#Entrevistas

Tras esas cortinas negras se encuentra Noir Noir

El sonido, el ruido y la energía sin disimulo como declaración. Como diálogo entre el yo interior y la audiencia.

09.12.16
Frankie Pizá

Exponerse delante de la audiencia y delante de sus máquinas es “un proceso vital” para el artista de Mataró; no se trata exactamente de una purga, sino más bien una forma de expresión en la que los sentimientos más profundos de Noir Noir confluyen con el ruido, el extremo y las descargas viscerales.

Se trata de un diálogo entre sonido y el interior del autor catalán, una exposición de esa parte de sí mismo. Como público, asistimos a una conversación con su lado más real: energía y brutalidad sin segundas interpretaciones.

Noir Noir recoge enseñanzas que van desde la original estética industrial a los power electronics; miedo, inquietud, rabia e inseguridad son sensaciones que se amplifican mientras atendemos a títulos como “Black Curtain” o “Life And Death”.

Con motivo de la primera edición del festival Bicefal, Noir Noir expondrá su sonido y performance en un contexto en el que va a sentirse representado: proyectos como el de Vessel, el de Huma o el de Cut Hands comparten esa violencia y fisicidad utilizada como declaración.

¿Qué concepto general hay tras Noir Noir? Tu música remite a la escuela industrial, el ruidismo, una estética oscura y algunas piezas respiran influencia cinematográfica…

Noir Noir es una amalgama de ideas que se forman como medio de expresión. Construyo en eso. Es cierto que hay elementos que remiten a el sonido industrial o ruidista. Creo que encajan en ese concepto sonoro, ayudan a generar ese ambiente.

¿Cuáles han sido tus principales influencias, a todos los niveles? Hablo de emociones, de autores, de música, literatura o arte…

Emocionalmente, para mi, es un proceso vital, una forma de exponer ideas planteadas desde un aspecto visceral y directo. Las influencias siempre están presentes. Me gusta esa dialéctica cercana al cine donde el concepto de sonido pasa por generar ambientes incómodos e inquietantes, me influencia bastante.

Sin conocerte imagino a un adolescente leyendo a Anton La Vey o viendo tapes de actuaciones de Throbbing Gristle. He acertado más o menos?

Con lo de adolescente, no mucho, pero sí que es cierto que me interesa demasiado el aspecto del ocultismo humano, el leer entre líneas, el analizar lo que no tiene demasiado sentido para desvelar algún secreto… Lo de Throbbing Gristle es evidente. Aciertas en casi todo!

Tus interpretaciones hacen imaginar ritos, ceremonias, y transmiten intensidad e inquietud. Es tu música una respuesta para algún sentimiento en concreto o más bien un reflejo de lo que hay en tu interior?

Es más cercano a lo que hay en mi interior, Noir Noir es un ritual para mi solo.

Muchos artistas experimentan y han experimentado con el ruido como respuesta al presente; la desesperación, el pesimismo, la fealdad del mundo. Te sientes hoy por hoy identificado con este, llamémoslo, canon?

Hoy y siempre. Dotar el presente de ese carácter contestatario y prismático que te da el ruido es necesario, no desde una vista pesimista, sino más como un espejo, donde todo el reflejo no es más que una visión distorsionada de nosotros mismos.

¿Cómo sueles trabajar? A la hora de conceptualizar un título o grabar una pieza?

Trabajo con grabaciones de campo, pistas muertas, bucles, teclas, voces y tiempo. Los conceptos de los títulos forman parte de ese proceso. Me grabo y me mezclo yo mismo.

¿Cómo concibes los directos? Los consideras una performance o un complemento a tus grabaciones? Qué influencia tienen en el material que luego editas?

Es una mezcla de las dos cosas, creo que la retórica de las grabaciones tiene que estar presente en los directos y a la vez dotarlos de un aspecto más experimental.

Con qué artistas o colectivos sientes más afinidad en Cataluña?

Siento afinidad con todo lo que supone una plus en mi experiencia como artista. Tocar por ahí con otros artistas, compartir experiencias, los sellos de aquí como III Arms, Triangulum Ignis, Bestiarie, Marbre Negre…

También me encanta las intervenciones de Conjunto Vacio, Màgia Roja, la gente de Antic Forn de Vallcarca.

Si atendemos a la acelerada desfiguración de lo que entendemos como valores o humanidad en nuestra era, tu obra puede ser una banda sonora más realista de lo que parece. Qué debe pensar el que decida adentrarse en Noir Noir?

Se podría ver de esta manera, como aportación sonora… Al que decida adentrarse, recomiendo hacerlo con la mente abierta y dispuesto a asimilar un concepto denso. Si es así, puedo asegurar que no deja indiferente a nadie.