry – Deep Peace of the Flowing Air to You – [Quartz]
Dutch E Germ – IntroXXXWar – [UNO]
Milford Graves Percussion Ensemble with Sunny Morgan – Nothing 11-10 – [ESP]
M.E.S.H. – Epithet – [PAN]
v1984 – Pre, Post, Pre(-lude) II – [Glacial Industries]
Sunny Graves – ??? – [unreleased]
Logos – Savanna Overlord – [Different Circles]
Four Tet – Our Navigation – [Text]
Kamixlo – Lariat (Visionist Remix) – [Codes]
Logos – Seawolf – [Keysound]
Visionist – Pain – [Lit City Trax]
Lee Gamble – Motor System – [PAN]
Cut Hands – Stabbers Conspiracy – [Very Friendly]
Pandit Pran Nath – Raga Yaman Kalyan – [Shandar]
J.G. Biberkopf – Spirit – [Knives]
Rabit – Burnerz – [Tri Angle]
Novelist x Mumdance – 1 Sec – [XL]
Dutch E Germ – ??? – [unreleased]
Mr. Mitch – Phantom Prophet – [Planet Mu]
Rabit – Straps – [Tri Angle]
Laurie Spiegel – Appalachian Grove II – [Unseen Worlds]
Grouper – Call Across Rooms – [Kranky]
Lee Gamble – You Concrete – [PAN]